Google añade inteligencia artificial a G Suite

Con actualizaciones de Google Assistant y Docs

0
5

La experiencia en Inteligencia Artificial de Google ha sido durante mucho tiempo un punto fuerte, y la compañía ha ido añadiendo constantemente capacidades de aprendizaje automático a su plataforma G Suite. El último paso en este esfuerzo permite a los usuarios acceder a determinadas aplicaciones de G Suite con Google Assistant, e introduce sugerencias de texto de Smart Compose en Google Docs.

Google anunció por primera vez que traería su asistente de voz AI a G Suite a principios de este año; ahora está en marcha una versión beta que permite a los usuarios gestionar sus calendarios de Google Calendar con comandos de voz. Esto incluye la posibilidad de leer en voz alta las entradas del calendario, así como crear, cancelar o reprogramar eventos. Los administradores de G Suite pueden registrarse para la beta aquí.

Los usuarios también pueden enviar mensajes de correo electrónico a los participantes de la reunión, realizar llamadas de voz y video con las manos libres mediante la aplicación Hangouts Meet de Google, e interactuar con el hardware de Google Hangouts Meet fabricado por Asus en las salas de conferencias para participar y salir de las reuniones y realizar llamadas telefónicas.

Los asistentes de voz de AI están empezando a introducirse en el lugar de trabajo, y la firma de analistas Gartner ha pronosticado que el 25% de los trabajadores digitales interactuarán con los asistentes virtuales a diario en un plazo de dos años.

Con Google Assistant ya popular entre los consumidores, Google está bien situado para impulsar el uso de las tecnologías de voz en un contexto empresarial también, señaló Wayne Kurtzman, director de investigación de IDC.

«La carrera por la voz está en marcha, y Google está muy bien posicionado con características robustas, seguridad desde la nube de Google y significativamente más puntos de aprendizaje que la mayoría, si no todos, de sus competidores», añadió Kurtzman.

Google también se beneficia de tener una amplia gama de aplicaciones empresariales, comentó Angela Ashenden, analista principal de CCS Insight. Eso es diferente a Amazon, que también ha dirigido a su asistente de voz a los trabajadores de oficina con el servicio de Alexa for Business.

El reto para Google y otros, dijo Kurtzman, es asegurar a los clientes que las capacidades de seguridad y gobierno necesarias están en su lugar, ofreciendo privacidad corporativa y personal para cada región e industria.

«Es comprensible que Google tenga miedo de ir demasiado rápido; se trata de un área sensible que abarca las identidades empresariales y personales, por lo que es importante no perder la confianza de ambas audiencias al presionar demasiado rápido», señaló Ashenden.

Google y Amazon están lejos de ser los únicos proveedores de software empresarial que ven una oportunidad para las interfaces de voz. Microsoft, por ejemplo, anunció recientemente que ha integrado su asistente de voz Cortana en la aplicación móvil de Outlook, mientras que Salesforce ha estado desarrollando las capacidades de su asistente de voz Einstein. Oracle también quiere permitir a los usuarios interactuar con su conjunto de aplicaciones utilizando su Asistente Digital habilitado para voz.

Composición inteligente y autocorrección
Google también anunció que traerá Smart Compose a Google Docs. La función, que ya está disponible como versión beta en Gmail, utiliza la IA para ayudar a los usuarios a redactar documentos con mayor rapidez, al sugerir frases comunes que reducen la escritura repetitiva.

«Con Smart Compose, Google ha visto que tiene un gran impacto en Gmail, donde se utiliza en el 10% de las respuestas ahora, y creo que será una adición muy valiosa para Docs también», comentó Ashenden.

«El hecho de que se adapte a su estilo con el tiempo, significa que es probable que se convierta en una de esas características que nadie pensó que necesitaban, pero se vuelven tan dependientes de ella que no querrán prescindir de ella», afirmó Ashenden.

Las correcciones gramaticales y las sugerencias en los documentos se han mejorado gracias a la incorporación de la nueva tecnología de redes neuronales, que está previsto que esté disponible en breve.

La herramienta de asistencia de Inteligencia Artificial de Google también será capaz de reconocer palabras y acrónimos de uso común que son específicos de un proyecto u organización, aprendiendo a evitar subrayarlos y marcarlos como incorrectos. También sugerirá correcciones si están mal escritas.

Matthew Finnegan, Computerworld.com