HP abordará un plan de reestructuración para simplificar su modelo operativo y convertirse en una empresa más digital

0
32

Dicho plan, que comenzará en 2020 y finalizará en 2022, afectará principalmente a EE. UU., y se abordará mediante bajas voluntarias y un programa de jubilaciones anticipadas.

Simplificar su modelo operativo y convertirse en una empresa más digital son las razones que la cúpula directiva de HP ha esgrimido para abordar un plan de reestructuración que llevará a cabo en su ejercicio fiscal 2020, y que afectará a una reducción de entre 7.000 y 9.000 empleados de los 55.000 que tiene actualmente en todo el mundo.

La compañía lo ejecutará «en gran parte», según han señalado fuentes de la compañía a ComputerWorld, mediante el «fomento de bajas voluntarias y un programa jubilación anticipada de EE. UU.». Para ello incurrirá en unos costes de 1.000 millones de dólares, que se distribuirán entre el cuarto trimestre de 2019 (100 millones), 500 millones en el ejercicio fiscal 2020, y el resto entre los ejercicios fiscales 2021 y 2022, pues se espera que la reestructuración culmine precisamente dentro de tres años. Con este plan, la tecnológica espera obtener un ahorro anual de la tasa bruta de ejecución de unos 1.000 millones de dólares para finales del año fiscal 2022.

Este plan de reestructuración de tres años es «fruto del proceso de trasformación que la compañía ha iniciado para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y a la inercia que impone la nueva economía: más ágil, más dinámica y con absoluto foco en el cliente», apuntan las citadas fuentes. Un plan que, matizan, «incluye acciones laborales y no laborales que permitirán preparar a la compañía para el futuro». HP, añaden, «garantizará que las personas sean tratadas con cuidado y respeto, a medida que se desarrolla este proceso de transformación de la empresa».

«Medidas audaces y decisivas»
El anuncio lo avanzó ayer Enrique Lores, recientemente nombrado presidente y director general de la compañía a escala global, durante una reunión con analistas en la que ha detallado, además, las perspectivas financieras de HP para el ejercicio fiscal 2020. Lores ha indicado que HP espera generar un flujo de caja de al menos 3.000 millones de dólares en el ejercicio fiscal 2020 y devolver al menos el 75% a los accionistas a través de un aumento trimestral de los dividendos del 10% y la recompra de acciones.

“Estamos tomando medidas audaces y decisivas al embarcarnos en nuestro próximo capítulo”, en palabras del nuevo presidente, que aseguró ver “oportunidades significativas para crear valor para los accionistas”. “Nos convertiremos en una empresa aún más centrada en el cliente y habilitada digitalmente, que liderará con innovación y ejecutará con propósito”, añadió.

HP Inc renació en 2015 cuando la extinta HP se escindió en dos compañías: la propia HP Inc, centrada en dispositivos personales (HP, impresoras…) y HPE, focalizada en informática corporativa (servidores, almacenamiento, networking…).

IDG.es