Migrar datos sin interrupciones a un entorno All-Flash con SmartMigration

0
41

Al realizar una migración de datos en un entorno profesional, hay que considerar varios puntos y objetivos. Uno es hacerlo de forma que el acceso a los datos no quede interrumpido nunca. En el caso de que la migración sea a un entorno All-Flash de Huawei, existe SmartMigration.

Entre otras cosas, esta función se encarga de que la migración se lleve a cabo de manera continua, sin interrupciones y de forma transparente. Además, la migración tendrá lugar en un tiempo mucho menor que con otros sistemas.

Cuando los sistemas de importancia para una empresa deben migrar sus datos y sistemas sin interrupción (esto es más importante cuando se trata de sistemas que prestan servicios críticos), las migraciones no se pueden realizar de manera tradicional. Si se hace así, los servicios que prestan los servidores desde los que se hace la migración quedan interrumpidos.

Por otra parte, hay que tener presente que las migraciones de servicios incluyen dos escenarios de aplicación distintos en función de las necesidades de los mismos. Hablamos de migraciones dentro del mismo dispositivo de almacenamiento o entre dos dispositivos de almacenamiento. Para que no se produzcan interrupciones en ninguno de los dos, Huawei cuenta con el sistema SmartMigration.

Para empezar, SmartMigration copia todos los datos del servidor de origen y los traslada al de destino, pero sin interrumpir los servicios del host. Además, el sistema se encarga de habilitar el servidor de destino para sustituir por completo al de origen.

Para lograr esto, SmartMigration trabaja en dos fases: sincronización de datos de servicio e intercambio de información entre unidades de disco. En la primera se utiliza una combinación de escritura dual (un proceso de escritura sincronizada tanto en la unidad de origen como en la de destino) y el sistema DCL.

De esta forma, por un lado, puede sincronizar datos entre la unidad objetivo y la de destino asegurando la consistencia de información entre ambas tras la migración de servicios. Por otro, el DCL se encarga de recoger los cambios de datos que se estén produciendo en la unidad de origen y rastrea los datos modificados hasta que quedan replicados en la unidad de destino.

SmartMigration mantiene la consistencia del proceso gracias a que cuando se graban datos en la unidad de origen, el DCL registra esa diferencia. Entonces se añade un nodo al DCL. Después, la unidad de origen sincroniza los datos con la unidad de destino. De esta forma, los datos de la unidad de origen son los mismos que en la de destino. Cuando están sincronizados, la diferencia de datos que hay en el DCL se elimina, y la sincronización de datos está completa.

En cuanto al intercambio de información entre unidades de disco, se parte de que en el sistema de almacenamiento original, los servicios están en ejecución en la unidad de origen. Antes de que comience el intercambio de información, hay dos espacios físicos que hay dispuestos para el almacenamiento, el de la unidad origen y el de la de destino. Antes de que comience el intercambio de información, todos los datos se replican de la unidad de origen en la de destino.

Durante el intercambio de información entre unidades, las de origen y destino intercambian su espacio físico. Cuando concluye, la unidad de destino se convierte en la de origen, y puedes hacer que en ella se integren los servicios de almacenamiento originales. Durante este proceso, la relación de mapeo entre las unidades no cambia. De esta manera se puede hacer que la unidad de destino se encargue de los servicios originales sin ningún problema, una vez realizada la migración.

Fuente: Huawei