Huawei se enfrenta a una investigación criminal en EE.UU. por robar tecnología T-Mobile

0
273

Los fiscales federales han iniciado una investigación criminal contra la compañía china por supuestamente robar «secretos comerciales» al socio comercial T-Mobile.

No es un secreto que Huawei y el gobierno de los Estados Unidos no se llevan bien. Las tensiones se producen en un contexto de los esfuerzos del presidente Donald Trump por obtener más manufactura en el territorio de los Estados Unidos y aplicar fuertes aranceles a los productos chinos por lo que afirma son prácticas comerciales desleales de Beijing.

Según informa el Wall Street Journal, la investigación se debe en parte a una demanda que la compañía de telecomunicaciones T-Mobile interpuso contra Huawei en 2014. Además, un jurado de Seattle en 2017 acordó que Huawei había malversado secretos comerciales, pero determinó que las acciones no eran «deliberadas y maliciosas». El empleado admitió más tarde que se robó la pieza para mejorar el propio robot de prueba de Huawei.

Según el informe, en el momento en que ocurrió este supuesto robo de tecnología, T-Mobile ordenó que los teléfonos de Huawei se vendieran a sus clientes.

En Capitol Hill, el senador Tom Cotton y el representante Mike Gallagher, ambos republicanos, junto con el senador Chris Van Hollen y el representante Ruben Gallego, ambos demócratas, presentaron los proyectos de ley que obligarían al presidente a prohibir la exportación de componentes estadounidenses a cualquier compañía de telecomunicaciones china que viola las leyes de control de exportaciones o sanciones de los Estados Unidos.

«Huawei es efectivamente un brazo de inteligencia del Partido Comunista Chino cuyo fundador y CEO fue un ingeniero para el Ejército Popular de Liberación», escribió el senador Cotton en un comunicado.

Aunque en una reciente aparición, el CEO de Huawei lo ha negado: «Nunca hemos espiado para China y nunca dañaría personalmente a mis clientes ni a mí mismo, y mi empresa no respondería a tales solicitudes»

A todo ello, continúa la tensión por el caso Meng, hija del fundador que se encuentra bajo arresto domiciliario a la espera de un procedimiento.

IDG.es

Artículo anteriorAWS Backup, el nuevo servicio de Amazon Web Services
Artículo siguienteColt Intelligent Communications: integración de red, voz y soporte para impulsar la transformación digital