Samsung cae más de un 50% en su último año fiscal

0
8

El fabricante coreano se ha visto afectado por la bajada de los precios de los chips de memoria, su división más fuerte, y fía su recuperación a la llegada de 5G.

Samsung acaba de hacer público el cierre de su particular ‘annus horribilis’. La multinacional coreana ha sufrido una caída del 38% en sus beneficios en el último trimestre de su ejercicio fiscal, lo que supone una disminución del 53% en el cómputo global del año. La causa principal es la bajada excesiva de los precios de los chips de memoria, históricamente su división más fuerte. Este parón en el mercado, temen sus directivos, se verá reflejado en el primer trimestre del año. Para los analistas, el descenso de ventas de este tipo de chips debería ser una señal de alarma para la industria tecnológica, sumida de lleno en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China. No obstante, el fabricante fía su recuperación a la llegada de 5G, que estimulará la demanda de memoria y velocidad para el procesamiento de datos.

En declaraciones recogidas por Bloomberg, el vicepresidente senior de la división de chips de Samsung, Jinman Han, ha destacado la entrada del mercado en “un ciclo de demanda definido” auspiciado por las incertidumbres económicas que amenazan a todo el globo y a las tensiones geopolíticas. Una de estas inseguridades la acaba de marcar la expansión del coronavirus, que ha conseguido cerrar temporalmente tiendas y fábricas en China, el enclave de producción de gran parte de la industria tecnológica, y que parece que tendrá su eco en el mercado.

Estabilidad gracias al ‘smartphone’
Uno de los segmentos por los que Samsung se mantiene a flote es la venta de dispositivos de consumo y teléfonos inteligentes que no han notado la contracción, también en este caso, del mercado mundial.

IDG.es