EE.UU. y China vuelven a comercializar, pero el 5G de Huawei sigue vetado

0
27

Trump dijo el sábado que «las compañías estadounidenses pueden vender sus equipos a Huawei», siempre y cuando las transacciones no presenten un «gran problema de emergencia nacional».

Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China van en una dirección positiva después de la reunión de este fin de semana entre el presidente Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping.

Pero el asesor comercial Peter Navarro dijo que el gigante chino de las telecomunicaciones, Huawei, sigue sin poder participar en el desarrollo de redes inalámbricas 5G en Estados Unidos, aunque Washington ha suavizado su postura hacia la compañía.

«Ya estamos hablando por teléfono. Todo está bien «, dijo Navarro a la CNBC. «Desde el punto de vista de un inversor, esto es todo lo que tiene que saber: las conversaciones vuelven a encarrilarse con el trabajo realizado hasta la fecha».

Después de que las conversaciones casi colapsaran en mayo, Trump y Xi acordaron el sábado en una reunión en Japón reanudar las negociaciones para poner fin a su guerra comercial de un año.

Trump acusó a la parte china de incumplir los compromisos adquiridos durante las conversaciones y elevó los aranceles en un tramo de 200.000 millones de dólares de importaciones chinas. Los mercados se vieron alentados por la evolución del sábado, que evitó un mayor deterioro en un conflicto comercial que ya afectaba a la economía mundial.

«El presidente Xi solicitó algún alivio a Huawei», dijo. “Esto es lo importante: la política de los EE. UU. sobre Huawei con respecto a 5G en este país no ha cambiado. Todo lo que hemos hecho, básicamente, es permitir la venta de chips a Huawei. Estos son elementos de tecnología más baja que no afectan la seguridad nacional en absoluto «, agregó.

Trump provocó una reacción violenta en Capitol Hill durante el fin de semana al acordar suavizar algunas restricciones de exportación de los EE. UU. sobre componentes cruciales para Huawei. Funcionarios estadounidenses dicen que Pekín explota a Huawei por espionaje.

IDG.es