Tregua de tres meses al bloqueo de Huawei en Estados Unidos

0
160

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos extiende una licencia que da un margen de tres meses para que las compañías del país dejen de brindar soporte a las redes y dispositivos de Huawei.

Unos 90 días desde el 20 de mayo (es decir, hasta el próximo 18 de agosto incluido). Este es el plazo que tiene las compañías estadounidenses que comercian y dan soporte a la compañía Huawei para que dejen de hacerlo, tal y como lo comunicó ayer la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, que ha extendido una licencia temporal para dar algo de margen al veto a la compañía china.

Tal y como precisó el secretario de Comercio Wilbur Ross “la Licencia General Temporal da tiempo a los operadores para que se organicen y al Departamento espacio para determinar qué medidas son las apropiadas a largo plazo para los proveedores de telecomunicaciones estadounidenses y extranjeros que actualmente dependen de equipos Huawei para servicios críticos. En resumen, esta licencia permitirá que continúen las operaciones para los actuales usuarios de teléfonos móviles Huawei y las redes de banda ancha rural”.

Esta licencia, explica el comunicado, autoriza ciertas actividades necesarias para que puedan seguir las operaciones de las redes existentes y para apoyar los servicios móviles existentes, incluida la investigación sobre ciberseguridad, “esencial para mantener la integridad y fiabilidad de las redes y equipos existentes y plenamente operativos”. El Departamento exigirá a los exportadores que mantengan las certificaciones y asegura que evaluará si se debe prorrogar esta licencia temporal más allá de los 90 días.

Huawei cree que el Gobierno estadounidense «subestima» sus capacidades
“Las acciones actuales del Gobierno de Estados Unidos subestiman nuestras capacidades”, según expresó Ren Zhengfei, el fundador de Huawei, en una entrevista con medios chinos. Éste afirmó que el nuevo plazo de 90 días no supone gran cosa para la compañía que, por otra parte, ya se ha estado preparando desde hace tiempo para este escenario y cuenta con un plan B al respecto. El portavoz chino también precisó que la compañía está en desacuerdo con el Gobierno de Estados Unidos, no con las empresas estadounidenses.

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos ha vetado a Huawei porque considera que la compañía está involucrada en actividades contrarias a la seguridad nacional o a los intereses de la política exterior de los Estados Unidos, lo que incluye presuntas violaciones de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional. No obstante, a nadie se le escapa que este escenario es también fruto de la fuerte guerra comercial entre ambos países.

IDG.es