¿Quién es el dueño de esa página web sospechosa?

0
42

¿Alguna vez ha visitado una página web y se ha preguntado dónde se encuentra ese sitio y sus propietarios? Los sitios de compras son particularmente interesantes, porque la mayoría de las personas quieren saber quién es el vendedor y dónde se encuentra el vendedor. Los navegadores casuales en línea también pueden encontrarse en sitios que descargan malware en PCs desprevenidas, colocan anuncios emergentes maliciosos o suplantan la información privada. Otros pueden toparse con sitios que promueven teorías de conspiración, retórica de odio o violencia, que pueden evitar o exponer.

¿No sería genial si hubiera un servicio que revelara esta información? Bueno, sí existe y aquí podrá saber cómo usarlo.

Uso de WHOIS para detectar sitios sospechosos
Muchos sitios y organizaciones proporcionan gratuitamente información de identificación del sitio. La más notable es la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN, por sus siglas en inglés), una corporación privada sin fines de lucro que asigna espacio para direcciones IP y administra nombres de dominio (entre otras cosas). El servicio se llama WHOIS, y proporciona una larga lista de información biográfica para cada página web en todo el mundo.

Mensaje de advertencia de ICANN.

La ICANN envía correos electrónicos a los propietarios de sitios web (o administradores) de nuevos sitios y a propietarios de sitios existentes modificados, solicitando que los usuarios verifiquen y actualicen la información en todas sus páginas web. Muchas personas ignoran estos correos electrónicos. Sin embargo, las nuevas reglas de ICANN exigen una respuesta o ésta suspenderá el nombre de dominio (por consiguiente, su página web) entre 72 horas y 15 días. Para evitar una suspensión, agregue a ICANN a su lista blanca de correo electrónico. Si ha sido suspendido, visite la página web de ICANN para descubrir cómo reactivar su página web.

La diligencia de ICANN es una buena noticia para la mayoría de las páginas web legítimas, pero no tan buena para los sitios que prefieren permanecer en el anonimato. No todos los sitios anónimos son inescrupulosos. Muchos propietarios de sitios necesitan proteger su privacidad de fans, acosadores, competencia profesional u otros riesgos.

Sitios similares como WhoIsHostingThis y Whois.net, así como docenas de otros, son igual de confiables. Incluso su propio proveedor de alojamiento puede ofrecerle este servicio.

Sin embargo, tenga en cuenta que muchas páginas web utilizan un servicio de privacidad de dominio (o servicio de protección de proxy); como WhoIsGuardProxy Protection o Domains by Proxy, para evitar que la información privada de los usuarios sea expuesta en Internet. Estos sitios enmascaran la información del propietario del sitio, y la reemplazan con la información del proveedor del alojamiento o con la del servicio de proxy.

Entonces, ¿cómo se descubre la información oculta en una página web protegida? Hasta el momento en que se escribió este artículo, no se puede acceder legalmente a información protegida sin una citación válida de una agencia legal o representante de ésta. Existen alternativas, como consultar un servidor DNS/WHOIS pasivo (en lugar de un servidor de base de datos WHOIS en vivo) utilizando programas como SecurityTrailsSurfaceBrowserDetequeDomainTools y docenas más. Estos programas utilizan una variedad de técnicas. Por ejemplo, la verificación cruzada de datos de diferentes conjuntos de datos, el estudio de registros históricos de WHOIS, o la investigación de dominios asociados, entre otras. Ninguna es una solución simple y fácil, razón por la cual la mayoría de los internautas no utilizan estos métodos.

Rastreadores de estafas, listas de fraude y bloqueadores de sitios
Debido a que la información de «Who is” se encuentra protegida y muy difícil de obtener, considere la posibilidad de usar los servicios de detección de fraude en Internet. Por ejemplo, podría usar a la agencia de protección al consumidor, la Bureau of Consumer Protection, o la Federal Trade Commission. El gobierno de Estados Unidos ofrece orientación para evitar y combatir estafas y fraudes, incluyendo listas de autores conocidos.

Las organizaciones de buena reputación, que rastrean esta información de forma gratuita, incluyen a Scam Tracker de Better Business Bureau, que le permite buscar por palabras clave, tipo de estafa, ubicación y fecha. Fake INet es otro servicio gratuito que proporciona el cuadro de búsqueda «Scam Finder”. Ingrese la URL de una página web sospechosa y, si es culpable, Fake INet muestra el sitio en pantalla. Scam Detector y We Scammed For You se encuentran entre las muchas docenas de otros servicios gratuitos.

Las listas de sitios web sin escrúpulos de Better Business Bureau.

Para obtener una lista completa de las páginas web de grupos de odio, visite el Southern Poverty Law Center, el sitio de los White Nationalists de Wikipedia por ubicación, o la Anti-Defamation League. Si se encuentra con un sitio sospechoso, use estos servicios para obtener más información y, si es necesario, bloquéelo en su navegador web.

Para las páginas web de propaganda (o noticias falsas), consulte la List of Fake News Websites de Wikipedia, sitios de noticias falsas de Professor Melissa ZimdarsDaily DotSnopes, o Media Bias/Fact Check.

Para pornografía u otros sitios ofensivos similares, instale SafernetOpenDNS Family Shield u OpenDNS HomeSafe Search de Google, o cualquiera de una docena de otros productos que van desde los gratuitos hasta aquellos que cuestan 99 dólares anuales. En caso de duda, solo busque el nombre del sitio o la URL, seguido de palabras clave como «quejas”, «comentarios”, «ofensivo”, «falso”, «fraudulento”, etcétera, y vea qué aparece.

Si se toma en serio la búsqueda de información fraudulenta en una página web, existen compañías de verificación que proporcionan informes actuales de páginas web peligrosas o de mala reputación. Pero estos servicios NO son gratuitos. Por una tarifa considerable de 199 dólares por un día de datos o 399 dólares por tres días de datos, puede recibir un informe que enumera las páginas web fraudulentas actuales que estafan a los usuarios de Internet. Sin embargo, tenga en cuenta que la mayoría de estos servicios les pertenecen a compañías en los lugares que está tratando de evitar.

Mi consejo: utilice las «listas” de páginas web con buena reputación, ofrecidos de forma gratuita.

JD Sartain, PCWorld.com