El tráfico mundial de internet crece hasta los 9,1 Tbps

0
51

El brote de coronavirus está teniendo numerosas repercusiones, más allá de los campos de la sanidad y la salud pública. Con los cierres de centros educativos y las cuarentenas a las que se ha visto obligada parte de la población, en los últimos días se está experimentando un efecto colateral: el incremento en el tráfico de internet, derivado de la necesidad de teletrabajar y de una mayor cantidad de horas dedicadas al ocio, con el visionado de vídeos o los juegos online.

Esta es una de las razones a las que se achacan el nuevo récord registrado en el punto de intercambio de DE-CIX en Frankfurt, al que también contribuyen de forma decisiva nuevas tecnologías que facilitan mayor velocidad y menor latencia. Este martes por la noche se alcanzaban los 9,1 terabits por segundo en este centro, que desde la compañía dicen que es el punto de internet con mayor tráfico del mundo.

En diciembre de 2019, en este mismo centro se anunciaba un anterior récord de 8 Tbps. Entre ambos hitos, el volumen de transferencia de datos se ha incrementado en más de un 12%.

Como explican desde la empresa, el factor coronavirus no es el único a tener en cuenta. El tráfico de datos en estos espacios sigue un comportamiento en forma de ola, en el que se refleja el ritmo del uso diario de internet. Así, se empieza a notar un incremento en las conexiones hacia las 6 de la mañana y es en torno a las 9 de la noche cuando se alcanza el pico de actividad. Hay también diferencias en relación al momento del año, con menos conexiones en verano que en otoño y en invierno.

Thomas King, CTO de DE-CIX, vincula los dos factores. «Además de la estacionalidad, este hito coincide con la situación excepcional que la población está experimentando actualmente con el virus COVID-19, en la que el uso de internet está jugando un papel cada vez más importante, ya sea para compartir información, ver películas en streaming o jugar online».

IDG.es