Microsoft toma las riendas de las actualizaciones

Con su plan de PC gestionada

0
73

Microsoft se encargará del mantenimiento de Windows 10 como parte de la suscripción de dispositivo como servicio (DaaS) Microsoft Managed Desktop (MMD), afirmó la compañía.

“Gestionaremos todas las actualizaciones que ocurran en este dispositivo”, afirmó Nathan Mercer, gerente senior de marketing de producto, en una sesión de 15 minutos sobre el MMD en Ignite la semana pasada. “Gestionaremos todas las actualizaciones de las características de Windows 10. Tendrá actualizaciones Semi-annual Channel para este dispositivo. También administraremos las actualizaciones de Office y las actualizaciones de calidad mensuales que también provienen de Windows”.

Esos upgrades de funciones dos veces al año y las actualizaciones de seguridad mensuales, así como una serie de otras correcciones de errores para Windows que disparan el pipeline de actualización, se entregarán a través de Windows Update for Business (WUfB), un derivado del más conocido servicio Windows Update.

Como parte de la finalización de los servicios de sistema operativo de MMD, Microsoft también creará cuatro “anillos” de versión, esos anillos se llenan con los dispositivos que el personal de TI de la empresa asigna a varios grupos en Azure Active Directory (AAD). AAD es uno de los requisitos para implementar MMD.

“Vamos a configurar automáticamente una tipología de implementación basada en anillos entre bambalinas para esto, utilizando los grupos de Azure AD para que pueda implementarlo de forma programada para sus usuarios”, anotó Mercer.

Esos anillos se sincronizan con las recomendaciones de Microsoft desde hace mucho tiempo. Las PC en lo que la compañía denominó el anillo de “Prueba”, por ejemplo, reciben cada actualización de funciones en el primer día de disponibilidad, mientras que las del próximo anillo, etiquetadas como “Primero”, realizan el upgrade 30 días después. El último de los cuatro aros, etiquetado como “Amplio”, recibe la actualización de la característica 30 días después de que Microsoft ofrece el código a todos los interesados, empresas incluidas. Microsoft llama a este paso “Semi-annual Channel”, mientras que el predecesor, entregado inmediatamente a los consumidores, se llama “Semi-annual Channel (targeted)” en cambio.

Demoras similares, pero mucho más cortas, se crean en la difusión de las actualizaciones de seguridad mensual, que la mayoría de los clientes conocen como actualizaciones de “Martes de Parche” pero a las que Microsoft prefiere llamar “actualizaciones de calidad”. Los anillos Prueba y Primero reciben los parches el día del lanzamiento, mientras que “Rápido”, el tercer anillo, y Amplio los reciben uno y cinco días después, respectivamente.

Pero Microsoft no puede hacer magia. Si el upgrade o la actualización fallan, en última instancia, puede transferir el trabajo al personal de TI y de soporte del cliente.

Algunos problemas pueden resolverse por sí solos, según Microsoft. Si un upgradeo actualización fallan (y Microsoft lo sabe directamente a través de la telemetría de los servidores de Redmond), entonces todo lo que está en ese anillo y todos los siguientes anillos, se pone en pausa.

Si se descubre un problema durante la implementación de una actualización de calidad para el anillo Primero, entonces Primero, Rápido y Amplio son puestos en pausa hasta que el problema se resuelve”, afirmó Microsoft en un documento de soporte. De forma predeterminada, la pausa dura 35 días, pero puede reducirse o ampliarse, “dependiendo de si se resuelve el problema”, añade el documento de soporte. No quedó claro si Microsoft o el cliente liberaría al upgrade o a la actualización de la pausa.

Sin embargo, parece probable que la TI interna tenga que intervenir a veces: aunque Microsoft incluye soporte de mesa de ayuda como parte del acuerdo -los usuarios finales pueden iniciar un chat en línea o, en caso de emergencia, usar un número gratuito si “no puedo iniciar sesión en el dispositivo o el dispositivo está malogrado”- el desarrollador no se está metiendo en terreno enemigo.

“Nos estamos asociando con, no reemplazando a, su mesa de ayuda corporativa”, afirmó Microsoft.

Gregg Keizer, Computerworld