El Samsung Galaxy S10 pone a prueba el 5G de onda milimétrica en Rusia

0
20

En el proyecto, que se ha realizado en un laboratorio de Moscú, han colaborado el operador MTS, Nokia y Qualcomm.

Nuevo hito en la expansión del 5G. La próxima gran generación de red móvil se ha puesto a prueba en Rusia en su modalidad de onda milimétrica o mmWave, en un proyecto en el que han estado implicadas varias compañías.

«El espectro de onda milimétrica ofrece una capacidad de red que es virtualmente ilimitada», destaca Yulia Klebanova, vicepresidenta de desarrollo de negocios de Qualcomm Europe. «El éxito de esta prueba con un smartphone 5G precomercial en la red de MTS supone el comienzo de una era con una nueva generación de telecomunicaciones en Rusia».

Klebanova pone así en valor los experimentos que ha realizado su compañía, en colaboración con la firma coreana Samsung, creadora del Galaxy S10; MTS, la mayor operadora de telecomunicaciones del país; y la compañía finlandesa Nokia, en cuyo laboratorio de Moscú han tenido lugar las pruebas.

En concreto, se ha probado la variante precomercial del Samsung Galaxy S10 5G en Rusia, bajo una red piloto MTS 5G de onda milimétrica de 28 Ghz basada en equipos comerciales de Nokia. Además del smartphone, que monta un módem Snapdragon X50 5G, el equipo empleado incluye un módulo de sistema AirScale y los sistemas de antena AirScale mmWave Radio 5G, con tarjetas SIM MTS.

Según han explicado las compañías en un comunicado, en el desarrollo de las iniciativas se ha logrado una velocidad de transferencia de datos de hasta 2.1 Gbps. Las pruebas han cubierto llamadas de voz, videollamadas, acceso a Internet, descargas de archivos, así como la transferencia de datos desde el servidor del laboratorio a través de la estación base 5G hasta un smartphone.

Los primeros smartphones equipados con 5G para los usuarios de la red MTS saldrán a la venta en unos meses, entre finales de 2019 y principios de 2020.

No es la primera prueba que se realiza con la próxima generación de red móvil en Rusia. A principios de verano, el proveedor de equipos Ericsson y la operadora Tele2 firmaban un acuerdo de colaboración que se traducía en el lanzamiento, a principios de agosto, de la que denominaban la primera zona 5G en el país, situada en el centro de Moscú y sobre la red comercial de la operadora.

Hace apenas unos días, Huawei encendía su propio 5G en Rusia, en lo que Forbes calificaba como el piloto más notable realizado hasta la fecha en ese territorio.

IDG.es