Elevación: en Ces, en Las Vegas, Hyundai presenta el vehículo “de rescate de cuatro patas”

Gracias a la suspensión extensible, puede superar obstáculos de hasta un metro y medio de altura.

0
128

En el Consumer Electronics Show de Las Vegas, la feria americana más importante dedicada a la tecnología, Hyundai presentó el prototipo de un vehículo de rescate con tracción eléctrica, equipado con suspensiones extensibles con seis grados de libertad: funcionan casi como la rodilla.

“Cuando se produce un tsunami o un terremoto, los vehículos de rescate actuales pueden transportar a los equipos de respuesta rápida solos hasta el borde del campo de escombros. El resto del camino, los rescatadores tienen que hacerlo a pie. El concepto Hyundai Cradle Elevate, por otro lado, puede guiar el rescate en la escena y escalar los escombros”, explica John Suh, vicepresidente y director de Hyundai Cradle (acrónimo de Center for robotic-augmented design in living experiences), que se ocupa de las nuevas formas de movilidad y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Hyundai explica cómo las primeras 72 horas después de un desastre natural (y no) son cruciales para salvar tantas vidas como sea posible. Por lo tanto, es esencial acelerar la llegada de los socorristas sobre el terreno: sin embargo, precisamente debido al terreno escarpado de escombros o escombros, las operaciones logísticas pueden ser más largas, con todas las víctimas que ello puede acarrear. Es muy útil para llegar a donde los otros vehículos no pudieron ir. El mérito es, como se ha dicho, todo el sistema de suspensión del vehículo, que se extiende para superar obstáculos de hasta 152 cm de altura.

“Esta tecnología va mucho más allá de las situaciones de emergencia”, dice John Suh: “Las personas con discapacidades que no tienen acceso a una rampa móvil podrían beneficiarse de la tecnología independiente de Hyundai Elevate, que podría ir hasta la puerta principal y permitir que la silla de ruedas entre en el vehículo. Las posibilidades son infinitas”.

Hyundai Cradle

Para que el vehículo pueda adaptarse al rescate médico, al transporte de alimentos o incluso a la exploración de áreas hostiles. Por no hablar de las posibles aplicaciones en el entorno urbano, como en el caso del transporte de personas con discapacidad, precisamente. Además, el vehículo puede alcanzar velocidades de autopista, como un coche convencional: esto amplía aún más su campo de aplicación. Los motores eléctricos compactos están integrados en las ruedas, las cuatro con una dirección de 360°, como las de un carro de la compra: esto significa que el vehículo también puede moverse lateralmente.


“Al combinar la potencia de la robótica con la última tecnología de tracción eléctrica de Hyundai, Elevate tiene la capacidad de llevar a las personas donde ningún coche ha estado antes y redefinir nuestra percepción de la libertad vehicular”, dijo David Byron, director de diseño de Sundberg-Ferar (el equipo creativo multidisciplinar que participó en el proyecto): “Imagina un coche atascado en una zanja de nieve a sólo 3 metros de la autopista, pero capaz de’caminar’ o escalar el terreno traicionero, capaz de volver a la carretera y salvar potencialmente a los pasajeros heridos: este es el futuro de la movilidad vehicular.

Fuente: Redacción Cambio Digital On Line