Intel Project Athena: qué es, especificaciones técnicas, los primeros portátiles y cómo reconocerlos

Los primeros portátiles diseñados según la especificación del Proyecto Athena de Intel, para maximizar el rendimiento, la duración de la batería y la productividad. La nueva marca para identificarlos en las tiendas y en el comercio electrónico.

0
106

Hace unos ocho años, Intel nos ayudó a iniciar la era de los portátiles delgados y ligeros llamados Ultrabooks, que debutaron en 2011 como respuesta al primer MacBook Air más delgado.

Con el Proyecto Athena, Intel y algunos de sus socios quieren llevar a Utrabooks al siguiente nivel.

Project Athena es el nombre en clave del proyecto de Intel para definir especificaciones, certificar y promover portátiles de gama alta, donde la portabilidad y la autonomía van de la mano con un rendimiento muy alto.

Intel también ha trabajado con sociólogos, diseñadores e innovadores para estudiar cómo la gente utiliza la tecnología y construir en torno a estas necesidades la próxima plataforma de computación móvil.

La plataforma incluye una hoja de ruta plurianual anunciada en enero en el CES y, según lo previsto, los primeros modelos están a punto de ser lanzados a finales de verano, acompañados de un nuevo logotipo que los hará reconocibles, algo que Intel inauguró a principios de la década de 2000 con Centrino, pero que los ultraportátiles nunca han tenido.

Sin embargo, si los ultrabooks eran reconocibles a primera vista, porque eran muy delgados y ligeros, no puede decirse lo mismo de los portátiles del «Proyecto Atenea». Por este motivo, Intel ha creado una marca de identificación gráfica, con la indicación «Designed for mobile performance», que permite a fabricantes y minoristas resaltar los PCs que corresponden a las especificaciones del Proyecto Athena y los indicadores clave para la experiencia del usuario, identificarlos de vez en cuando. No se trata de un nuevo logotipo o distintivo para aplicar a los productos, como en el caso de Centrino, sino de indicaciones que se pueden mostrar en el punto de venta o en la página web de los sitios de comercio electrónico (finalmente, la tendencia a cubrir la superficie de los ordenadores portátiles con medallas y etiquetas parece destinada a desaparecer).

Proyecto Athena: características y funcionalidad
Intel y sus socios descartárono los portátiles de 9 mm más delgados porque no ofrecen el volumen necesario para incluir una batería de gran tamaño, mientras que los portátiles con ventilador, (por lo tanto no fanless) pueden tener un grosor de 15 mm. Sin embargo, los objetivos más importantes del Proyecto Atenea son de una naturaleza mucho menos tangible.

Estamos acostumbrados a evaluar un portátil más que cualquier otra cosa en términos de precio y rendimiento, y posiblemente de peso, con la autonomía que sigue siendo el cuarto factor importante. Según Intel, los dispositivos del proyecto Athena aportarán innovación y evolución continua en cinco direcciones diferentes, y en mayo de 2019, durante Computex, presentaron los objetivos específicos para la primera generación de ordenadores portátiles «Athena», denominados Key Experience Indicator (KEI), y son:

Acción instantánea: un ordenador portátil Athena debe pasar inmediatamente del estado de suspensión al estado de funcionamiento cuando se levanta la tapa, se pulsa un botón o se apoya el dedo en el sensor de huellas dactilares. Se deben soportar los modernos modos de espera conectado y de espera lúcida (el equivalente de MCS para Google Chromebooks).

Rendimiento/Reactividad: El objetivo de los Notebook Athena es deshacerse del «circulito giratorio de espera» de Windows, especialmente cuando hay múltiples archivos y aplicaciones abiertas. Por esta razón, se han identificado las siguientes especificaciones mínimas: Intel Core i5 o i7 con tecnología Intel Dynamic Tuning, al menos 8 GB de memoria DRAM dual channel y una unidad SSD NVMe de 255 GB o más con opción a memoria Intel Optane H10.

Inteligencia Artificial: El objetivo es que el ordenador portátil nos ayude de forma inteligente, por ejemplo, abriendo otros archivos relacionados cuando hemos seleccionado una hoja de cálculo, filtrando las distracciones externas, utilizando algoritmos IA para actuar como asistente personal. Específicamente, deben incluir características tales como reconocimiento de voz incluso en entornos ruidosos, soporte para OpenVINO y WinML. Los modelos basados en el los procesadores Intel de décima generación podrán utilizar el Intel Deep Learning Boost para mejorar el desempeño de la IA.

Autonomía: Carga rápida a través de USB C, uso de componentes de bajo consumo e ingeniería orientada a la eficiencia energética. Su objetivo es alcanzar 20 horas de autonomía.

Conectividad: Conexión rápida y persistente con Wi-Fi de 6 (gigabit) y conectividad LTE opcional. Para los puertos locales, estan previstos conectores tipo USB C y Thunderbolt 3.

Factor de forma: pantalla táctil obligatoria, touchpad de alta precisión. Se recomienda el diseño 2 en 1 con bordes de pantalla delgados para una experiencia más envolvente. Es posible que en el futuro se introduzcan cambios aún más radicales, por ejemplo, con dispositivos de doble pantalla como el prototipo Tiger Rapids o el Asus Project Precog.

Entre otras características destacadas, un peso límite deseado por debajo de 1,3 kg (aunque este valor no parece grabado en la piedra, prefiriendo hacer enfasis en una la mezcla correcta de duración de la batería y rendimiento en lugar de cualquier otro aspecto).

Intel también está trabajando con fabricantes de PC para habilitar soluciones de conexión telefónica. La conectividad también se extenderá a Modern Connected Standby y Lucid Sleep, que dejarán el hardware de Athena conectado incluso en modo de espera.

Los objetivos específicos están destinados a evolucionar con el tiempo, probablemente dando lugar a diferentes «generaciones» de Notebooks Athena, pero la atención se centra en la experiencia que se desea construir para el usuario.

Proyecto Athena: los primeros portátiles ya disponibles
Para poder visualizar la indicación, los fabricantes deben tener sus portátiles validados directamente por Intel. Los primeros modelos que pueden presumir el logo de aprovación son el nuevo Dell XPS 13 2-in-1 7390, ya disponible, y – en las próximas semanas – el HP EliteBook x360 1040 y EliteBook x360 830. Intel espera que antes de Navidad, los portátiles fabricados por Acer, Asus, Dell, HP, Lenovo y Samsung también estén certificados.

Dell XPS 13 2 en 1 7390
El Dell XPS 13 2-7390 es un convertible 2 en 1, en el cual la pantalla gira completamente sobre las bisagras para convertirse en una tableta. La pantalla táctil de 13 pulgadas y 16:10 con una resolución de 1.920 x 1.200 píxeles y 500 nits de brillo se extiende por casi toda el área disponible, gracias al fino marco de la tapa. También soporta un bolígrafo activo con 4096 niveles de presión, que se puede fijar magnéticamente al chasis.

Los puertos de comunicación son dos Thunderbolt 3 con DisplayPort y fuente de alimentación, un lector de tarjetas microSD y un único conector para auriculares y micrófono. La sección inalámbrica soporta Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.

Está disponible con procesadores Intel Core i3-1005G1 (3,4 GHz) a Core i7-1065G7 (3,9 GHz) de décima generación, SSDs NVMe de 256GB a 1TB, desafortunadamente soldados a la placa base y por lo tanto no reemplazables independientemente, y memoria LPDDR4 de 3733MHz de 4 a 16 GB.

HP EliteBook x360
El HP EliteBook x360 también es 2 en 1 convertible (con el ángulo de rotación de la pantalla de 360 grados). Aunque todavía tienen procesadores Core de octava generación, alcanzan los objetivos específicos de Athena: respuesta rápida incluso en funcionamiento con batería, más de 16 horas de autonomía en la reproducción de vídeo y 9 horas en condiciones normales de uso real, despertar inmediato (a menos de un segundo del estado de reposo).

El EliteBook x360 830 tiene una pantalla táctil IPS con resolución Full HD, mientras que el x360 1040 tiene una pantalla IPS eDP + PSR Brightview de 4K con retroiluminación WLED y ambos soportan conexiones inalámbricas hasta Wi-Fi ac y Bluetooth 4.2.

La seguridad también incluye un sensor de huellas digitales y, como opción, una pantalla de privacidad.

Qué significa el Proyecto Athena para fabricantes y detallistas
Para ayudar a los fabricantes y desarrolladores de hardware a diseñar conjuntamente las especificaciones para la próxima generación de portátiles, Intel ha lanzado el proyecto Open Labs Athena en las ciudades de Taipei, Shanghai y Folsom (California). En el corazón de la investigación de Open Labs está el desarrollo del rendimiento y la optimización del consumo de energía. Ubicados en centros de ecosistemas clave, son administrados por equipos de ingenieros de Intel con experiencia en optimización de energía del sistema en el chip (SoC) y de la plataforma.

 

Los OEMs y los Proveedores Independientes de Hardware tienen acceso a los laboratorios durante todo el año para evaluar componentes e identificar soluciones alineadas con la visión del Proyecto Athena. Después de la evaluación, los fabricantes de equipos originales recibirán una lista de componentes optimizados que deberán tenerse en cuenta durante los ciclos de desarrollo del producto.

Tener un producto certificado por Open Labs permitirá a los proveedores acceder a programas de marketing conjuntos con Intel. Los Open Labs son particularmente atractivos para los OEMs de segundo nivel que producen ordenadores comercializados bajo diferentes marcas y pueden no tener laboratorios de investigación y desarrollo como los de los grandes fabricantes (Dell, Lenovo, HP…). Menos relevante individualmente, quizás, pero capaces de producir en grandes volúmenes y comercializar ordenadores de bajo costo, especialmente en los países en vías de desarrollo.

La compatibilidad con estos fabricantes permitirá a Intel imponer la plataforma Athena a gran escala. De lo contrario, el riesgo es que el suministro se limite a unos pocos productos de gama alta (de 1,500 a 2000 US$)

Redacción Cambio Digital On Line