Qué Android ni qué Android: ARM es la veradera opción «dracarys» de Trump contra Huawei.

0
198

Una circular interna instruye a los empleados de ARM, quienes desarrollan la tecnología detrás de los microprocesadores usados por Huawei, a cesar toda comunicación con las compañías prohibidas por los Estados Unidos.

Como ya hemos visto, la prohibición de la administración estadounidense de comerciar e intercambiar tecnología con Huawei podría tener consecuencias más leves de lo pensado en lo referente  el sistema operativo Android, al menos para los usuarios finales y en un futuro próximo. De hecho, el fabricante chino tendría la posibilidad de utilizar la versión de código abierto de Android, disponible de forma gratuita, y no sería imposible para los clientes instalar aplicaciones de Google de forma independiente.

Sin embargo, la medida estadounidense está afectando a otro proveedor, probablemente más crítico para la producción de smartphone de Huawei: ARM, que diseña la tecnología detrás de los microprocesadores utilizados en los teléfonos inteligentes, y no sólo esos. Aunque la empresa ARM es de propiedad del banco japonés Softbank y tiene su sede en Gran Bretaña, su tecnología se desarrolla en parte en los Estados Unidos, donde la empresa tiene ocho emplazamientos, por lo que estaría sujeta a restricciones de exportación. Y esto representaría un golpe mucho más duro para Huawei, y para todo el mercado en general.

Al igual que con las restricciones al comercio con Irán impuestas por los Estados Unidos, también a través de disposiciones en el circuito financiero SWIFT, independientemente de la nacionalidad de las partes implicadas en los intercambios comerciales, los Estados Unidos están imponiendo cada vez más su política exterior y comercial también a terceros países.

Según la BBC, que informa  basada en extractos de una comunicación interna de ARM, se le pidió a los empleados de la empresa que suspendieran todas las interacciones con Huawei y sus subsidiarias, entre las que destaca HiSilicon, que produce microprocesadores basados precisamente en la tecnología ARM. Los empleados fueron autorizados a informar a sus contactos que «debido a una situación desafortunada, no se les permite proporcionar soporte, liberar tecnología (software u otra información) o discutir asuntos técnicos con Huawei, HiSilicon u otras compañías incluidas en la entity-list».

Los empleados de ARM que se reúnan con personal de Huawei en eventos públicos tendrán que «declinar e interrumpir cortésmente» cualquier conversación sobre el negocio, dice el memorándum, que señala que los individuos también pueden ser considerados responsables de violar las pautas.

Aunque el Departamento de Comercio de los Estados Unidos ha concedido a las empresas una prórroga de 90 días para evitar repercusiones abruptas en el mercado, la BBC no está al tanto de que las disposiciones de la ARM hayan sido modificadas.

El martes, Huawei dijo que estaba trabajando en un «plan B» para Android, acelerando el desarrollo de su propio sistema operativo independiente, que había estado en marcha durante algún tiempo. Sin embargo el desarrollo de una nueva tecnología patentadas para microprocesadores es más largo y complicado, pero no fuera del alcance de una empresa como Huawei, que puede que no tenga otra alternativa si la prohibiciones continúan.

En el futuro inmediato, poco cambiará: la próxima generación de chips HiSilicon (Kirin 985) ya ha sido desarrollada con tecnología ARM y probablemente verá la luz en otoño. La prohibición de colaboración sólo debería aplicarse a los componentes futuros, según una fuente de la BBC.

La industria china de semiconductores no está muy desarrollada, pero está creciendo a un ritmo muy elevado. Si se ve forzada por los acontecimientos, China tiene ciertamente la oportunidad de invertir grandes cantidades de dinero en este sector, de liberarse de las tecnologías occidentales, principalmente estadounidenses, de las que depende hoy en día. Y esto podría ser un bumerán que la industria de EE.UU. debería tener en cuenta.

Redacción Cambio Digital On Line