La naturaleza cambiante de la competitividad plantea desafíos para el futuro de la economía global (2/2)

1
321

Aparte de Singapur y Japón, la región administrativa especial de Hong Kong (7º; 82,3) es la tercera economía de la región de Asia Oriental y el Pacífico que figura en el “top ten”, lo que confirma la opinión generalizada de que el impulso de crecimiento global en la región durará.

Estas tres economías disponen de infraestructura y conectividad física y digital de categoría mundial, estabilidad macroeconómica, importante capital humanoy unos sistemas financieros perfectamente desarrollados.

Australia (14º; 78,9) y Corea (15º; 78,8) figuran entre los 20 primeros. La mayor divergencia en esta región radica en el desarrollo de un ecosistema de innovación: Nueva Zelanda ocupa el puesto 20° en el pilar de Capacidad de Innovación, mientras que la República de Corea se sitúa en octava posición.

Los mercados emergentes como Mongolia (99º; 52,7), Camboya (110º; 50,2) y la República Democrática Popular Lao (112º; 49,3) solo están a medio camino de la frontera, lo que los hace vulnerables a un impacto repentino, como un aumento más rápido de lo esperado de los tipos de interés de las economías avanzadas y una escalada de las tensiones comerciales.

De la agrupación de países BRIC de los grandes mercados emergentes, China es el más competitivo, con 28 puntos en el Índice de Competitividad Global y con una puntuación de 72,6. Le sigue Rusia, que ocupa el puesto 43°. Estos son los dos únicos que aparecen en el “top 50”.

A continuaciónestá India, que ocupa el lugar 58°, subiendo cinco puestos en 2017: con una puntuación de 62, registra el mayor incremento con respecto a cualquier país del G20. A India le sigue Sudáfrica, que cae 5 puestos este año hasta ocupar el 67°. Y en último lugar está Brasil, que baja 3 puestos hasta el 72°.

Europa se compone de un noroeste muy competitivo, un sudoeste relativamente competitivo, una región noreste creciente y un sudeste rezagado. Pese a la continua fragilidad de los recientes cambios políticos, los factores básicos de competitividad del continente, como la salud, la educación, la infraestructura y las capacidades, están firmemente instaurados.

Suecia (9º; 81,7) es el mejor clasificado de las economías nórdicas, mientras que Francia (17º; 78,0) figura en el “top 20”. Las mayores disparidades en la región se manifiestanen los ecosistemas nacionales de innovación, ya que los países de Europa del Este y los Balcanes carecen de infraestructurasbásicasde innovación, mientras que países como Alemania y Suiza marcan los estándares globales en términos de innovación.

Chile (33º; 70,3) lidera por un amplio margen la región de Latinoamérica y el Caribe, situándose por delante de México (46º; 64,6) y Uruguay (53º;  62,7). Venezuela (127º; 43,2) y Haití (138º; 36,5) cierran la lista.

La competitividad de la región sigue siendo frágil y podría verse amenazada por una serie de factores, entre los que cabe citar un mayor riesgo de proteccionismo comercial en Estados Unidos; las repercusiones de la crisis económica y humanitaria de Venezuela; la incertidumbre política a raíz de las elecciones en las mayores economías de la región y las perturbaciones derivadas de las catástrofes naturales que amenazan al Caribe.  La inseguridad y la debilidad de las instituciones representan dos de los mayores desafíos para la mayoría de los países.

El rendimiento de la competitividad en Oriente Medio y el Norte de África sigue siendo dispar, con Israel (20º; 76,6) y los Emiratos Árabes Unidos (27º; 73,4), que lideran el camino en la región. Arabia Saudí ocupa el puesto 39° con una puntuación de 67,5 sobre 100. El hincapié en la conectividad intrarregional, en combinación con las mejoras en la disponibilidad de las TIC y la inversión en capital humano, mejorarían la capacidad de la región para innovar, fomentando el dinamismo empresarial y aumentando su rendimiento competitivo.

Diecisiete de las treinta y cuatro economías del África subsahariana estudiadas se encuentran entre las 20 peores, y la media de la región (45,2) la sitúa a menos de mitad de camino de la frontera. Mauricio(49º, 63,7) encabeza la región, por encima de Sudáfricay a una distancia de casi 30 puntos y 91 posiciones de Chad(140º, 35,5). Kenia ocupa la 93ª posición, con una puntuación de 53,7 mientras que Nigeria se sitúa en el puesto 115 con una puntuación de 47,5 sobre100.

Acerca de la metodología del Índice de Competitividad Global 4.0z
Gracias a cuatro décadas de experiencia en evaluación comparativa de la competitividad, el Índice de Competitividad Global 4.0 del Foro Económico Mundial es un nuevo indicador compuesto que evalúa el conjunto de factores que determinan el nivel de productividad —considerado en términos generales como el determinante más importante del crecimiento a largo plazo.

El marco del Índice de Competitividad Global 4.0 gira en torno a 12 principales motores de productividad. Estos pilares son:

  • Instituciones e infraestructuras
  • Preparación tecnológica
  • Contexto macroeconómico
  • Salud, educación y capacidades
  • Mercado de productos
  • Mercado laboral
  • Sistema financiero
  • Tamaño de mercado
  • Dinamismo empresarial e Innovación
  • Centro para la Nueva Economía y Sociedad

El Informe forma parte del Centro para la Nueva Economía y Sociedad del Foro Económico Mundial, persigue la construcción de economías dinámicas e inclusivas en una era de cambio tecnológico y político acelerado, proporcionando a los líderes una plataforma para comprender y prever las tendencias económicas y sociales emergentes y para adaptar políticas y prácticas a nuestro contexto en rápida evolución.

Una parte importante de la labor del centro se enfoca en la configuración de los marcos idóneos para fomentar el crecimiento y la inclusión, lo que incluye un acelerador de la política industrial y la competitividad en la Cuarta Revolución Industrial.  El centro también apoya a las economías desarrolladas y emergentes en la creación de colaboraciones público-privadas para salvar las brechas competenciales y prepararse para encarar el futuro del trabajo como parte de su agenda de capital humano.

En último término, actúa a modo de banco de pruebas para explorar los perfiles emergentes de la nueva economía, incluyendo el replanteamiento del valor económico, las estrategias de inversión para la creación de puestos de trabajo, los nuevos principios para la economía del concierto y las nuevas redes de seguridad.

El Foro Económico Mundial es la organización internacional para la cooperación público-privada para la mejora de la situación mundial.  El Foro compromete a líderes políticos, empresariales y otros líderes de la sociedad para conformar las agendas mundiales, regionales y sectoriales. (Fin parte 2/2 – Parte1/2 aquí)

Fuente: Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF)

1 COMENTARIO

Comments are closed.