El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, se retira de la revisión del contrato JEDI

0
27

Al parecer, su hijo trabaja en una de las empresas que aplicó a la obtención del contrato en la nube por valor de más de 10 000 millones de dólares.

«Por precaución para evitar cualquier preocupación con respecto a su imparcialidad, el secretario Esper ha delegado la toma de decisiones sobre el programa en la nube JEDI al subsecretario David Norquist», dijo el portavoz principal del Pentágono, Jonathan Rath Hoffman. «La adquisición de JEDI continuará avanzando hacia la selección a través del proceso normal de adquisición dirigido por profesionales de adquisición de carrera».

Su hijo, Luke Esper trabaja en IBM desde febrero, una de las compañías que solicitó el contrato JEDI, aunque finalmente fue rechazada. Sólo Microsoft y AWS siguen compitiendo por la carrera al Pentágono.

«El hijo del secretario Esper ha sido consultor de estrategia digital con IBM Services desde febrero», dijo IBM en un comunicado a los medios. «Su papel no está relacionado con la búsqueda del contrato JEDI».

Este contrato valorado en 10.000 millones de dólares, denominado Joint Enterprise Defense Infrastructure (JEDI), se otorgará para construir servicios en la nube para el Departamento de Defensa.

Hoffman agregó en su declaración que el Secretario de Defensa Esper no tenía la obligación legal de retirarse del proceso de revisión de JEDI, pero lo hizo para evitar posibles conflictos de intereses. Hay que tener en cuenta que, el proceso de adquisición se ha visto envuelto en una controversia con afirmaciones de que algunos de los involucrados en la toma de decisiones favorecen a Amazon por encima de los otros postulantes.

El Pentágono anunció en enero que estaba investigando si AWS causó un conflicto de intereses al contratar a un ex empleado del Ministerio de Defensa. Se dice que ese empleado, Deap Ubhi, dirigió el proyecto para llevar los sistemas informáticos del Pentágono a la nube.

Esa información surgió en medio de una demanda con Oracle. Esa compañía inició una demanda en diciembre, alegando que ciertos empleados del Pentágono tienen prejuicios contra AWS. Se dice que dos empleados del ministerio tienen vínculos con AWS, y Ubhi es la acusación más seria.

IDG.es