Libra, la apuesta de Facebook en el mundo de las criptomonedas

0
131

Hace ya un tiempo que la empresa de Zuckerberg empezó a interesarse por los proyectos de criptomoneda y ésta parece que por fin toma forma. El conjunto de empresas que participan en esta iniciativa junto a la red social lo forman compañías financieras, inversores y empresas de telecomunicaciones.

Facebook junto con organizaciones de la talla de Visa, Mastercard, Paypal o Uber, han anuciado la creación de Libra, una nueva criptomoneda que podrá usarse tanto para transacciones entre particulares como para compras en establecimientos, a partir de 2020 y que y estará integrada en WhatsApp y Messenger.

Desde Facebook han sido muy críticos con las cadenas de bloques existentes, denominándolas soluciones deficientes como almacén de valor y medio de intercambio, y hace ya un tiempo desde que la empresa de Zuckerberg empezase a trabajar en un proyecto de criptomoneda y parece que ya por fin toma forma. El conjunto de empresas que participan en este proyecto junto a la red social lo forman compañías financieras, inversores y empresas de telecomunicaciones.

Según un artículo introductorio en el blog de The Block, Libra se construirá sobre una «cadena de bloques segura, estable y fiable» y respaldada por Libra Reserve, «una reserva de activos reales» que proporcionará a la criptocurrency «estabilidad, baja inflación, aceptación global y fungibilidad».

El Libra Blockchain será de código abierto bajo una licencia Apache 2.0 a partir del día del anuncio, que se espera que ocurra el martes 18 de junio, de acuerdo con la entrada en el blog del gigante de los medios sociales y según lo informado originalmente por TechCrunch. Este evento significará el lanzamiento de una red de pruebas para recabar la opinión de la comunidad sobre el proyecto e informar sobre la dirección futura.

La liberación de Libra representa la incursión más audaz de Facebook en los servicios financieros, y el gigante de los medios sociales espera que dé una oportunidad a los «1.700 millones de adultos en todo el mundo» que están «fuera del sistema financiero y no tienen acceso a un banco tradicional».

IDG.es