Cisco cierra la compra de CloudCherry

0
25

Se cumplen los plazos previstos. Cisco ha anunciado el cierre de la operación por la cual adquiere la firma de gestión de experiencia de cliente CloudCherry. Un movimiento anunciado a finales del mes de agosto, que ya entonces se estimaba que se completaría antes de la conclusión del primer trimestre del año fiscal 2020 de Cisco, que la compañía sitúa entre los meses de julio y octubre.

La compra, de la que no se han oficializado las condiciones económicas, supone la incorporación del equipo de CloudCherry a la unidad de negocio de Contact Center de Cisco, bajo la dirección de Vasili Triant. La firma adquirida está especializada en analítica predictiva, capacidades avanzadas de muestreo y mapeo del customer journey.

Desde Cisco esperan que, con la integración de las firmas, ayude a las compañías «a transformar sus centros de contacto, desde la prestación de atención reactiva al suministro de soporte predictivo, y con el paso de las interacciones aisladas de los clientes a experiencias cohesivas y atractivas, para obtener mejores resultados comerciales», como señalan en un comunicado.

Los análisis de la compra apuntan al interés de Cisco en la integración de las tecnologías cognitivas como principal motor. Así lo explicaba en el momento del anuncio Daniel Newman, analista de Futurum, para quien el negocio de Contact Center de la firma de San José necesitaba actualizarse. «Todos sabemos que la IA y el ML impulsarán un nuevo conjunto de análisis más valioso para los clientes; al entregar este tipo de valor en el centro de llamadas, mejorará la interacción de cada cliente».

Hace apenas unos meses de la última gran compra de Cisco: la adquisición de Acacia Communications, valorada en 2.600 millones de dólares. Anunciada en julio, está previsto que la adquisición se cierre a lo largo de la primera mitad del año 2020. A estas operaciones, Cisco ha sumado en los últimos tiempos diversas actualizaciones de su catálogo en redes SAN. La compañía ha introducido nuevas funcionalidades para facilitar que los centros de datos admitan aplicaciones existentes y emergentes.

Computerworld.es