Los 10 mejores consejos para ahorrar la batería de su smartphone

0
96

Claro, las pantallas de mayor resolución y los procesadores más rápidos pueden ser las características atractivas promovidas por los fabricantes de smartphones. Pero, a decir verdad, la mayoría de los usuarios solo quieren un teléfono que no muera al final del día.

«Mayor duración de la batería» fue la respuesta principal del 75% de 1.665 personas encuestadas por USA Today/SurveyMonkey el año pasado sobre la característica principal que buscaban en un nuevo iPhone. Y una encuesta de Morning Consult de más de 1.800 personas, también realizada el año pasado, encontró que el 95% eligió la duración de la batería como la característica más importante al seleccionar un nuevo smartphone.

Queda claro que los propietarios de smartphones prefieren características simples en lugar de llamativas de alta tecnología. ¿La prueba? Una pantalla de vidrio que no se rompa y un almacenamiento expandible llegaron en segundo y tercer lugar en la encuesta USA Today/dSurveyMonkey. (El tamaño de la memoria y la durabilidad fueron segundo y tercero en la encuesta de Morning Consult).

Aun así, la tecnología de energía de la batería no está mejorando nada, en comparación a la velocidad a la que evoluciona la potencia del procesador.

«La duración de la batería está mejorando… marginalmente. Pero, no está siguiendo el ritmo de la Ley de Moore. Estas son mejoras incrementales”, señala Nikolas Schreiber, CTO y cofundador de Hoplite Power. La compañía fabrica máquinas expendedoras que alquilan cargadores de baterías de forma similar a como RedBox alquila películas.

Hasta que alguien invente una batería mejor, vale la pena recordar a los propietarios de smartphones que un poco de administración de energía es muy útil. Si bien algunos de estos trucos son antiguos, ayudarán a maximizar la vida útil de la batería durante mucho más tiempo entre cargas.

1. Desactivar las aplicaciones en segundo plano
Varias aplicaciones continúan ejecutándose en segundo plano mucho después de que pensó que las había cerrado. Por ejemplo, los servicios basados en GPS -una aplicación de mapas como Waze o un juego como Pokémon GO!- que rastrean su ubicación, ejercen una gran presión sobre la vida útil de la batería y pueden seguir funcionando incluso después de pensar que ha dejado de usarlas.

En un iPhone, desactivar las aplicaciones puede ser tan simple como acceder al administrador de aplicaciones y deslizar las apps fuera de la pantalla. Los teléfonos Android tienen configuraciones más granulares que iOS para la administración de energía, señala Jack Gold, analista principal de J. Gold Associates; y la mayoría de los expertos de Android están de acuerdo en que no es usualmente aconsejable detener de manera manual las aplicaciones.

En cambio, puede limitar la capacidad de ciertas aplicaciones para consumir energía en segundo plano, como veremos en el truco 3. Y si está utilizando Android 9 o superior, puede apoyarse en la función de batería adaptativa del sistema operativo, ubicada en la sección de Batería en la configuración del sistema, para limitar automáticamente la cantidad de energía disponible para las aplicaciones que no usa con frecuencia.

2. Desactivar los servicios de ubicación
Los smartphones tienen funciones de GPS integradas, lo cual es excelente cuando uno quiere saber qué tan lejos está de algún lugar, o si necesita indicaciones para llegar a la cafetería más cercana. Pero la mayoría de las veces, los usuarios no necesitan servicios de ubicación. Desactívelo, ya que está utilizando las antenas de su smartphone para buscar constantemente su ubicación.

3. Encontrar y deshabilitar las aplicaciones que consumen más energía usando la actividad en segundo plano
Snapchat, Facebook, WhatsApp Messenger, Netflix y Amazon Shopping también encabezan la lista de aplicaciones que pueden agotar la batería por completo. Además, considere cualquier aplicación de alerta de noticias o clima como un posible culpable del drenaje de su batería.

Algunas aplicaciones lo actualizan constantemente con información que quizás no necesite.

«Las aplicaciones que involucran a las diferentes radios y hacen comunicación autónoma en segundo plano son las que más agotarán la batería”, asegura Jordan Mayerson, CEO de Hoplite Power.

Abra la sección Batería de la configuración del sistema de su teléfono, luego desplácese hacia abajo en esa pantalla para encontrar el desglose de aplicación por aplicación, o presione el ícono de menú de tres puntos en la esquina superior derecha y seleccione «Uso de la batería» (con versiones más recientes de Android). Toque cualquier aplicación con un alto porcentaje de uso, y vea con qué frecuencia está agotando la batería en segundo plano.

Para cualquier aplicación que utilice una gran cantidad de batería en segundo plano, revise la configuración de la aplicación y vea si puede desactivar algunas de sus funciones en segundo plano. Por ejemplo, muchas aplicaciones de noticias y redes sociales se conectarán automáticamente a Internet y actualizarán los datos cada hora (o con más frecuencia), incluso cuando no los esté usando activamente.

Si su teléfono tiene Android 9 o superior, también puede ir un paso más allá y restringir la capacidad de una aplicación para usar la batería en segundo plano a nivel del sistema. Busque la aplicación en la sección Batería de la configuración del sistema, y luego busque la opción de restricción de segundo plano.

4. Usar el modo avión
El modo avión ahorrará algo de energía, especialmente si está en un avión o en un lugar donde no hay cobertura, en cuyo caso el teléfono buscará conexiones y desperdiciará energía continuamente.

Si conduce y no cuenta con una conexión Bluetooth a través del sistema de Infotainment de su automóvil, también puede ser un buen momento para cambiar al modo avión. Y, si no necesita Bluetooth, desactívelo también.

Incluso si necesita estar con datos celulares, apagar Wi-Fi y Bluetooth ahorrará algo de batería.

5. Bajar el brillo de la pantalla
Esto es particularmente importante al mirar películas u otro contenido de transmisión. Por la noche, realmente no necesita que su pantalla esté encendida con mucho brillo. El gasto de batería de la pantalla es importante; es por eso que los teléfonos apagan la pantalla tan rápido cuando no se usan, comenta Gold.

Además, baje el volumen cuando escuche música. Si bien esto no consume mucho la energía, sí ayuda, señala Gold.

6. Dejar que el teléfono entre en modo de suspensión más rápido
La pantalla de su smartphone absorbe mucha energía, por lo que dejarlo encendido cuando ni siquiera lo está mirando no tiene sentido. Acorte la cantidad de tiempo que le toma a su teléfono entrar en modo de suspensión.

En cualquier teléfono Android razonablemente reciente, el sistema también activará algo conocido como modo Doze cada vez que la pantalla esté apagada o el dispositivo no haya sido utilizado durante un tiempo. Esto minimiza automáticamente el uso de la red y otros servicios que requieren gran cantidad de recursos mientras el teléfono permanezca inactivo.

7. Apagar el teléfono completamente
Si bien es cierto que encender su teléfono usa más energía que simplemente activarlo desde el modo de suspensión, apagarlo cuando no lo esté usando durante horas ahorrará energía a largo plazo. Si va a dormir y no tiene una toma de corriente o un cable de carga, simplemente apague el dispositivo.

8. Apagar todo lo que transmita contenido
Esto incluye gráficos de pantalla y animaciones. Cuanto más avanzados sean los gráficos (juegos, videos, fotos, animaciones), más tendrá que trabajar el procesador y el chip de gráficos de su smartphone. Más actividad significa más uso de la batería.

9. Desactivar todas esas notificaciones
De manera natural, los smartphones hacen todo lo posible para ahorrar energía al irse a dormir o entrando en un modo de bajo consumo, pero si constantemente recibe notificaciones de Facebook, Twitter o Super Mario Run, mantiene su teléfono despierto y consumiendo energía.

10. Qué hacer cuando el teléfono entra en modo de bajo consumo
Cuando su teléfono llega al 10% de batería o menos, y está fuera de casa, puede dejar de usar las redes sociales para ahorrar un poco de batería para un Uber, o puede activar el modo avión. Sin importar cuales sean sus tácticas, es un inconveniente, pero es mejor que no tener comunicación alguna cuando su teléfono se apaga. Siempre puede volver a activar el teléfono para hacer una llamada o enviar un mensaje.

Cuando finalmente encuentra una toma de corriente o una estación de carga, si coloca su teléfono en modo avión, tiende a cargarse más rápido porque utiliza menos antenas y otros procesos en segundo plano.

Lucas Mearian, Computerworld