Intel: continúa la escasez de chips de PC de gama baja

El gigante estadounidense está invirtiendo en 2019 para aumentar la capacidad de producción en un 25%, pero el próximo año será necesitará un esfuerzo similar, explicó el director ejecutivo Bob Swan.

0
8

Intel acaba de anunciar los resultados del tercer trimestre de 2019, registrando 6.000 millones de dólares en ganancias (-6%) sobre una facturación de crecimiento cero de 19.200 millones. Resultados de los que el CEO Bob Swan dijo que estaba satisfecho en una reunión con analistas (earnings call), pero que la reunión estaba dedicada en gran medida al objetivo perdido por Intel de cerrar la brecha entre su capacidad de producción y la demanda de chips de los fabricantes de PC.

«Nuestro objetivo no es limitar el crecimiento de nuestros clientes, que esperan más de nosotros», dijo Swan. El problema continuará después de 2019, aunque en este año Intel ha invertido e invertirá mucho para aumentar la capacidad de producción en un 25%.

El Client Computing Group, es decir, el negocio de PC, fue el único que experimentó una disminución de la facturación en comparación con el tercer trimestre de 2018 (-5% a 9.700 millones). Todas las demás divisiones, desde el Grupo IO (+9% a mil millones) hasta el Grupo de Centros de Datos (6.400 millones, +4%) y el negocio NSG (Non-Volatile Memory Solutions Group) han crecido.

Los problemas de entrega, dijo Swan, se refieren principalmente a los procesadores de valor para el extremo inferior del mercado de PC, el mismo en el que Intel acaba de introducir Tremont, un nuevo chip Atom.

«El problema básico es que hace tres años dimensionamos todo en la previsión de que el negocio de los microprocesadores crecería un 20% en tres años, y en cambio creció mucho más. Para compensar los retrasos en las entregas, Intel también invertirá el próximo año para aumentar la capacidad de producción en un 25% más. Incluso podría ser un esfuerzo de gran envergadura, especificó el CEO, pero le dará a Intel un «pulmón» de existencias suficiente para tranquilizar a los clientes, además de permitirle volver a unos plazos de entrega competitivos en el segmento de valor de la gama más baja del mercado de los PC.

Las inversiones cubrirán tanto la producción de 14 nm como la de 10 nm, así como la preparación de la planta de 7 nm, que producirá GPUs discretas para centros de datos basadas en litografía extrema (EUV).

IDG.es