Cómo ahorrar costos con la nube

6 maneras en que las empresas pueden lograr reducciones significativas de costos al cambiar a servicios en la nube pública.

0
23

El potencial ahorro de dinero no es la única razón para migrar a la nube. Muchas compañías citan beneficios significativos tales como una mayor agilidad, una escalabilidad más fácil, e incluso una seguridad mejorada como impulsores para transferir datos y aplicaciones a un entorno Cloud.

En realidad, una migración a la nube puede terminar aumentando los gastos para las empresas en ciertas áreas, especialmente si se requieren muchas actualizaciones y mantenimiento. Aun así, claramente hay muchas maneras en que las organizaciones pueden ahorrar dinero moviendo datos, aplicaciones, desarrollo y otros componentes de TI basados en servicios en la nube.

En los siguientes 6 ejemplos puede verse cómo las empresas pueden lograr reducciones significativas en los costos a través de la nube. Es importante tener en cuenta que el impacto del costo puede variar mucho dependiendo de la infraestructura tecnológica actual de la empresa, los tipos de aplicaciones que ejecuta, los servicios en la nube que se utilizan, así como otros factores.

1 – Apagando el centro de datos
Para muchos, un cambio a la nube significa un alejamiento de los centros de datos locales. Ese es el caso de la compañía hotelera Wyndham Hotels & Resorts, que obtuvo un ahorro del 45% al cerrar un centro de datos y migrar aplicaciones a la nube. La empresa decidió salir de su centro de datos corporativo trabajando con el partner Rackspace en la migración a la nube.

“Al principio, nos dimos cuenta de que no podríamos migrar completamente a la nube de inmediato, especialmente con algunas de nuestras aplicaciones heredadas», comenta Scott Strickland, vicepresidente y CIO de Wyndham, quien añade que: “Al asociarnos con Rackspace, determinamos que una estrategia de colocación tenía sentido como punto de partida hacia una evolución de TI a largo plazo”.

La compañía comenzó identificando «aplicaciones de anclaje» que podrían trasladarse a un modelo de software como servicio (SaaS) basado en la nube. Estas aplicaciones incluyeron su sistema central de reservas, sistema de administración de propiedades y sistema de administración de contenido.

“Una vez que trasladamos esas aplicaciones a un modelo SaaS, abordamos probablemente el 50% de la potencia informática en nuestro centro de datos tradicional”, señala Strickland. “En total, pudimos mover alrededor de 200 aplicaciones a la nube de AWS [Amazon Web Services]» con el resto de las cargas de trabajo gestionadas en una instalación de colocación.

En un principio, la compañía disponía de 280 aplicaciones alojadas en el centro de datos. Gracias a trabajar con Rackspace, la compañía pudo retirar 70 de esas aplicaciones y mover el resto a la combinación de AWS y colocación.

2 – Desconectar las telecomunicaciones tradicionales
Para algunas compañías, especialmente las grandes corporaciones, el costo de las telecomunicaciones está entre los principales gastos. Las comunicaciones Cloud, en las que las aplicaciones de telecomunicaciones se proporcionan a través de Internet, ofrecen formas de ahorrar dinero.

Con el avance del protocolo de voz sobre Internet (VoIP) a lo largo de los años, la voz se ha convertido en parte de ese cambio a la nube. Las empresas pueden reemplazar los equipos telefónicos comerciales convencionales, como los PBX, con un servicio en la nube, y ésta puede convertirse en una plataforma para comunicaciones de voz, datos y video.

Por eso, distintas tendencias están empujando a más empresas hacia las comunicaciones en Cloud. Una de ellas son las operaciones cada vez más distribuidas en sucursales y oficinas en el hogar. Otra, es que las organizaciones necesitan proporcionar acceso a las redes empresariales a través de más tipos de dispositivos, como los teléfonos inteligentes.

3 – Descargar el almacenamiento a la nube
Está claro que los volúmenes de almacenamiento de datos han crecido a un ritmo significativo a lo largo de los años a medida que las organizaciones recopilan más información de sitios web, dispositivos móviles, transacciones de comercio electrónico, redes sociales, aplicaciones empresariales y otras fuentes. Con la aparición de Internet de las Cosas (IoT) y el Edge Computing, es muy probable que el crecimiento en los volúmenes de datos sea aún más significativo en los próximos años.

Muchas organizaciones están recurriendo a la nube para ayudar a manejar sus iniciativas de Big Data. La fácil escalabilidad de la nube lo convierte en un modelo potencialmente ideal para el almacenamiento de datos. Pero más allá de la escalabilidad, la nube también puede permitir a las empresas reducir sus costos totales de almacenamiento.

4 – Agilizar los procesos intensivos de los datos
La analítica Big Data se ha convertido en una iniciativa TI clave en innumerables organizaciones que buscan obtener información del tesoro de los datos. La nube puede entregar la potencia de procesamiento necesaria para respaldar estas iniciativas, lo que también puede conducir a ahorros de costos.

La Financial Industry Regulatory Authority (FINRA), una organización sin fines de lucro autorizada por el Congreso de los Estados Unidos para proteger a los inversores y garantizar la integridad del mercado a través de la regulación de los corredores de bolsa, es un buen ejemplo. FINRA escribe y hace cumplir las reglas que rigen las actividades de más de 3,800 corredores de bolsa que representan a más de 600,000 corredores.

Cada día, la organización supervisa hasta 75.000 millones de actividades de mercado. Aplicando el análisis de datos para revelar cualquier actividad de información privilegiada, la FINRA cambió un componente clave de su infraestructura de TI a Amazon Web Services, adoptando la informática sin servidor AWS Lambda para hacer que la validación de datos sea más eficiente.

El sistema Order Audit Trail (OATS) de FINRA se usa para monitorear las prácticas comerciales de las firmas miembro, aprovechando los datos OATS junto con otros datos del mercado, para crear el ciclo de vida de cada orden y monitorear las prácticas comerciales de las firmas miembro. Gracias a AWS Lambda, FINRA ha aumentado por dos la eficiencia de costos, según señala la organización. Eso proviene de pagar sólo por lo que usa y no tener que administrar la infraestructura del servidor local.

5 – Crear una infraestructura unificada
Se ha comentado que el cambio a la nube puede crear complejidad de TI para las empresas al adoptar diferentes tipos de servicios y añadir múltiples proveedores de servicios Cloud. Eso es cierto. Pero un cambio amplio hacia la nube también puede añadir eficiencias y reducir costos cuando existe un esfuerzo de unificar varios componentes de TI dentro del mismo entorno de nube.

Coverdell, una empresa de marketing de servicio integral especializada en la creación y entrega de ofertas personalizadas para clientes, se embarcó en 2018 en una «transformación digital» como parte de una estrategia para adoptar un nuevo modelo de ventas directas al consumidor.

Parte del esfuerzo consistió en implementar servicios en la nube Azure de Microsoft. Mover un grupo de sitios web a la plataforma como servicio (PaaS) de Azure App Service permitió a Coverdell reducir los costos mensuales de alojamiento a menos de 1.000 dólares y reducir significativamente el mantenimiento.

La reducción de gastos y otros beneficios llevaron a Coverdell a buscar nuevas ofertas basadas en Azure para respaldar la nueva estrategia comercial centrada en el cliente y modernizar su infraestructura. La compañía decidió trasladar sus aplicaciones centrales, datos, servicios e infraestructura local subyacente a la nube.

La estrategia de invertir en Azure y unir su red de sitios web, aplicaciones, datos e infraestructura dentro del entorno de la nube, resultó en un mayor ahorro de costos de lo que la compañía esperaba. Pudo eliminar 54.000 dólares mensuales en servicios de colocación. Con la nueva infraestructura unificada, Coverdell espera ahorrar hasta 1 millón de dólares anuales.

6 – Migrar el ‘e-Commerce’ y ‘customer analytics’
Para muchas compañías, el Cloud ha significado una nueva forma de ofrecer e-Commerce a sus clientes. Además de proporcionar una escalabilidad y flexibilidad más fáciles basadas en la demanda fluctuante de capacidad, el traslado del comercio electrónico a la nube también presenta una forma de reducir el costo.

METRO, un mayorista de empresa a empresa y especialista en alimentos, migró su plataforma de comercio electrónico a Google Cloud Platform (GCP) y, como resultado, puede ofrecer servicios más estables y escalables para los clientes. La compañía también implementó datos en GCP para hacer que el análisis de datos de los clientes esté más disponible dentro de la organización, así como para soportar análisis integrados y aprendizaje automático para el desarrollo de nuevos productos.

Al «subir y cambiar» su plataforma de comercio electrónico a Google Compute Engine, y al usar la nube privada virtual de Google Cloud para crear integraciones con los sistemas de back-end de la compañía, METRO redujo sus gastos de infraestructura de un 30% a un 50%.

Quizás aún mejor bienvenido que el ahorro fue la migración a la nube, que trajo significativamente más estabilidad al entorno de comercio electrónico. En lugar de reiniciar 10 máquinas virtuales cada semana, la empresa rara vez tiene que lidiar con una. Las interrupciones o períodos de inestabilidad con la plataforma de comercio electrónico han disminuido hasta en un 80%.

IDG.es