Replantearse la inversión tech en tiempos de COVID-19

0
9

La pandemia decretada por la OMS por la expansión del virus COVID-19, el coronavirus, está teniendo múltiples repercusiones en el sector tecnológico, que están dando para distintos análisis. La actual crisis puede llevar a un replanteamiento importante de la inversión en tecnología. Así lo apuntan desde la firma ABI Research, que ha elaborado un reporte en el que analiza la situación actual en el sector tech, los posibles efectos a corto y largo plazo del COVID-19 y recomendaciones para lidiar con la situación.

De acuerdo a este documento, la pandemia tendrá importantes efectos tanto en las propias compañías tecnológicas como en las que están invirtiendo en tecnología para mejorar sus operaciones y, por extensión, en la clientela de estas organizaciones.

Entre los fenómenos que la consultora avanza que se verán en los próximos tiempos está una tendencia generalizada hacia la fabricación lights-out. Este tipo de producción apuesta por instalaciones completamente automatizadas, en las que no se necesita plantilla humana: esto es, plantas que trabajan con las luces apagadas, como indica su nombre en inglés.

En esta misma línea de tendencia a la automatización, la firma de análisis prevé que los vehículos autónomos recibirán un nuevo impulso como consecuencia de la situación actual. Estos medios tendrán especial repercusión en tareas como el manejo de materiales o el transporte de mercancías. Se verá, además, una cadena de suministro más integrada, diversa y coordinada.

El IoT saldrá también previsiblemente reforzado, especialmente en su integración en las localidades. Se anticipa un impulso a la inversión en las smart cities, una vía por la que las autoridades y las organizaciones intentarán «apoyar la resiliencia comunitaria»; esto es, mejorar la cobertura que se da a la ciudadanía para reforzarla.

Desde ABI destacan también la corriente de adopción de espacios de trabajo y prácticas virtuales, uno de los aspectos relacionados con la tecnología que desde el primer momento ha tomado especial relevancia. El empleo del teletrabajo y de herramientas de educación a distancia está ya ganando en popularidad en la actual situación de confinamiento.

Computerworld.es