Gartner indica que el COVID-19 impulsa al 88% de las empresas al teletrabajo

0
3

Una encuesta realizada por Gartner a 800 ejecutivos de Recursos Humanos a nivel mundial encontró que el 88% de las organizaciones han alentado o exigido a sus empleados que trabajen desde sus casas, independientemente de que muestren o no síntomas relacionados con el coronavirus. Casi todas las organizaciones (97%) han cancelado los viajes relacionados con el trabajo, un aumento de más del 80% desde el 3 de marzo.

«Dado que la crisis de COVID-19 perturba a las organizaciones de todo el mundo, los líderes de RR.HH. deben responder de forma rápida y exhaustiva, teniendo en cuenta las consecuencias inmediatas y a largo plazo para el talento», afirmó Brian Kropp, jefe de RR.HH. de Gartner.

Cómo abordan las ausencias
La encuesta de Gartner muestra que las organizaciones, tratando de equilibrar las necesidades de los empleados con las realidades financieras, están empleando una variedad de enfoques para las políticas de tiempo libre en respuesta a COVID-19. Casi la mitad (48%) de los empleadores requieren que los empleados usen primero las licencias por enfermedad, luego las vacaciones y finalmente el tiempo libre remunerado para las ausencias por coronavirus. El 20% de las organizaciones aumentó ese tiempo libre remunerado para las personas que están enfermas y/o cuidan a un familiar enfermo, y el 18% de las organizaciones ha concedido tiempo libre remunerado adicional para los padres que cuidan a niños cuyas escuelas están cerradas.

«Nuestra investigación muestra que solo una minoría de empleadores planea reducir el personal o pedir a los empleados que se tomen una licencia no remunerada», añadió Kropp. «En cambio, la mayoría de las organizaciones se están centrando en medidas como un uso más eficaz de la tecnología y la congelación de las nuevas contrataciones para reducir los costos».

Varias medidas empleadas para la de reducción de costos
Además, en la encuesta se puede apreciar que la mayoría de los empleadores planean reducir los costos y minimizar el impacto para pagar a los empleados existentes cuando sea posible. Un uso más efectivo de la tecnología es la intención principal para reducir los costos en hasta el 60% de las organizaciones.

Casi la mitad de las organizaciones planean congelar las nuevas contrataciones.
Un mayor porcentaje de organizaciones planea reducir el trabajo para los socios externos en lugar de los empleados.
Una quinta parte de las organizaciones planea detener o limitar los gastos de consultoría y/o reducir el número de trabajadores contratados.
Un 10% de los empleadores planea reducir las horas de trabajo.
El 6% de los encuestados informa de que pide a los empleados que tomen vacaciones no remuneradas.

Recomendaciones de Gartner
Para gestionar la fuerza de trabajo de manera remota durante la crisis del coronavirus, Gartner establece una serie de recomendaciones para los líderes de RRHH:

Proporcionar dirección, confianza y capacidad de recuperación. Desde Gartner apuntan que los empleados confían en que los líderes de todos los niveles de la empresa tomen medidas, por lo que es ideal una comunicación regular con los empleados, manteniendo un diálogo abierto. La encuesta de Gartner encontró que el 56% de las organizaciones han comunicado un plan de acción a los empleados en caso de que se produzca el brote de COVID-19.

Contextualizar el coronavirus para la organización. Los líderes deben ser una fuente confiable para obtener información precisa y actualizada sobre el coronavirus y cómo está afectando a la organización, y aconseja que los directivos contextualicen la información y los datos en la medida de lo posible para que se relacionen específicamente con la organización.

Fomentar las interacciones. Con un tiempo de permanencia en la oficina reducido o nulo, los empleados deben mantener interacciones profesionales y personales regulares con sus compañeros. La encuesta de Gartner encontró que el 40% de las organizaciones han establecido chequeos virtuales adicionales para los empleados, y el 32% de las organizaciones han introducido nuevas herramientas para las reuniones virtuales.

Establecer directrices para los equipos. El trabajo a distancia es diferente para cada empleado dependiendo de sus necesidades y las de sus familias. El consejo de Gartner es que las organizaciones satisfagan las necesidades de los empleados capacitando a los equipos para que se adapten a sus conflictivas demandas de tiempo.

Proporcionar flexibilidad para las necesidades de trabajo a distancia de los empleados. Dar a los empleados la potestad para tomar las decisiones que mejor se adapten a sus necesidades y niveles de comodidad cuando se prepare para el regreso a la oficina. Es decir, cuando deban regresar a la oficina, permitir a los empleados esenciales elegir las horas que mejor les convengan para evitar las horas pico de desplazamiento.
IDG – Computerworld.es