Starbucks integra ‘blockchain’, IA e IoT para mejorar la personalización del servicio

0
153

La multinacional cuenta con la tecnología de Microsoft para adaptar su servicio al cliente de la mano de las nuevas tecnologías.

La cadena de cafeterías Starbucks, una de las marcas más conocidas a nivel global, se encuentra inmersa en un proceso de actualización enfocado en lograr una mayor personalización de sus productos a la demanda de sus consumidores. Esto pasa por varias claves digitales: ‘blockchain’, ‘machine learning’ e IoT y la nube, un proceso en el que va de la mano de Microsoft. Así lo explicaba el CEO de la firma tecnológica, Satya Nadella, en la conferencia Microsoft Build 2019.

En relación a la tecnología de la cadena de bloques, Starbucks aprovecha esta herramienta en beneficio de la trazabiidad alimentaria, una aplicación del ‘blockchain’ que está aunando bastantes proyectos en los últimos tiempos. La firma quiere que los clientes puedan conocer toda la información vinculada a la cadena de suministro del café de sus tiendas a través de una nueva funcionalidad en la app móvil, con la que también pueden conocer cómo repercute su consumo en los productores de café. Vinculan este proyecto con sus iniciativas en agricultura responsable, por lo que también dan importancia a que la parte productora, y no solo el consumidor, sepa la ruta que sigue su producto. En este aspecto, la compañía trabaja con Azure Blockchain Service de Microsoft.

La inteligencia artificial se integra también en la aplicación móvil de Starbucks en la forma de aprendizaje de refuerzo, una variante de ‘machine learning’. Esta tecnología, que se aloja en Azure, la nube de Microsoft, permite analizar la información suministrada para realizar sugerencias de pedidos a medida según distintos parámetros, más allá de anteriores consumiciones.

Entre estos factores están, por ejemplo, las existencias de la tienda local, la hora del día, las peticiones de otros usuarios o, incluso, factores como el clima. Próximamente esperan expandir esta modalidad a la opción de autoservicio de las tiendas, para lo que tendrán que trabajar con más de 400 criterios adicionales, entre ellos el historial de compras de cada localización, ya que no se cuenta con perfiles individuales. Esta herramienta está a prueba en uno de los centros de la compañía y se prevé que se lance en un corto plazo de tiempo.

Por último, la multinacional coolabora con Microsoft en la implantación de Azure Sphere. Esta herramienta garantiza la operatividad de los dispositivos conectados de IoT, que son parte indispensable de la operativa en tienda de Starbucks. Cada establecimiento de la compañía cuenta con varias unidades de equipos que tienen que estar operativos, como las propias máquinas de café, y la conexión de estos a través de la nube minimiza los tiempos de parada o de interrupción del servicio.

Además, con los equipos conectados se recopila información extra de cada toma de café, hasta más de cinco megabytes de datos en un turno de ocho horas, según Microsoft. Esto ha impulsado el desarrollo de un dispositivo externo llamado «módulo guardián», con el que vincular estos aparatos a Azure Sphere y facilitar un enfoque proactivo en la detección de posibles problemas. La conexión en red agiliza el envío de nuevas recetas de café a las máquinas.

IDG.es