Trump se blinda contra el supuesto espionaje chino

0
179

Pese a que en la nota emitida por Donald Trump no se hace referencia explícita a Huawei, esto no es más que un nuevo episodio en la ya larga guerra que mantienen las autoridades estadounidenses con la compañía china.

La guerra entre Estados Unidos y China/Huawei sigue candente. Desde la Casa Blanca, Donald Trump ha declarado mediante un comunicado, la emergencia nacional para prohibir a las compañías de EEUU usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a EEUU, lo que podría restringir los negocios con firmas chinas como Huawei.

Hasta la fecha, Estados Unidos ya ha restringido a los contratistas del gobierno y a las agencias federales el uso de la tecnología suministrada por Huawei o sus subsidiarias. Ahora esta nueva Orden Ejecutiva otorga al Secretario de Comercio Wilbur Ross y a otras agencias federales amplios poderes de supervisión y aprobación sobre las transacciones de las compañías privadas.

«La Orden Ejecutiva prohíbe ciertas transacciones que involucran tecnología o servicios de información y comunicaciones cuando el Secretario de Comercio (Secretario), en consulta con el Secretario del Tesoro, el Secretario de Estado, el Secretario de Defensa, el Procurador General, el Secretario de Seguridad Nacional, el Representante Comercial de los Estados Unidos, el Director de Inteligencia Nacional, el Administrador de Servicios Generales, el Presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones y, según corresponda, los jefes de otros departamentos y agencias ejecutivas (agencias), así lo hayan determinado» explica el comunicado.

Pese a que en la nota emitida por Donald Trump no se hace referencia explícita a Huawei, esto no es más que un nuevo episodio en la ya larga guerra que mantienen las autoridades estadounidenses con la compañía china.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha emitido una serie de acusaciones sin precedentes contra piratas informáticos chinos desde el pasado mes de septiembre, además de apuntar específicamente a empresas como ZTE y Huawei, a las que Estados Unidos también ha acusado de espiar para el gobierno chino.

Sin duda esta guerra comercial está levantando mucho más que revuelo. Europa se encuentra en una posición incómoda presionada por ambas partes para que tome partido. Javier Solana, presidente de ESADEgeo, exministro socialista y ex secretario general de la OTAN se pronunciaba en twitter al respecto: «Vuelvo de China más preocupado. Las sanciones a Huawei impuestas por Trump hace subir la tensión. La desconfianza aumenta. Europa tiene que pensar muy bien cómo se comporta».

Por su parte, China ha advirtido a EEUU de que el veto a Huawei podría «dañar» sus relaciones comerciales.

Huawei responde
En lo que respecta a Huawei, no han tardado en pronunciarse emitiendo el siguiente comunicado:

«Huawei es el líder indiscutible en 5G. Estamos listos y dispuestos a colaborar con el gobierno de EE. UU. y proponer medidas efectivas para garantizar la seguridad del producto.

Restringir a Huawei del negocio en Estados Unidos no hará que Estados Unidos sea más seguro o más fuerte. Solo servirá para limitar a EE. UU. con alternativas más caras y de menor calidad, dejando a EE. UU. rezagado en el despliegue de 5G y perjudicando los intereses de sus empresas y consumidores.

Además, las irracionales restricciones infringirán los derechos de Huawei y plantearán otros graves problemas legales».

IDG.es