Estas son las cuatro fases del desarrollo de un proyecto ‘blockchain’

0
8

Gartner define los límites por los que evolucionan las distintas iniciativas de cadena de bloques.

Aunque aún faltan al menos cinco años para que la mayor parte de aplicaciones del blockchain eclosione, hay ya una cantidad interesante de proyectos que están mostrando las posibilidades y alcance de la tecnología. La proyección económica de la herramienta apunta a una adopción mayoritaria: Gartner prevé que el blockchain generará 3,1 billones de dólares en valor comercial en todo el mundo para 2030.

Sin embargo, la consultora incide en que las empresas deben ser cautas en el desarrollo de sus proyectos, ya que pueden dar pasos en falso a causa del uso de una estrategia incorrecta. Esto se puede complicar si se le suma una falsa sensación de progreso y capacidad y que hará que las iniciativas no rindan. Como guía para los CIO, Gartner ha desarrollado el modelo de espectro blockchain. Este es un paradigma de la evolución de las soluciones para «ayudar a sus organizaciones a comprender mejor el momento de las inversiones y la propuesta de valor para el uso de blockchain en función de diferentes arquetipos de soluciones», en palabras de David Furlonger, vicepresidente de investigación de Gartner.

Este modelo de análisis se estructura en cuatro fases evolutivas, que segmentan las ofertas y características de las soluciones; algunas tardarán años en terminarse de desarrollar por completo y tendrán implicaciones críticas para el futuro de los negocios y la sociedad. Estos ciclos vendrían definidos por el papel del blockchain: si se habilitan o si este inspira, completa o mejora.

La primera fase sería la de tecnologías habilitadoras de blockchain. Estas herramientas proporcionan la base sobre la cual se pueden desarrollar soluciones de tecnología de cadena de bloques y modelarlas para el negocio. Esta base también se puede usar como parte de soluciones que no son de blockchain; por ejemplo, para mejorar la eficiencia operativa. La tecnología fundamental incluye criptografía, computación distribuida, redes y mensajes entre pares.

En la fase de herramientas inspiradas en blockchain entran las tecnologías que se empezaron a explorar en 2012 a través de pruebas de conceptos y pilotos, principalmente en servicios financieros. Se calcula que esta fase durará hasta principios de 2020. Estas soluciones utilizan solo tres de los cinco elementos de blockchain: distribución, cifrado e inmutabilidad. Algunas hacen uso de la tokenización, pero no están suficientemente descentralizadas para usar los tokens para crear nuevos sistemas de intercambio de valor. Estas soluciones a menudo apuntan al rediseño de procesos existentes específicos para una organización o industria individual, mientras se mantienen los controles centralizados.

Las soluciones completas de blockchain ofrecen la propuesta de valor total con el uso de los cinco elementos característicos de la tecnología: distribución, cifrado, inmutabilidad, tokenización y descentralización. En esta fase se cuenta con tokenización habilitada por contratos inteligentes y descentralización. Permiten el comercio de nuevas formas de valor, como nuevos tipos de activos, y desbloquean los monopolios de las formas existentes, como el ecommerce o la publicidad digital.

Gartner estima que, para después de 2025, las tecnologías complementarias como el IoT, la inteligencia artificial y las soluciones descentralizadas de identidad autónoma o SSI convergerán y se integrarán más con las redes blockchain. Las soluciones mejoradas resultantes expandirán los tipos de clientes y el valor que puede ser tokenizado e intercambiado y permitirán que se produzca una gran cantidad de transacciones más pequeñas que no serían posibles con los mecanismos tradicionales.

IDG.es