9 desafíos que enfrentarán los líderes de TI en el 2020

0
23

Este año seguramente veremos a los líderes en tecnología enfocarse al máximo nuevamente en las iniciativas digitales, pero los procesos que tienen planeado llevar a cabo para lograrlo no serán exitosos. Peor aún, investigaciones recientes sugieren que los errores que surgen de la transformación digital son una de las principales causas de preocupación para las empresas.

Un informe de Gartner sobre riesgos emergentes muestra que, si bien las empresas continúan priorizando y financiando iniciativas digitales, dos tercios de éstas no solo no cumplen sus promesas, sino que también revelan «debilidades empresariales, causando que las organizaciones vean una brecha entre las expectativas y los resultados”.

La tecnología digital en la empresa también crea desafíos en otras áreas, y los líderes en tecnología señalan que sus problemas más difíciles giran en torno a las amenazas de seguridad y la privacidad de los datos, así como la escasez de los mejores talentos con habilidades de alta tecnología.

Siga leyendo para conocer un resumen de los enormes desafíos que los líderes empresariales esperan tratar en el 2020, y cómo los ejecutivos con visión de futuro los están abordando.

Preocupaciones de la gig economy
Con frecuencia, las empresas abordan las brechas de habilidades digitales con trabajadores contratados y otras estrategias de personal flexible, pero los ejecutivos de tecnología ven que el surgimiento de la gig economy crea varios desafíos, incluyendo la seguridad de la información confidencial de la empresa y los datos personales.

«Los expertos predicen un crecimiento continuo en la gig economy y el teletrabajo”, comenta John Curtis, vicepresidente de ventas empresariales de Samsung Electronics America. «A medida que el trabajo remoto se vuelve cada vez más común, las empresas necesitan refinar las tecnologías y herramientas que lo hacen posible, al mismo tiempo que garantizan la seguridad de su IP y sus datos”.

Los equipos distribuidos tienen sus ventajas, incluida la flexibilidad y la capacidad de pivotar rápidamente. Sin embargo, el informe de Gartner advierte que el trabajo remoto también requiere planificación para abordar los desafíos relacionados: «Una creciente fuerza laboral remota, tanto en un modelo de trabajo desde casa como en un espacio de trabajo compartido, expondrá involuntariamente a la organización a vulnerabilidades en la privacidad de los datos y la seguridad de la información confidencial”.

Sin embargo, la seguridad no es la única preocupación en la gig economy. «Encontrar el talento adecuado siempre es una gran preocupación”, señala Christine Telyan, CEO de UENI. «Por un lado, el crecimiento de la gig economy presenta una gran oportunidad al ampliar el grupo de talento al que puede acceder una empresa. Por otro lado, tener un equipo -especialmente un equipo de tecnología- que trabaja de manera dedicada en un solo objetivo empresarial sin distraerse con otros proyectos tiene sus ventajas. Encontrar el equilibrio adecuado entre talento a tiempo completo y talento a tiempo parcial para una empresa será clave para tener éxito en el 2020”.

Privacidad de datos
Las preocupaciones sobre la gobernanza de datos son continuas, y los requisitos específicos del GDPR y la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) deben abordarse en múltiples niveles y por varios departamentos dentro de una organización.

«Estas regulaciones, así como otras que puedan surgir [en el 2020], conllevan severas sanciones por incumplimiento”, señala el cofundador y CEO de Qubole, Ashish Thusoo. «Las empresas necesitan diseñar sus arquitecturas para abordar requisitos como el derecho a ser olvidado y el derecho a borrarse. Esto debe lograrse en todos los repositorios de datos y todos los entornos, incluidas las nubes privadas, públicas e híbridas. Los proveedores continuarán innovando el próximo año con características y soluciones para ayudar a abordar esta necesidad crítica”.

Medición de nueva tecnología con ROI
Las empresas que consideren tecnologías avanzadas como IA y automatización de procesos robóticos (RPA) necesitarán sopesar los beneficios de la innovación con beneficios comprobables para el negocio, en lugar de simplemente adoptar la tecnología de moda, anota Mahi Inampudi, CTO y CPO de Envoy Global.

«Se trata de encontrar el caso de negocios correcto”, señala Inampudi. «Equilibrar los recursos para respaldar este esfuerzo, junto con el crecimiento del negocio, sigue siendo un desafío desalentador para todos los CIOs y CTOs. Nunca hay suficientes recursos para ejecutar todas las buenas ideas que la empresa pueda pensar, por lo que la hoja de ruta siempre debe priorizar las ideas de mayor valor agregado y menor nivel de esfuerzo, independientemente de si el valor proviene de la nueva tecnología de vanguardia o el impulso de capacidades existentes”.

Amenazas de seguridad
En lugar de centrar los esfuerzos de seguridad en luchar contra ataques exóticos o amenazas desconocidas, Jake Olcott, vicepresidente de calificaciones de seguridad de BitSight, está más preocupado por los sistemas que no han abordado vulnerabilidades ya conocidas.

«Las vulnerabilidades de día cero reciben la mayor atención de los medios, pero en el 2020 los hackers no se molestarán con estos ataques altamente publicitados”, señala Olcott. «En cambio, se centrarán en estrategias simples, como obtener acceso a una red a través del proveedor de una organización, de un tercero o por falta de parches, como con BlueKeep”.

Olcott también predice que las violaciones de datos continuarán causando problemas a las compañías Fortune 1000 debido a agujeros en la seguridad de la organización y sus socios, a menos que las compañías puedan concentrar sus esfuerzos en el monitoreo continuo de amenazas de seguridad.

«Las violaciones de datos afectarán a estas organizaciones”, asegura Olcott. «Los ejecutivos y las juntas enfrentarán graves ramificaciones legales y financieras. Hartos de las violaciones, los ataques y los fraudes que afectan los ingresos, los accionistas demandarán con fuerza a los miembros de la junta, obligándolos a asumir un papel más amplio e informado en cuanto a la ciberseguridad. Los inversores vigilarán de cerca el desempeño de las empresas en esta área, llegando a incorporar lo ciber en su análisis [ambiental, social y de gobernanza]”.

Otro desafío de seguridad preocupante para el próximo año es combatir el aumento del ransomware. Ken Galvin, gerente senior de productos en Quest Software, sugiere que algunas organizaciones necesitarán crear un nuevo rol para profesionales de seguridad dedicados a contrarrestar el software malicioso.

«La mitad de la batalla para resolver un problema de seguridad está en aislarlo”, señala Galvin. «Pero con un personal de TI sobrecargado y estresado, y los requisitos necesarios para elaborar un plan, aprobarlo y determinar el presupuesto para resolver un problema, siempre hay un retraso. El nivel C está comenzando a comprender ahora, más que nunca, la importancia de protegerse contra los ataques de ransomware. Debería haber alguien específicamente delegado para trabajar con equipos para identificar problemas de seguridad, determinar cómo resolverlos y garantizar que se aprueben las medidas apropiadas para la protección contra estos ataques cada vez más sofisticados”.

Gestión de riesgos y expectativas
Matt Mead, CTO de SPR, reconoce los hallazgos de Gartner sobre la frecuencia con la que fracasan las iniciativas digitales; sin embargo, esa realidad puede ser difícil de manejar entre las demandas para adoptar rápidamente nuevas tecnologías.

«Actualmente, las empresas y los clientes esperan que el software y las soluciones tengan lanzamientos rápidos que se adapten con el tiempo, de forma similar a la tecnología de consumo”, comenta Mead. «TI tiene que adoptar nuevas tecnologías, tendencias y enfoques para avanzar al ritmo esperado. Es difícil mantenerse a tiempo y dentro del presupuesto. Los CIOs deben gestionar todos los proyectos de TI de una manera que mitigue el riesgo. Comience por asegurarse de que los proyectos estén utilizando un enfoque ágil moderno y coloque todas las actividades de alto riesgo al inicio del ciclo de vida de un proyecto. De esa manera, si un proyecto no va a tener éxito, puede fallar rápidamente en lugar de en etapas posteriores”.

Gartner aconseja dividir las iniciativas en proyectos distintos para mitigar los riesgos en toda la organización. «Dividir las pruebas del modelo de negocio en iniciativas discretas evita una potencial disrupción catastrófica. Las organizaciones exitosas favorecen las inversiones incrementales, lo que ayuda a la organización a aprender a escala”, según el informe.

Hacer frente a la brecha de habilidades
La tan discutida y continua brecha de habilidades de TI, hará que las organizaciones busquen soluciones a través de la automatización, señala John Ferron, CEO de Resolve Systems.

«Esta falta de trabajadores técnicos calificados llega en un momento en que la complejidad de TI aumenta exponencialmente”, añade Ferron, «y los volúmenes de datos están explotando -todo impulsado por iniciativas de transformación digital respaldadas por departamentos de TI con poco personal. A medida que miramos hacia el 2020, los equipos de TI deben esperar ver un mayor enfoque en la automatización inteligente y AIOps para ayudarlos a hacer más con menos, automatizando tareas y procesos repetitivos, y permitiendo que cada profesional de TI administre cada vez más infraestructura por persona”.

Mejoramiento de habilidades sobre la marcha
Desarrollar nuevas habilidades es clave, señala Inampudi de Envoy Global, pero es un desafío en un entorno donde la tecnología está evolucionando a un ritmo cada vez mayor.

«Crear una cultura de aprendizaje y desarrollo es probablemente uno de los temas más importantes para los CIOs cada año. Cuando todos sentimos que estamos aprendiendo y siendo desafiados en el trabajo, la retención mejora”, asegura Inampudi. «Mi preocupación siempre será si estamos superando las expectativas elevadas de nuestros clientes”.

Latigazo de la nube
Las estrategias cloud-first que carecían de visión pueden conducir a problemas que hacen que las organizaciones retrocedan. Es un error no forzado, argumenta Adrian Moir, evangelista líder en tecnología de Quest Software.

«A medida que más y más organizaciones comiencen a adoptar la nube híbrida, eventualmente veremos una tendencia de repatriación en la nube”, señala Moir, «que es lo que sucede cuando las empresas no se toman el tiempo de invertir adecuadamente en la migración a la nube. De manera repentina, las organizaciones se están dando cuenta de que están gastando significativamente más de lo previsto”.

Moir añade que es innecesario cuando la organización tiene una visión clara y ejecuta la estrategia creada antes de que ocurra el movimiento.

«Lo mejor que pueden hacer las empresas es analizar los datos y las cargas de trabajo que tienen antes de contemplar el cambio a la nube, para determinar los costos y los posibles impactos del servicio”, asegura Moir. «Es importante trabajar con una solución que analice el comportamiento de las máquinas, las aplicaciones y las cargas de trabajo para determinar qué funcionará mejor en cuál solución en la nube. Además, es necesario examinar una estrategia cloud-first para garantizar que sea lo correcto para el negocio”.

Cambio cultural en un mundo digital
La transformación digital requiere un compromiso continuo que evoluciona con el tiempo y un cambio de mentalidad, en lugar de depender únicamente de la tecnología, argumenta Geoff Webb, vicepresidente de estrategia de la empresa de software PROS.

«El próximo año, los líderes empresariales deberán comprender que la transformación digital no termina, sino que se vuelve parte de cómo los líderes empresariales resuelven los desafíos”, señala Webb. «Específicamente, deberán comprender cómo las empresas pueden impulsar el nivel de alineación organizacional necesario para entregar resultados significativos lo suficientemente rápido como para impactar en el negocio. Es fácil lanzar nuevas tecnologías a un problema, pero el cambio profundo que tiene que ocurrir requiere un nivel de apoyo cultural y organizacional que puede ser difícil de manejar y mantener a largo plazo”.

Paul Heltzel, CIO.com