La ciudad inteligente de Toronto en riesgo ante la privacidad de los datos

0
61

Prácticamente todas las llamadas ciudades inteligentes, incluidas las de Dubai y China, se han convertido en ciudades de vigilancia.

La ciudad inteligente que Alphabet.Inc está desarrollando en el paseo marítimo de Toronto, se ha topado con un importante escollo en temas de privacidad de datos.

Hace un año, Sidewalk Labs y Waterfront Toronto anunciaron su plan para convertir una parcela de 4,9 hectáreas de tierra en el lago Ontario en una “ciudad del futuro”, donde todo estaría digitalizado. Ahora, este proyecto se ha visto envuelto en una controversia sobre cómo se utilizarán los datos de los teléfonos inteligentes, sensores y similares.

A final de octubre, Ann Cavoukian, ex comisionada de privacidad de Ontario renunció a su función de consultora en Sidewalk Labs, citando las preocupaciones de que se está pasando por alto un marco de privacidad que ella desarrolló.

“Sentí que no tenía otra opción porque Sidewalk Labs me había dicho que todos los datos recopilados se anularían en la fuente”, dijo. Cavoukian es uno de los principales expertos en privacidad de Canadá y defensora de los derechos de privacidad de los ciudadanos.“Su información personal, su privacidad es fundamental. No es solo un derecho humano fundamental. Es la base de nuestra libertad”, dijo Cavoukian. Con todo, la experta señaló que consideraría regresar si este principio se garantiza.

Ahora, Ann Cavoukian se reunirá con Waterfront Toronto, la organización gubernamental que supervisa el proyecto, esta semana para buscar el compromiso de que la información recopilada se “desidentificará en la fuente”.

“Si no puede insistir en que los datos se des-identifiquen en la fuente, tendrá una ciudad de vigilancia porque todos quieren acceso a datos de identificación personal”, dijo Cavoukian en una entrevista. “Ese es el tesoro y eso es exactamente lo contrario de lo que queremos”.

La experta fue contratada como asesora remunerada por Sidewalk Labs en diciembre pasado para integrar su marco de “privacidad por diseño” en el proyecto. El modelo sostiene que la privacidad debe incorporarse a los sistemas de datos, diseños de proyectos y tecnologías de forma predeterminada y ha sido utilizada por organizaciones internacionales, incluida la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos.

Prácticamente todas las llamadas ciudades inteligentes, incluidas las de Dubai y China, se han convertido en ciudades de vigilancia, según Cavoukian. Esperaba que Toronto se oponía a la tendencia.

“Tengo muchos contactos internacionales y cuando escucharon que Sidewalk Labs me contrató para integrar la privacidad por diseño, todos se mostraron muy optimistas de que íbamos a obtener un modelo para una ciudad inteligente con privacidad en lugar de vigilancia”, dijo Cavoukian. dijo. “Todo eso ha cambiado ahora, así que hay mucha preocupación”.

Dan Levitan, un portavoz de Sidewalk, dijo que la compañía cree que se necesita un cuerpo independiente para establecer reglas de privacidad para el desarrollo. “Es realmente una cuestión de quién escribe las reglas: nuestro punto es que podemos escribir reglas para nosotros mismos, pero no es nuestro lugar imponer reglas en este lugar en general, porque no pensamos que nosotros ni ninguna entidad debamos imponer las reglas”.

IDG.es