Zuckerberg elogia el plan de Francia para combatir el odio en las redes sociales

0
28

Tras reunirse con el presidente de la república francesa, Emmanuel Macron, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, elogió los esfuerzos de Francia para regular el contenido de odio en línea como un modelo para la Unión Europea.

La reunión de Zuckerberg con Macron coincidió con la publicación de un informe encargado por el líder francés que recomienda una mayor supervisión de Facebook y un regulador independiente para vigilar los esfuerzos de las grandes empresas de tecnología para lidiar con el discurso del odio.

“Si más países pueden seguir el ejemplo de lo que su gobierno ha hecho aquí, eso probablemente terminará siendo un resultado más positivo para el mundo en mi opinión que algunas de las alternativas”, dijo Zuckerberg a periodistas en la oficina de Facebook de París después de la reunión con Maron. “Necesitamos nuevas reglas para internet que definan las responsabilidades de las empresas y las de los gobiernos”, dijo al canal France 2 en una entrevista. “Es por eso que queremos trabajar con el equipo del presidente Macron. Necesitamos un proceso público “.

El presidente francés quiere que Francia asuma un papel de liderazgo en la regulación tecnológica, buscando un equilibrio.

El informe de 33 páginas, coescrito por un antiguo cabildero de Google Francia, recomienda que las autoridades francesas tengan más acceso a los algoritmos de Facebook y un mayor alcance para auditar las políticas internas de la compañía contra el discurso del odio.

El informe se produce después de que Facebook permitiera a un equipo de reguladores franceses pasar seis meses dentro de la compañía para monitorear sus políticas. Representa una evaluación de “medio tiempo” para su estadía que comenzó en enero.

“La insuficiencia y la falta de credibilidad en el enfoque de autorregulación adoptado por las plataformas más grandes justifican la intervención pública para hacerlos más responsables”, señala el informe. “Las empresas como Facebook no pueden simplemente declararse transparentes”, agregó, señalando que verificar la integridad de los algoritmos que utilizan fue una tarea particularmente compleja.

Sin embargo, la convergencia entre los reguladores franceses y las grandes compañías tecnológicas fue criticada por algunos grupos de presión de Internet.

“Hasta ahora, en términos de regulación, solo los gigantes de Internet han sido invitados a la mesa, mientras que otros esperan que se tomen decisiones para tener más visibilidad”, dijo Constance Bommelaer de Leusse, del grupo sin fines de lucro Internet Society. “Esto solo refuerza la posición dominante de los gigantes de la web”, dijo.

Esta semana, Chris Hughes, uno de los fundadores de Facebook con Zuckerberg mientras estaban en Harvard, escribió en un largo artículo de opinión en el New York Times que creía que la compañía era demasiado poderosa y que necesitaba ser disuelta.

Zuckerberg se negó a comentar sobre el artículo de Hughes cuando los reporteros le preguntaron en París, pero Nick Clegg, su jefe de comunicación global y ex viceprimer ministro británico, lo calificó de “melodramático”.

“Para nosotros, la alternativa a estas llamadas melodramáticas para separar compañías es exactamente lo que estamos discutiendo aquí, que es la regulación adecuada. Lo que necesita el sector de la tecnología no se debe dividir, son las reglas adecuadas “, dijo Clegg.

IDG.es