La guerra entre EEUU y Huawei continúa, ahora con acusaciones de extorsión

0
4

Cuando parecía que llevaban un tiempo con las aguas calmadas, Estados Unidos y Huawei vuelven a las andadas. Ahora ha sido el Gobierno del país norteamericano quien ha lanzado una acusación contra la compañía china por el robo de secretos comerciales y relacionando los negocios de ésta con Irán y Corea del Norte.

La acusación, hacia Huawei y hacia Meng Wanzhou, su directora financiera, está compuesta por 16 cargos de conspiración y extorsión por robar secretos comerciales de otras 6 compañías, así como de violar la ley de organizaciones corruptas e influenciadas por el crimen organizado.

“Esta nueva acusación es parte del intento del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de dañar irrevocablemente la reputación de Huawei y su negocio por motivos de competencia, más que de cumplimiento de la ley. Estos nuevos cargos carecen de fundamento y se basan, principalmente, en disputas civiles recicladas de los últimos 20 años que han sido resueltas, litigadas y, en algunos casos, rechazadas por jueces y jurados federales. El gobierno no prevalecerá sobre sus cargos, los cuales demostraremos son infundados e injustos» ha declarado el fabricante chino ante la situación.

Desde Estados Unidos aseguran que Huawei tenía «acuerdos de confidencialidad con los propietarios de la propiedad intelectual» de la que luego se apropiaba, al tiempo que reclutaba empleados de otras compañías para que éstos a su vez también se hicieran con la propiedad intelectual de sus antiguas compañáis.

«Huawei supuestamente lanzó una política que instituye un programa de bonificación para recompensar a los empleados que obtuviesen información confidencial de sus competidores. Huawei, Huawei USA y Futurewei acordaron reinvertir los ingresos de esta supuesta actividad de crimen organizado en los negocios mundiales de Huawei, incluso en los Estados Unidos», explican desde el Departamento de Justicia, que ha indicado que esta nueva acusación contiene cargos de la acusación anterior anunciada en enero de 2019.

IDG.es