Las cadenas de bloques híbridas en el comercio electrónico

0
21

Cuando Facebook lance su criptomoneda Libra en el 2020, necesitará una red blockchain orientada a los consumidores que compren artículos con billeteras digitales y una red blockchain privada para los bancos que respaldan la nueva moneda digital.

Se espera que el concepto de establecer «cadenas de bloques híbridas”, donde una es pública dirigida al consumidor y a otra es autorizada para transiciones corporativas detrás de escena, se convierta en un pilar a medida que el negocio de blockchain madure.

Calibra, la billetera digital de Facebook, almacenará Libra, la moneda digital de Facebook. Un usuario de Facebook descargaría la aplicación de billetera digital Calibra, compraría la moneda digital Libra a través de una red financiera privada, y luego realizaría transferencias de dinero digital de peer-to-peer a través de Calibra como una aplicación independiente. Un usuario también podría hacer lo mismo a través de las plataformas de comunicación pública más populares de Facebook: WhatsApp y Messenger.

Para los sitios de comercio electrónico, se espera que las cadenas de bloques híbridas traigan beneficios, como ahorros de costos mediante el uso de redes y aplicaciones distribuidas (dApps) peer-to-peer y/o nuevos modelos de ingresos. La tecnología también puede crear diferenciación para los clientes, permitiendo nuevos servicios empresariales. «Esa es otra forma de crear valor”, asegura Jorden Woods, socio director de la consultora DoubleNova Group.

«Está pasando que al encuestar a la industria vemos a personas interesadas”, señala Woods. «Ya hay bastantes pilotos”.

Blockchain también ha tenido eco en los consumidores que están familiarizados con el término, comenta Woods. Incluso puede ser un «diferenciador» tecnológico que asegure al público que la información almacenada en el libro de contabilidad inmutable es confiable.

«Eso es raro y un commodity”, anota Woods. «Las primeras pruebas han demostrado que los consumidores pagarán más por el producto [listado] en una cadena de bloques”.

«Es posible que tenga Ethereum o Steller en el front end, o Hyperledger o Corda en el back-end -no es que al consumidor realmente le importe”, asegura Woods. «Los consumidores aprenderán que cadena de bloques significa confianza”.

Por ejemplo, VeChain, con sede en Singapur, creó una cadena de suministro autorizada basada en blockchain llamada VeChainThor Blockchain que ofrece hasta 10 mil transacciones por segundo entre empresas, mientras que los consumidores también pueden observar los productos a medida que se trasladan desde el fabricante hasta el estante del almacén. Una vez en el estante, los consumidores pueden escanear un código QR y obtener el origen, la autenticidad y el valor agregado de un producto; lo que les permite basar las compras en esa información.

La funcionalidad de seguimiento y localización en VeChainThor Blockchain está habilitada por chips RFID que transmiten datos a lo largo del camino.

A principios de este año, Walmart China anunció una Plataforma de Trazabilidad Blockchain construida en VeChainThor Blockchain. La Plataforma de Trazabilidad Blockchain de Walmart China se introdujo con 23 líneas de productos, pero se espera que la plataforma se amplíe en otras 100 líneas de productos para fin de año. Cubre más de 10 categorías de productos, incluyendo productos de carne fresca, arroz, champiñones y aceite de cocina.

El sistema de trazabilidad de Walmart China prevé que la carne fresca rastreable representará el 50% de las ventas totales de carne fresca envasada, las verduras rastreables representarán el 40% de las ventas totales de vegetales envasados, y los mariscos rastreables representarán el 12,5% de las ventas de mariscos al final del 2020.

Público versus autorizado, ¿cuál es más seguro?
Si bien las cadenas de bloques autorizadas limitan quién puede participar, las cadenas de bloques públicas se consideran más seguras porque requieren cientos o miles de nodos para crear un consenso sobre la adición de nuevas entradas en el libro mayor. Por ejemplo, las cadenas de bloques de Bitcoin tienen aproximadamente nueve mil nodos que participan en el algoritmo de consenso, y al menos el 51% tiene que acordar nuevas transacciones de red.

El llamado «ataque del 51%», donde una entidad obtiene el control del 51% de los nodos de validación en una cadena de bloques es raro, pero han ocurrido en cadenas de bloques públicas más pequeñas. En las más grandes, es simplemente demasiado costoso jugar con el sistema tratando de hacerse cargo de la mayoría de los nodos de la red.

«Las cadenas de bloques públicas siguen siendo las más seguras, porque no pueden ser capturadas por gobiernos o corporaciones”, asegura Joel Weight, director de operaciones del brazo de capital de riesgo de Overstock.com, Medici Ventures. «La presión legal, aplicada correctamente, podría hacer que cualquier cadena de bloques autorizada se cierre”.

Una cadena de bloques autorizada generalmente es administrada por una sola entidad, la que la creó para su grupo de usuarios o socios de la industria. Por ejemplo, Ripple determina quién puede unirse a su red de liquidación bruta y al cambio de divisas en tiempo real. TradeLens, un proyecto de cadena de suministro global que está siendo pilotado por Maersk y más de 20 operadores de puertos y terminales, construido en Hyperledger Fabric.

«Existen dos mundos diferentes. Se tienen transacciones de empresa a empresa [B2B] y transacciones de empresa a consumidor [B2C]. Si hablamos de B2C, muchas veces la gente sustituye la comodidad por la privacidad”, señala Woods. «Este es uno de los grandes problemas que tenemos en el mundo actualmente, donde todos estos gigantes tecnológicos están en las redes sociales y los consumidores dicen: ‘Le daré mi información personal a Facebook, Google, Apple o Amazon y ellos me darán servicios a cambio’”.

De la misma manera que las tiendas de TI controlan qué empleados pueden acceder a información confidencial dentro de una empresa a través de la administración de derechos y los permisos, las empresas desean segregar información que no quieren que vean sus rivales. En el mundo B2B, donde la privacidad y la confidencialidad son más valoradas que la conveniencia, las empresas no hacen negocios con socios que no conocen -por ende, una cadena de bloques autorizada.

«Entonces, si busca la cadena de bloques en el entorno B2B, se ve más o menos de la misma manera. Necesita tener permiso y todos deben conocer a los demás”, señala Woods. «Todas las empresas pasan por procesos de conocimiento del cliente y contra el lavado de dinero para garantizar que todos los jugadores sean quienes dicen ser. Las empresas hacen negocios basados en la confianza”.

La misma estructura se refleja en una cadena de bloques autorizada. Cuando una empresa se une a una cadena de bloques autorizada, digamos un libro mayor de la cadena de suministro, se les otorga acceso a través de ciertos derechos y roles. No es así en una cadena de bloques pública, donde los usuarios configuran nombres de usuario y contraseñas, solo verificando que tienen los fondos para pagar bitcoin u otras criptomonedas.

«A menudo, las cadenas de bloques híbridas son vistas como una forma de mantener la seguridad mientras que, al mismo tiempo, permiten un mayor rendimiento de las transacciones. Usualmente esto toma la forma de una cadena principal pública con cadenas laterales privadas o autorizadas que se anclan a la cadena principal”, comenta Weight. «De esta manera, las cadenas laterales pueden llegar a un consenso más rápido, permitiendo más transacciones. También permite múltiples cadenas laterales, lo que aumenta aún más las tasas de transacción. Estas cadenas laterales podrían estar segregadas por industria, geografía, moneda u otros factores”.

Todavía se aplican todos los beneficios y perjuicios del modelo de consenso elegido para las cadenas laterales, pero algunos pueden mitigarse anclando y aprovechando la seguridad de la cadena principal. Eso hace que un ataque de reescritura en la cadena lateral sea mucho más difícil, porque el atacante tendría que comprometer la cadena lateral y la cadena principal, explica Weight.

La interoperabilidad sigue siendo un problema
Las cadenas de bloques autorizadas también pueden interactuar con las públicas a través de aplicaciones distribuidas que extraen datos de la cadena de bloques y los presentan a un consumidor. O bien, pueden interactuar a través de contratos inteligentes, software de automatización empresarial y de ejecución automática que se ejecuta en la red descentralizada. Mientras que la cadena de bloques actúa como una base de datos, confirmando que se han realizado transacciones, los contratos inteligentes ejecutan condiciones predeterminadas. Piense en un contrato inteligente como una computadora que se ejecuta en programación «if/then” o condicional.

Entonces, por ejemplo, una vez que un producto ha llegado a una ubicación, el contrato inteligente podría activar una alerta que le permita al consumidor saber que está disponible para la compra.

Sin embargo, un problema que enfrenta la cadena de bloques es la interoperabilidad. Las cadenas de bloques autorizadas y públicas no necesariamente se hablan entre sí. Se basan en software de desarrolladores que viven en mundos diferentes.

«La cadena de bloques no es una base de datos cualquiera. La analogía de cadena de bloques como base de datos llega solo hasta cierto punto. Es una base de datos, pero no se puede ingresar información hasta obtener el consenso de los miembros, y una vez que los datos están ahí, no se puede no confirmar; es una entrada inmutable para siempre”, señala Woods.

En otras palabras, solo porque una cadena de bloques registra datos, no necesariamente significa que otra cadena de bloques adyacente registrará la misma información, pues ambas se basan en mecanismos de consenso y deben hacer que la mayoría de nodos estén de acuerdo.

«El consenso debería decir lo mismo, pero en algunos casos no está de acuerdo. Este es el tema fundamental que debe resolverse para la interoperabilidad. Necesitamos una estandarización de los protocolos de consenso”, asegura Woods. «Si el consenso fuese el mismo en ambos sistemas, es posible que no esté 100% garantizado que la información se comprometa en ambas cadenas de bloques, pero habría buenas probabilidades. El problema actual es que hay enfoques distintos en dos sistemas diferentes”.

Si bien las cadenas de bloques públicas y autorizadas han sido utilizadas por empresas en tramas y pruebas de concepto durante varios años, la tecnología aún es incipiente.

«Es algo que se resolverá con el tiempo”, señala Woods.

Si bien Facebook no ha confirmado si usará una cadena de bloques híbrida, por lo menos necesitará integrar aplicaciones públicas con una cadena de bloques autorizada que maneje transacciones comerciales en segundo plano.

«Para que Libra crezca a la escala de Facebook -varios miles de millones de usuarios- tendrán que ser creativos”, indica Weight. «El tiempo dirá cómo llegar a esa escala y si es realmente cadena de bloques o simplemente inspirada en cadena de bloques. Su propio documento técnico reconoce que la tecnología para la escala, seguridad y estabilidad requeridas para soportar una moneda global no existe, y están buscando investigadores para resolverlo en los próximos años”.

Lucas Mearian, Computerworld.com