Intel lanza sus procesadores de la serie Core-X

0
30

Dos años después de que Intel lanzara sus procesadores de juegos «Skylake-X» X-series de gama ultra alta a precios estratosféricos, la compañía ha anunciado la próxima generación de chips «Cascade-X» a precios más asequibles, si por «asequibles» se refiere al precio de un Apple iPhone 11 Pro.

De hecho, en comparación con su predecesor de 1.999 dólares, el nuevo chip i9-10980XE Extreme Edition de 18 núcleos de Intel es francamente barato: 979 dólares. Si eso sigue siendo demasiado para usted, hay esperanza: Intel ha valorado su chip Core i9-10900X de 10 núcleos a tan sólo 590 dólares.

Intel dice que sus nuevos procesadores Cascade Lake-X saldrán a la venta en noviembre, después de haber prometido originalmente los chips Cascade Lake-X en octubre. Ese mismo mes, AMD planea lanzar sus nuevos chips Threadripper, por cierto. Todavía no sabemos cuánto costarán los nuevos chips Threadripper ni si AMD responderá a los movimientos de Intel con sus propios recortes de precios, pero está claro que la competencia está empezando a ayudar a bajar los precios en el extremo superior del mercado de los PC.

Velocidades y avances de Cascade Lake-X
Intel está promocionando sus nuevos chips de la serie X como la plataforma definitiva de creadores para autónomos y entusiastas, con características que deambulan por el territorio de la décima generación: Compatibilidad con Wi-Fi AX200 o (Gig+), instrucciones de Intel Deep Learning (DLBoost) para AI, compatibilidad con Thunderbolt 3 y compatibilidad con Optane 905P SSD. Todos los nuevos procesadores tendrán 48 líneas PCI Express fuera del procesador, y un total de 72 cuando se incluya el chipset, según Frank Soqui, vicepresidente de Client Computing Group.

Los chips de la serie X proporcionan una intrigante mezcla de rendimiento y opciones de núcleo. Todos ellos proporcionan varias configuraciones de turbo: una velocidad Turbo Boost 2.0, para las opciones de turbo boost para cualquier núcleo; la frecuencia Turbo Boost 3.0, para la velocidad de turbo boost de un núcleo favorecido; y una velocidad turbo de todos los núcleos, para las velocidades de turbo a las que cada núcleo golpeará bajo una carga multihilo sostenida, como la herramienta de renderizado de imágenes de Maxon. Intel introdujo la tecnología Turbo Boost Max 3.0 como parte de Cascade Lake-X, que elige un núcleo «favorito» que Intel sabe, mediante pruebas, que está optimizado para velocidades de reloj más altas. Es esta velocidad de reloj la que el chip alcanzará si la situación lo exige.

Los chips de la serie X de Intel proporcionan una intrigante mezcla de rendimiento y opciones básicas.

Los nuevos chips de Cascade Lake-X están todos desbloqueados y todos tienen una potencia nominal de 165W. En general, cuanto menor sea el número de núcleos que compre, mayor será la velocidad de reloj que proporciona Intel. (De nuevo, estarán disponibles en noviembre.) Aquí están:

  • Core i9-10980XE Extreme Edition: 18 núcleos/36 hilos; base de 3,0 GHz, turbo (Turbo 2,0: 4,6 GHz, Turbo 3,0; 4,8 GHz); 979 dólares
  • Core i9-10940X: 14 núcleos /28 hilos; 3.3GHz base, turbo (Turbo 2.0: 4.6GHz, Turbo 3.0: 4.8GHz); 784 dólares
  • Core i9-10920X: 12 núcleos/24 hilos; 3.5GHz base; turbo (Turbo 2.0: 4.6GHz, Turbo 3.0: 4.8GHz); 689 dólares
  • Core i9-10900X 10 núcleos/20 hilos; 3.7GHz base; turbo (Turbo 2.0: 4.5GHz; Turbo 3.0: 4.7GHz); 590 dólares

Los nuevos chips de la serie X se podrán sintonizar con el Performance Maximizer de Intel, que la compañía comenzó a exhibir en Computex. Aunque Performance Maximizer reproduce algunas de las mismas características que otras utilidades de sintonización, es una herramienta de «un solo botón» para overclockear el procesador.

Todavía no sabremos el rendimiento real de las piezas de la serie X hasta que las probemos, pero Intel afirma que los núcleos de la serie X son un 7% más rápidos que la generación Skylake-X en renderizado 3D (un 14% más rápidos que un PC de tres años de antigüedad) y dos veces más rápidos que la generación anterior en inferencia, medidos en imágenes por segundo. Tenga en cuenta que todo esto está acelerado por la tecnología DLBoost de Intel, que no existía hace tres años.

Mark Hachman, PC World (EE.UU.)