7 tecnologías ‘descabelladas’ que podrían transformar TI

0
12

La innovación es la piedra angular de la tecnología. En TI, si no se está experimentando con un flujo constante de tecnologías emergentes, se corre el riesgo de sufrir una disrupción. Además, puede verse desafiado al momento de atraer a los mejores talentos y mantenerse por delante de los competidores.

Pero saber qué apuestas hacer cuando se trata de adoptar tecnologías emergentes, puede parecer imposible. Después de todo, la mayoría pierde efervescencia. Con mayor frecuencia, incluso aquellas que demuestran valer la pena, no alcanzan su potencial publicitado. Además, la mayoría de lo que se ha considerado de vanguardia hoy en día, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, ya está llegando a los sistemas de producción. A veces hay que mirar hacia adelante para anticipar la próxima ola. Y cuanto más lejos se busca, más arriesgadas se vuelven las apuestas.

Aun así, a veces vale la pena analizar algún gran avance. Desde ese punto de vista, aquí hay siete ideas para el próximo horizonte que podrían ser descabelladas -o una jugada inteligente para el valor comercial que emerge a lo largo de la periferia. Todo depende de su perspectiva. William Gibson solía decir que el futuro ya está aquí, solo que todavía no está distribuido de manera uniforme. Estas ideas pueden ser demasiado locas para que su equipo las pruebe, o pueden ser lo adecuado para avanzar.

Computadoras cuánticas
De todas las tecnologías existentes, nada tiene más presión -y nada es más espeluznante- que las computadoras cuánticas. El trabajo lo realizan una mezcla de físicos e informáticos que juegan con dispositivos extraños, a temperaturas muy frías. Si requiere nitrógeno líquido y batas de laboratorio, bueno, tiene que ser innovación.

El potencial es enorme, al menos en teoría. Las máquinas pueden trabajar a través de miles de millones de combinaciones en un instante, entregando exactamente la respuesta correcta a una versión matemática de Tetris. Se necesitarían millones de años de tiempo de computación en la nube para encontrar la misma combinación.

Los cínicos, sin embargo, señalan que el 99% del trabajo que tenemos que hacer, puede lograrse mediante bases de datos estándar con buenos índices. Existen pocas necesidades reales de buscar combinaciones extrañas; y si las hay, a menudo podemos encontrar aproximaciones perfectamente aceptables en un período de tiempo razonable.

Los cínicos, sin embargo, todavía están mirando la vida a través de lentes viejos. Solo hemos abordado los problemas que podemos resolver con herramientas antiguas. Si tiene que hacer algo que sus programadores afirman que es imposible, quizás probar el Q Experience quantum cloud service de IBM sea la estrategia correcta. Microsoft también lanzó Azure Quantum para experimentar con él. AWS también está siguiendo el ejemplo con Bracket.

  • Posibles primeros adoptantes:Campos donde la respuesta está en la búsqueda de una combinación exponencialmente creciente de cientos de opciones diferentes.
  • Posibilidad de que ocurra en los próximos cinco años: Google e IBM están en guerra con los comunicados de prensa. Su equipo gastará muchos millones solo para llegar a la etapa de comunicados de prensa.

Bases de datos de Blockchain
Muchos de los titulares continúan enfocándose en el dramático aumento y disminución del valor del bitcoin, pero en el fondo los desarrolladores han creado docenas de enfoques diferentes para crear blockchains para inmortalizar transacciones complejas y contratos digitales. Plegar esta funcionalidad en su sistema de preservación de datos, puede aportarle la seguridad y la certeza necesarias al proceso.

El mayor desafío puede ser tomar decisiones sobre los diversos enfoques filosóficos. ¿Desea confiar en la prueba de trabajo, o en algún consenso más flexible que evolucione de un círculo confiable? ¿Desea preocuparse por los elaborados contratos digitales de Turing, o simplemente registrar las transacciones en un registro compartido y confiable? A veces, una simple API, que ofrece actualizaciones oportunas, es suficiente para mantener a los socios sincronizados. Algunas firmas digitales que garantizan las transacciones de la base de datos pueden ser suficientes. Se cuenta con muchas opciones.

  • Posibles primeros adoptantes: Industrias con operaciones ajustadas y sincronizadas entre empresas que no quieren confiar entre sí, pero que deben hacerlo. Estos amigos pueden usar una base de datos compartida de blockchainpara eliminar algunas de las disputas antes de que sucedan.
  • Potencial de éxito en cinco años: Existen docenas de prototipos activos que ya se están ejecutando y los adoptadores tempranos pueden probarlos.

Mallas locales
Durante las últimas décadas, Internet ha sido la respuesta a la mayoría de los problemas de comunicación. Simplemente entréguele los bits a Internet y llegarán allí. Es una buena solución que funciona la mayor parte del tiempo, pero a veces puede ser frágil y, cuando se trata de redes celulares, bastante costosa.

Algunos hackers se han alejado de la red creando sus propias redes ad hoc, utilizando la radioelectrónica que ya se tiene en la mayoría de las laptops y teléfonos. El código Bluetooth se vinculará con otros dispositivos cercanos y moverá los datos sin antes tener que preguntarle «madre, ¿puedo?” a alguna red central.

Los entusiastas sueñan con crear redes locales de malla, elaboradas a partir de nodos que transmitan paquetes de bits hasta que lleguen a la esquina derecha de la red. Los radioaficionados lo han estado haciendo durante años.

  • Posibles primeros usuarios: Aplicaciones muy localizadas que agrupan a las personas cerca unas de otras. Los festivales de música, las conferencias y los eventos deportivos son solo algunas de las opciones obvias.
  • Potencial de éxito en cinco años: Existen varios buenos proyectos y muchos experimentos de código abierto que ya se están ejecutando.

IA verde
Si las palabras de moda «verde” e «inteligencia artificial” son buenas por sí mismas, ¿por qué no unir las dos y duplicar la diversión? La realidad es un poco más simple que lo que sugiere toda la propaganda. Los algoritmos de IA requieren potencia computacional y, en algún momento, la potencia computacional es proporcional a la potencia eléctrica. La relación sigue mejorando, pero la IA puede ser costosa de ejecutar. Y la energía eléctrica produce toneladas de dióxido de carbono.

Existen dos estrategias para resolver esto. Una es comprar energía de fuentes de energía renovables, una solución que funciona en algunas partes del mundo con fácil acceso a represas hidroeléctricas, parques solares o turbinas eólicas.

El otro enfoque es usar menos electricidad, una estrategia que puede funcionar si surgen preguntas sobre la energía verde. (¿Están los molinos de viento matando pájaros? ¿Están las represas matando peces?). En lugar de pedir a los diseñadores de algoritmos que encuentren los algoritmos más asombrosos, solo pídales que encuentren las funciones más simples que se acerquen lo suficiente. Luego pídales que optimicen esta aproximación para colocar la carga más pequeña en las computadoras más básicas. En otras palabras, deje de soñar con mezclar un algoritmo de un millón de capas, entrenado por un conjunto de datos con miles de millones de ejemplos, y comience a construir soluciones que usen menos electricidad.

La verdadera fuerza secreta detrás de este impulso es la alineación entre los contadores y los ambientalistas. Los cálculos más simples cuestan menos dinero y usan menos electricidad, lo que significa menos estrés en el medio ambiente.

  • Posibles primeros usuarios: Aplicaciones casuales de inteligencia artificial que pueden no soportar algoritmos costosos.
  • Potencial de éxito en cinco años: Ahorrar dinero es un incentivo fácil de entender.

Estenografía
Desde que alguien los diseñó, el mundo se ha quedado estancado en los viejos teclados QWERTY para evitar que las máquinas de escribir se atasquen. Ya no necesitamos preocuparnos por esos problemas. Algunas personas se han imaginado reorganizando las teclas y colocando las letras comunes en los lugares más convenientes y rápidos. El teclado Dvorak es solo un ejemplo, y tiene algunos fanáticos que le enseñarán cómo usarlo.

Una opción más elaborada es combinar varias teclas para deletrear palabras enteras o combinaciones comunes. Esto es lo que usan los reporteros de la corte para mantener transcripciones precisas; y solo para aprobar el examen de calificación, los nuevos reporteros deben poder transcribir más de doscientas palabras por minuto. Se afirma que los buenos transcriptores son capaces de manejar trescientas palabras por minuto.

Un proyecto, Plover, está construyendo herramientas para convertir computadoras normales para que funcionen como estenotipos. Si tiene éxito, podría haber una explosión en la expresión creativa. No se concentre en la proliferación de notas entre oficinas y letra pequeña.

  • Posibles primeros adoptantes: Novelistas, escritores y adictos a las redes sociales.
  • Potencial de éxito en cinco años: Escribir con dos dedos es un desafío para muchos.

Cree su propia nube (o nube prefabricada)
Espere un momento, ¿no se suponía que debíamos apresurarnos para mover todo a la nube? ¿Cuándo cambió la dirección del péndulo? Cuando algunas empresas comenzaron a mirar la factura mensual llena de miles de renglones. Todos esos centavos por hora se acumulan.

La nube es una opción ideal para compartir recursos, especialmente para trabajos intermitentes. Si su carga varía significativamente, tiene mucho sentido recurrir a la nube pública para ejecutar grandes ráfagas de computación. Pero si su carga es bastante consistente, volver a los recursos que se encuentran bajo su techo puede reducir los costos y eliminar cualquier preocupación sobre lo que sucede con sus datos cuando están flotando en el éter.

Las principales nubes están adoptando soluciones que ofrecen opciones híbridas para devolver los datos a instalaciones on premises. Algunas cajas de desktop vienen listas para configurar servidores privados en la nube. Y AWS anunció recientemente Outposts, un conjunto de racks informáticos y de almacenamiento totalmente gestionados, que se construyen con el mismo hardware que Amazon usa en sus centros de datos -y son capaces de ejecutar las mismas cargas de trabajo y ser administrados con las mismas API.

  • Posibles primeros adoptantes: Usuarios con cargas predecibles y necesidades especiales de seguridad.
  • Potencial de éxito en cinco años: Algunos ya están volviendo a cambiar las cargas hacia el ámbito on premises.

Cifrado homomórfico
El punto débil en el mundo del cifrado ha sido el uso de los datos. Mantener la información bloqueada con un algoritmo de cifrado bastante seguro ha sido simple. Los algoritmos estándar (AES, SHA, DH) han resistido el asalto sostenido de matemáticos y hackers durante algunos años. El problema es que, si desea hacer algo con los datos, necesita descifrarlos y eso los deja en la memoria, donde son presa de cualquiera que pueda escabullirse en algún agujero común y corriente.

La idea con el cifrado homomórfico es rediseñar los algoritmos computacionales para que funcionen con valores cifrados. Si los datos no están descifrados, no pueden filtrarse. Existe mucha investigación activa que produce algoritmos con diversos grados de utilidad. Algunos algoritmos básicos pueden realizar tareas simples, como buscar registros en una tabla. La aritmética general más complicada es más difícil, y los algoritmos son tan complejos que pueden llevar años realizar sumas y restas simples. Si su cálculo es simple, es posible que sea más seguro y sencillo trabajar con datos cifrados.

  • Posibles primeros adoptantes: Investigadores médicos, instituciones financieras, industrias ricas en datos que deben proteger la privacidad.
  • Posibilidad de éxito en cinco años: Algunos algoritmos básicos se usan comúnmente para proteger los datos. Los cálculos elaborados siguen siendo demasiado lentos.

Peter Wayner, CIO.com