El SD-WAN se perfila como la principal opción en redes para las organizaciones europeas

Una encuesta apunta a planes mayoritarios para transformar la red WAN con software, aunque aún hay obstáculos en el proceso.

0
66

El incremento del tráfico en redes obliga a una modernización de la infraestructura: la adopción de cloud, el trabajo entre centrales y sucursales, los modelos SaaS llevan a una mayor carga de actividad, además de a una creciente complejidad de su organización. En este proceso, la tecnología SD-WAN se está imponiendo como el modelo que más atracción suscita. Es una de las hacia en las que los responsables de sistemas de las empresas están dirigiendo sus apuestas, como confirma un nuevo estudio de Barracuda Networks.

Realizado a través de una encuesta a más de 400 encargados de TI y redes de EMEA de empresas de distintos sectores, el estudio profundiza en el estado actual del despliegue de SD-WAN en la región. Una situación que se muestra bastante positiva: las tres cuartas partes de los encuestados están en alguna fase del proceso de implantación o planean hacerlo en el corto plazo. En concreto, un tercio dicen estar en pleno despliegue, el 26% ya ha actualizado sus redes al modelo software-defined y lo usa de forma masiva, y un 18% lo hará a lo largo del próximo año. Del cuarto restante de encuestados, únicamente un 11% no tiene planes sobre SD-WAN o aún no se lo han planteado.

Aunque un tercio de los resposables de TI encuestados dicen controlar por completo la tecnología, no todas las organizaciones tienen la capacitación necesaria para el trabajo con estas redes. Un 46% de los participantes en la encuesta reconocen lagunas en su conocimiento de SD-WAN, un 17% dice saber lo mínimo y un 4% nada. Esto puede afectar a su implantación: tres de cada diez de los encuestados que aún no han adoptado estas soluciones dice que la falta de habilidades a nivel interno es uno de los grandes obstáculos para su despliegue.

Entre los que sí han adoptado ya soluciones definidas por software para redes WAN, el proceso se ha traducido en distintos logros. La gran mayoría, 46 y 45%, refieren una mejora en la seguridad de la red y en su flexibilidad y agilidad. Entre el 42 y el 40% de los encuestados han visto favorecida la conectividad y el desempeño de las aplicaciones, y detectan una reducción en el gasto general. Apenas un 1% dice no notar ningún efecto.

Pese a que la mejora en la seguridad es el beneficio más citado por los participantes, aún se mantienen ciertas preocupaciones. Tras el despliegue, un 29% dicen que la seguridad de SD-WAN es mejor que las de las soluciones VPN o firewall tradicionales, y casi la mitad, el 46%, piensa que es igual. Sin embargo, la renovación en redes no les ahorra todos los quebraderos de cabeza: un 20% dicen estar extremadamente preocupados por la vulnerabilidad de la red SD-WAN a un ciberataque, y un 46% se definen como muy preocupados. Consideran que las mayores amenazas vienen de la mano del malware, de ataques internos maliciosos o ransomware. Lejos de dormirse en los laureles, los responsables de TI saben que el trabajo en protección no termina en el despliegue de SD-WAN. Un 48% está formando a la plantilla interna en la nueva herramienta para mejorar la seguridad, un 46% ha contratado a profesionales del tema y un 44% ha desarrollado una nueva estrategia de ciberseguridad.

Aún con la preocupación por la protección de los sistemas como uno de sus grandes factores, el despliegue de SD-WAN parece un proceso imparable, ante el que los equipos de TI deben acelerar su fase de adaptación.

IGD.es