Google le quita Android a Huawei ¿Qué pasará ahora?

0
280

Imagina un teléfono inteligente Android sin Gmail, Chrome, Google Docs Apps y YouTube. No hay mapas ni actualizaciones con nuevas características. Esto podría sucederle a los teléfonos inteligentes Huawei después de que Google haya suspendido toda cooperación con el gigante chino, cumpliendo con una solicitud de la administración Trump. Huawei Technologies y más de 70 afiliados fueron agregados la semana pasada a la lista negra de compañías que pueden «poner en peligro la seguridad nacional» y que no pueden comprar partes y componentes de compañías estadounidenses sin la aprobación del Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

Choque de gigantes
Es una prueba más de la fuerza de la administración estadounidense, después de repetidas amenazas y acusaciones. Trump argumenta que los chinos pueden interceptar las comunicaciones que pasan a través de sus dispositivos, y apunta sobre todo a impedir que Huawei tenga acceso al mercado estadounidense para la infraestructura de redes celulares de próxima generación, la 5G que está próxima a su debut comercial. Detrás de la cuestión de la seguridad nacional, sin embargo, una realidad muy diferente podría ocultarse: Huawei es de hecho el primer fabricante en el mundo de equipos para 5G, y entre sus competidores no hay ninguna empresa estadounidense. Además del Zte chino, de hecho, los otros dos gigantes son europeos: Ericsson y Nokia.

Pero Huawei y Zte están en una posición especial, porque cubren toda la cadena de comunicaciones celulares, desde equipos hasta software, desde servicios hasta infraestructura, hasta dispositivos para usuarios finales (smartphones, módems, etc.). De hecho, la prohibición también se aplica a los teléfonos inteligentes, que no han estado en el mercado en los Estados Unidos desde hace años.

Aun así, sin embargo, Huawei se ha convertido en pocos años en el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo (vendió 59,1 millones de teléfonos inteligentes en el último trimestre, el 19% del total), superando a Apple y ganando de cerca a Samsung. La empresa con sede en Shenzhen no oculta el hecho de que su objetivo es el primer lugar, y ahora la decisión de Trump podría ralentizar su ascenso, si no comprometerlo definitivamente, porque incluso los fabricantes de chips como Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom no serán capaces de proporcionar software y componentes críticos a Huawei.

Soluciones Propietarias
Los smartphones de Huawei ya cuentan con sus propios procesadores; los smartphones de gama alta como el P30 Pro utilizan los chips Kirin, que han demostrado poder competir frente a los Qualcomm, utilizados por la mayoría de los competidores. Para los módems y otras partes, hace tiempo que han desarrollado soluciones patentadas en Shenzhen, por lo que el impacto de la prohibición a nivel de hardware podría ser relativamente limitado. Es más difícil decir cuánto se verá afectado por la prohibición de acceso a software y patentes otorgada hasta ahora por las empresas estadounidenses, también porque Huawei gasta miles de millones de dólares cada año en investigación, y se encuentra entre las empresas del mundo con el mayor número de patentes registradas cada año. También está trabajando en un sistema operativo alternativo a Android: era el «plan B» anticipado por el director general Richard Yu hace sólo un par de meses; entonces parecía una posibilidad remota, hoy podría hacerse realidad.

Lo que sucede ahora
Los smartphones producidos hoy por la compañía china seguirán funcionando, así como todas las aplicaciones instaladas, que también pueden actualizarse siempre que sean compatibles con la versión actual de Android. Es difícil saber qué servicios de Google seguirán siendo accesibles. «Nos apegamos a la orden y analizamos las consecuencias», explicó Google en un comunicado a la agencia AFP. «Para los usuarios de nuestro servicio, las protecciones de seguridad de Google Play y Google Play Protect seguirán funcionando en los dispositivos Huawei existentes. Esto también lo confirma un tweet de la cuenta oficial de Android.

Y qué hay de Google Maps y YouTube? Y el paquete de aplicación Google Docs? Aquí la respuesta es menos clara, porque se trata de servicios que Mountain View proporciona a todas las plataformas, y que estrictamente no forman parte del sistema operativo; muchos son accesibles desde el navegador, incluso a través de teléfonos inteligentes, y sin embargo puede ser más difícil utilizarlos como lo hacen hoy en día.

Sin embargo, Huawei todavía puede utilizar la versión del sistema operativo Android disponible a través de una licencia de código abierto (AOSP). Otros fabricantes chinos más pequeños lo hacen, por lo que pueden vender dispositivos a precios más bajos, ya que no tienen que pagar a Google por las licencias de software.

Amazon también lo hace, adoptándolo -en una versión muy personalizada- para la serie de tabletas Fire. Así que, si el sistema propietario de Huawei no está listo todavía, podrían usar Android de código abierto en Shenzhen y adaptar la interfaz actual, que ya es diferente de la estándar de Google. Es más difícil garantizar el acceso a aplicaciones y servicios, pero vale la pena recordar que los smartphones Android que se venden hoy en día en China ya carecen de casi todos los servicios de Mountain View: no pueden acceder a Maps, no tienen Google Assist o Maps, y en lugar de Play Store hay varias otras tiendas donde descargar e instalar aplicaciones. Por lo tanto, el impacto será mínimo en el mercado nacional, en el que competidores como Tencent y Baidu ofrecen alternativas. Para el mercado global, sin embargo, los servicios de Google son ahora un estándar, dado que Android es el sistema operativo adoptado por el 85% de los teléfonos inteligentes, y será difícil para Huawei convencer al resto del mundo de que adopte sus plataformas.

Los que ganan, los que pierden.
Si la prohibición se confirmara y se volviera permanente, Huawei tendría. al menos al principio, un serio daño económico, porque sus teléfonos inteligentes seguirían siendo más bajos que sus competidores Android; más limitados y engorrosos en el uso de aplicaciones de Google, más expuestos a problemas de seguridad, virus y malware. Una amarga ironía, desde hace cuatro años, para mostrar las características más avanzadas de Android 6, Google eligió Huawei y colaboró con la empresa china para el smartphone Nexus 6P. El daño, sin embargo, es también para Google, que no recogerá las licencias de Android y perderá millones de usuarios en todo el mundo (así como sus valiosos datos). Este sería el momento adecuado para Google, si quisiera impulsar sus productos: la serie Nexus ya no existe, pero acaba de lanzar el excelente Pixel 3a, el primer ejemplo de hardware Mountain View para la gama media.

Por otro lado, sin las licencias para pagar a Mountain View, tal vez los teléfonos inteligentes Huawei sean aún más baratos (especialmente la marca de bajo costo Honor). Esto no será suficiente para contrarrestar el empuje en los mercados occidentales de otros fabricantes chinos, como OnePlus, Oppo, Xiaomi, que seguirán adoptando la última versión de Android con todas las actualizaciones y servicios. La prohibición también podría ser una ventaja para Apple, pero no es seguro que en la guerra de represalias y chantajes la Apple no esté afectada al final.

La posición de Huawei
En una nota, la compañía china especifica su posición: «Huawei ha hecho una contribución sustancial al desarrollo y crecimiento de Android en todo el mundo. Como uno de los principales socios globales de Android, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria. Huawei continuará proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios post-venta a todos los productos Huawei y Honor existentes para smartphones y tabletas, incluyendo aquellos vendidos o aún disponibles en todo el mundo. Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para ofrecer la mejor experiencia a todos los usuarios del mundo.

Redacción Cambio Digital On Line