IBM anuncia el ordenador cuántico más potente disponible para uso público

0
49
Centro de computación cuántica de IBM en New York

La computadora, de 53 cúbits, estará disponible a mediados de octubre y podrán usarla investigadores y empresas vía ‘cloud’. A este anuncio se suma la apertura de un centro en Nueva York que albergará 14 ordenadores cuánticos.

IBM sigue inmerso en su particular carrera para democratizar el uso de la informática cuántica. El Big Blue ha anunciado que pondrá a disposición de investigadores y empresas dentro de un mes su último hito: su ordenador cuántico más potente hasta la fecha, un sistema que contará con 53 cúbits, es decir, el doble que su predecesor.

Si bien es cierto que Google ya dispone de un ordenador cuántico más potente (de 72 cúbits) también lo es que el gigante de Internet no permite que personas ajenas ejecuten programas en éste, como sí lo hace IBM, que facilitará su acceso a través de la nube. Precisamente bajo el modelo cloud sí hay otras empresas que ofrecen servicios de computación cuántica, como es el caso de la estadounidense Rigetti Computing y la canadiense D-Wave. Fuera del continente americano la japonesa Fujitsu también está inmersa en el desarrollo de una máquina cuántica, como desvelaba el pasado mes de mayo Hirotaka Hara, director de Fujitsu Laboratories.

Nuevo centro de computación cuántica en Estados Unidos
El anuncio del ordenador cuántico disponible para su uso comercial y de investigación más potente hasta la fecha va acompañado de la apertura de un centro de computación cuántica en el Estado de Nueva York, que contará con 14 computadoras cuánticas. Con ello, IBM espera construir un potente ecosistema para investigar en computación cuántica y en las posibles aplicaciones comerciales de esta tecnología.

El centro, llamado IBM Quantum Computational Center, contará con cinco sistemas de 20 cúbits con un volumen cuántico de 16 y el nuevo sistema de 53 cúbits. Éste dará servicio a una comunidad que IBM cifra en más de 150.000 usuarios registrados y casi 80 clientes comerciales, instituciones académicas y laboratorios de investigación que persiguen avanzar en la computación cuántica y explorar aplicaciones prácticas.

Alemania, primer país europeo que tiene una máquina cuántica de IBM
Gracias a un acuerdo entre IBM y la organización de investigación aplicada Fraunhofer-Gesellschaft para impulsar la computación cuántica, Alemania será el primer país europeo que cuente con una máquina IBM Q System One (eso sí, propiedad y operada por IBM). El impulso del Gobierno aleman a la informática cuántica es notorio: recientemente su Ejecutivo anunciaba la inversión de 650 millones de euros en los próximos dos años para apoyar la evolución de las tecnologías cuánticas de forma que pase de usarse en investigación básica a estudiar aplicaciones de mercado.

En España el pasado mes de junio el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) e IBM anunciaban la incorporación de la institución pública a la red de informática cuántica de esta compañía, precisamente para que los investigadores españoles puedan experimentar con esta tecnología. La primera institución que se prevé que investigue con la informática cuántica de IBM es la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

No obstante, en España no existe aún un impulso político y presupuestario claro a esta tecnología que vendrá a sustituir a los tradicionales sistemas informáticos basados en el código binario, tal y como alertaban hace unos meses desde la patronal tecnológica Ametic, que recomiendan que España disponga de un programa de apoyo a las tecnologías cuánticas que siga el modelo de otros países como Reino Unido.

Objetivo: llevar la informática cuántica a decenas de miles de usuarios
La apuesta de IBM por democratizar la computación cuántica se remonta a 2016. Desde entonces, la comunidad global de usuarios ha realizado más de 14 millones de experimentos en los ordenadores cuánticos del Gigante Azul a través de la nube y ha publicado más de 200 artículos científicos.

Como explica Darío Gil, director de IBM Research, la estrategia de la compañía, desde que puso el primer ordenador cuántico en la nube en 2016, fue “llevar la computación cuántica más allá de los experimentos aislados de laboratorio realizados por un puñado de organizaciones, a las manos de decenas de miles de usuarios. Con el fin de potenciar una comunidad cuántica emergente de educadores, investigadores y desarrolladores de software que comparten la pasión por revolucionar la informática, hemos construido múltiples generaciones de plataformas de procesadores cuánticos que integramos en sistemas cuánticos de alta disponibilidad. Iteramos y mejoramos el rendimiento de nuestros sistemas varias veces al año y este nuevo sistema de 53 cúbits ahora incorpora la siguiente familia de procesadores en nuestra hoja de ruta”.

La informática cuántica, cuyo uso se espera que se generalice en unos 15 años según los expertos, podrían abrir la puerta a futuros descubrimientos científicos como nuevos medicamentos y materiales, mejorar las grandes cadenas de suministro y el análisis de los datos financieros.

IDG.es