En 2018 se duplicó el número el número de compañías que incorporó IA en sus procesos de negocio

0
84

La transformación y digitalización de procesos, niveles de inversión adecuada y una estrategia para desarrollar el talento de nuevos perfiles son considerados los principales catalizadores para un buen uso de la IA,

Según el informe sobre Inteligencia Artificial (IA) elaborado por McKinsey & Company en el último año se ha multiplicado por dos el número de empresas que ha incorporado al menos una capacidad de IA en sus procesos de negocio, certificando así la rápida expansión de esta tecnología en un entorno cada vez más digital.

La IA se encuentra en pleno crecimiento, aunque, el número de organizaciones que usan esta tecnología de forma global sigue siendo moderado. El 47% de los encuestados afirma que sus empresas han incorporado al menos una capacidad de IA en sus procesos de negocio, un 27% más que en 2017, mientras que un 30% dice que sus compañías están implementando programas piloto. Por otro lado, sólo el 21% manifiesta que sus organizaciones han integrado la IA en varias divisiones de negocio.

Aunque la aplicación de IA está aún en su fase inicial, las compañías que la están aplicando ya pueden ver sus beneficios, según el 41% ha generado mucho impacto.

En cuanto a la inversión en IA, un 58%, aseguró que sus compañías destinan menos de una décima parte del presupuesto digital a la IA, aunque siete de cada diez encuestados espera que la inversión en este campo aumente en los próximos dos años.

Además, según los encuestados es clave desarrollar una estrategia definida que incorpore esta nueva tecnología a los procesos existentes. Además, es importante que la implementación de la IA se realice en distintos departamentos, evitando la creación de “silos funcionales” que limiten el uso de datos por toda la compañía.

IDG.es