Gartner revisa a la baja sus previsiones de gasto en TI para 2019

0
37

La firma de análisis prevé que habrá un aumento en la inversión del 0,6%, por debajo del 1,1% anteriormente señalado, con lo que se gastarán 3,74 billones de dólares.

Gartner vuelve a recortar sus estimaciones de gasto mundial en TI, que se acercan al crecimiento plano: de acuerdo a sus cálculos, aumentará un 0,6% y situará en los 3,74 billones de dólares el total de inversión en sistemas tecnológicos e informáticos.

En abril la consultora ya modificaba su anterior previsión, que apuntaba a un aumento del 3,2% interanual hasta llegar a los 3,8 billones de dólares, para dejarla en un crecimiento del 1,1% y 3,79 billones de dólares.

En esta nueva rebaja entran en juego distintos factores, «la incertidumbre alimentada por los rumores de recesión, Brexit, guerras comerciales y aranceles», como  detalla John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner. «Aunque una recesión económica no es el escenario probable para 2019 o 2020, el riesgo es actualmente lo suficientemente alto como para justificar la preparación y la planificación. Los gestores generales de tecnología y los ‘product managers’ deben planificar una combinación de productos y modelos operativos que posicionen de manera óptima las carteras de productos en una desaceleración en caso de ocurrir». Lovelock aclara que «si bien hay una gran variación en las tasas de crecimiento a nivel nacional, prácticamente todos los países seguidos por Gartner experimentarán un crecimiento en 2019».

Por segmentos, se perciben las diferencias entre las previsiones de abril y la actualización reciente. El mercado de software empresarial, el que lidera el crecimiento, aumentará un 9% en 2019 hasta los 457.000 millones, una mejora de casi dos puntos porcentuales respecto a la anterior estimación.

Se aceleran los descensos, sin embargo, en los segmentos de servicios de comunicación, sistemas de centros de datos y, especialmente, dispositivos, con una caída del 4,3% y 682.000 millones de dólares que entran por esta vía. La tecnología en la nube está alargando la vida útil de los dispositivos, además de que impulsa que se necesiten equipos con menor potencia para el desempeño de ‘software’, lo que justifica esta caída.

En términos interanuales, las herramientas de ‘data centers’ caen un 3,5% y se estima que facturen 203.000 millones de dólares. Por la parte de servicios de comunicación se prevé que entren 1,365 billones de dólares, un 1% menos que en 2018. «El gasto en segmentos de tecnología antigua, como el centro de datos, únicamente continuará cayendo», explica Lovelock. El segmento de servicios TI mantiene un comportamiento positivo y, con un crecimiento del 3,8%, se espera que sume 1,031 billones de dólares.

La firma de análisis mantiene, sin embargo, previsiones más positivas para 2020. En su revisión de julio, Gartner augura un crecimiento para el próximo año en el gasto del 3,7%, hasta los 3,87 billones de dólares. De mantenerse estas predicciones, ningún segmento facturaría menos que en 2019.

IDG.es