Mercado de salas de videoconferencia USB ha crecido más de US$6 billones en lo que va de 2019

Con el crecimiento visible de este mercado, las compañías empiezan a librarse de gastos excesivos con respecto a suscripciones de software y adquisición de hardware, logran un ahorro de costos y aumentan la productividad interna.  

0
18

Los sistemas de videoconferencia son tan antiguos como los viajes espaciales, y es que precisamente, en esa época iniciaron a desarrollarse. A través de los años fueron innovando hasta llegar hoy al cómodo plug and play que ofrece la conectividad USB, este mercado ha tenido un crecimiento de 6 billones de dólares en los primeros meses del año.

Inicialmente los costos eran muy altos y solo podían ser adquiridos por entidades como la entidades gubernamentales, los equipos fueron simplificándose y en la década de los 80 los costos disminuyeron notablemente gracias a la implementación de los codecs. Con los cables coaxiales, par trenzado y la fibra óptica los anchos de banda mejoraron al igual que la calidad de las señales y la recepción de imagen. Con la conexión USB se diversificó la compatibilidad con programas y equipos mejorando la experiencia de los usuarios.

Un reciente estudio del Synergy Research Group señala que las salas de videoconferencia USB representan hoy un 20% del total de espacios diseñados para la comunicación remota de las empresas. Beneficios como facilidad en la instalación, compatibilidad con diferentes plataformas, versatilidad para usar un computador propio, conectarse mejor, interactuar en tiempo  real y comunicarse multidireccionalmente con compañeros o socios ubicados en diferentes partes del mundo, son algunos de los parámetros que las empresas están evaluando para tomar la decisión de migrar a estas nuevas tecnologías.

En ese sentido, el desarrollo de equipos para videoconferencia compatibles con diferentes plataformas y combinados con la tecnología USB hizo que el período poco productivo que se dio entre 2015 y 2017 terminara, y diera paso a una nueva etapa de transformación en las empresas. Los nuevos escenarios laborales que vienen tomando fuerza al ser impulsados por las nuevas fuerzas de trabajo como los millennials, que se adaptan de manera más rápida a las nuevas tecnologías, han logrado que en la primera mitad de 2018 las bases totales de videoconferencia instaladas hayan aumentado en 3 millones.

“Hoy Logitech ocupa el tercer lugar como proveedor de equipos de videoconferencia a nivel global con sus innovadores sistemas como Rally, que proporciona video de calidad profesional, claridad vocal y automatización RightSense ofreciendo ventajas de encuadre automático con focalización e iluminación automática, sonido envolvente y recepción de audio; MeetUp, que con un diseño todo en uno ofrece un campo visual de 120 grados para capturar a todos los presentes en la sala y un audio integrado que reduce el cableado; y Brio, una cámara Web Ultra HD para videoconferencias, streaming y grabación. Logitech Brio ofrece zoom 5x digital, frecuencia de cuadro alta, extraordinario rendimiento con poca luz, HDR y RightLight 3”, explica Mónica Bravo, vocera de la marca para el Cono Norte y Latinoamérica.

Las salas de videoconferencia USB les ofrece entonces a los usuarios que emplean este tipo de sistemas un plus adicional: comodidad.  Así lo corroboró un reciente estudio de GigaOm, donde el 87% de los consumidores hablaron de las facilidades y la accesibilidad que adquieren los equipos de trabajo de las empresas una vez hacen uso de esta tecnología. “Adaptarse al mundo interconectado no siempre es fácil, sin embargo, son acciones que amplían el espectro de trabajo interno y externo de las compañías, generan mejores resultados, contribuyen al aumento de la productividad y a la reducción de costos”, puntualizó Bravo.

Fuente: Logitech