La próxima disrupción digital: El rol del CIO

0
15

Cuando los analistas comenzaron a pronosticar los desafíos que los CIOs enfrentarían en el 2020, la incertidumbre se convirtió en un tema común. Pero pocos habrían imaginado que un novedoso coronavirus originado en China, convertiría los edificios de oficinas y los campus en ciudades fantasma y obligaría a los CIOs a fortificar los sistemas para el trabajo a distancia de la mayoría de los empleados, así como a elaborar planes de contingencia más amplios para el futuro imprevisto.

Si bien las respuestas de COVID-19 ocupan la mayor parte del tiempo de los CIOs en este momento, una serie de cuestiones globales, económicas y organizativas a largo plazo están perturbando el rol de los CIOs y los están empujando a ampliar sus conocimientos y capacidades.

«El trabajo del CIO se está volviendo realmente difícil», señala Irving Tyler, analista y vicepresidente de Gartner. Además de sus deberes principales, se espera que los CIOs de hoy en día entiendan el diseño digital, apliquen disciplinas de gestión de productos a la gestión de la TI, ayuden a cambiar la cultura de su empresa, y piensen en las consecuencias de las leyes de privacidad en todas partes del mundo. «Todas estas cosas son grandes, complicadas y complejas cuestiones en las que los CIOs nunca tuvieron que pensar», anota.

Los CIOs y los analistas del sector consideran los nuevos factores que están modificando el rol de los directores de sistemas de información y las habilidades que necesitarán para adaptarse.

El ritmo de los cambios del mercado
Más allá de responder a una pandemia, las organizaciones exitosas son muy adaptables y pueden replantearse de manera proactiva y continua sus conceptos comerciales básicos y sus propuestas de valor, y pueden girar rápidamente.

Para la mayoría de los CIOs, el desafío se convierte en cómo usar la tecnología para crear una organización adaptable que sea lo suficientemente flexible para moverse con el mercado, anota Brian Hopkins, vicepresidente y analista principal de Forrester que sirve a los CIOs y a los líderes tecnológicos. Piensa en Amazon, dice. «Tiene que posicionarse ya sea como constructor de un ecosistema o participando en múltiples ecosistemas».

Ser adaptable también requiere construir, experimentar y ejecutar múltiples modelos de negocio, añade Hopkins. Para los CIOs, «¿cómo ayuda a su CFO a entender cómo configurar esos sistemas financieros y contables para que pueda ser flexible en la forma de contar los ingresos y ejecutar múltiples modelos de negocio?

«Hay todo un elemento para [diseccionar] sus servicios centrales de RRHH y servicios de TI, de modo que pueda flexibilizarlos y combinarlos para diferentes necesidades y diferentes unidades de negocio, utilizando diferentes modelos de negocio». También hay una forma adaptativa de gestionar las pilas de tecnología, añade. «Se trata de plataformas y de aprovechar las tecnologías de nube y exponenciales como la IA, y de innovar de forma disruptiva con la tecnología».

Aunque el CIO no es el único dueño de estas decisiones empresariales de adaptación, «es una oportunidad para que ellos salgan de sus responsabilidades principales y desarrollen una visión con el CEO», anota Hopkins. «El CIO se convierte más que nunca en un papel consultivo».

Cambios geopolíticos
Los cambios en la geopolítica están creando un cambio en Internet, lo que tiene importantes consecuencias en el trabajo del CIO, indica Tyler. «Solía ser que nos dirigíamos hacia una perspectiva universal. Queríamos que todos tuvieran los mismos sistemas, que los usaran de la misma manera, y queríamos que la información fluyera sin limitaciones. Ahora tenemos esta segmentación de las sociedades digitales -internet americana vs. internet europea vs. rusa- así como connotaciones políticas, religiosas y de sistemas de valores» que están dando lugar a nuevas leyes y reglamentos -desde la Ley de Privacidad del Consumidor de California hasta el Reglamento General de Protección de Datos de la UE.

«Eso va a ser muy difícil para los CIOs», señala Tyler. «Van a tener que averiguar cómo federar sus redes globales».Esto requiere que los CIOs asuman un papel de analistas, agrega. «Donde el CIO puede añadir más valor es en entender las dimensiones de la tecnología más allá de la comprensión de la tecnología en sí misma», como por ejemplo cómo se aplican estas tecnologías, cómo afectan a los sistemas de valores de las sociedades, cómo son potencialmente peligrosas para esos sistemas de valores, y qué podría impulsar a una sociedad a aplicar nuevas leyes y restricciones comerciales como resultado, anota.

«Esa es una nueva responsabilidad de los CIOs porque no pueden simplemente entregar la tecnología a los líderes empresariales, y dejar que la apliquen sin comprender las consecuencias», añade. «En última instancia, los CIOs van a ser los que cambien los sistemas para hacer frente a las consecuencias».

Nuevos modelos operativos empresariales
La mayoría de las organizaciones han creado nuevos modelos de negocios digitales, pero la mayoría no están preparadas para operarlos, comenta Tyler. El liderazgo, las estructuras de gestión, las formas de trabajo y los procesos de toma de decisiones siguen basándose en gran medida en los modelos comerciales tradicionales. «Ahora las personas necesitan trabajar juntas de manera diferente. Se ven diferentes tipos de estructuras de equipo, una velocidad diferente» de trabajo y requisitos de agilidad, añade.

«Tiene esta presión por la velocidad, pero no podemos conseguirlo a menos que todos vayamos rápido en la misma dirección», comenta Troy DuMoulin, vicepresidente de investigación y desarrollo de Pink Elephant, una empresa global de consultoría y formación en gestión del cambio de TI. «El papel de un líder CIO es crear un sentido compartido de identidad -un sentido de nosotros, de los valores, de la dirección, de cómo vamos a hacer las cosas aquí, lo que es más importante para esta comunidad».

El CIO debe participar en el diseño y la ejecución de modelos operativos empresariales que funcionen de manera eficaz, y para influir en los cambios en las prácticas, la toma de decisiones y la cultura, Tyler dice: «La tecnología va a ser una gran parte de cómo se hace todo eso».

Ecosistemas compartidos que crean valor comercial
En el futuro, el valor comercial se creará y distribuirá de manera muy diferente, debido a los ecosistemas y las tecnologías que los alimentan.

«La mayoría de los modelos de negocios tradicionales estaban muy orientados a mí -mis productos, mis clientes, mis proveedores. Ahora tenemos que darnos cuenta de que tenemos que conectarnos con los [productos y servicios] de otras personas y coexistir en un ecosistema para influir en nuestro éxito», señala Tyler. Esto significa a menudo renunciar a paradigmas, como la «salsa secreta» de un producto, y compartirlo con los socios podría encontrar 100 nuevas formas de utilizar el producto que beneficien a ambas organizaciones. También puede significar el abandono de los enfoques tradicionales de comercialización y la exploración de nuevos canales digitales.

«Todo el concepto de cómo se distribuye y se crea el valor está cambiando, y el enfoque tradicional está en riesgo», indica Tyler. «Ese cambio de mentalidad es uno de los mayores retos perturbadores de todos los ejecutivos -pero ciertamente de los directores de sistemas de información (CIO)», que necesitarán habilidades de estrategia, conocimientos de gestión de riesgos y la capacidad de analizar el riesgo frente a la recompensa.

Mezclar y combinar los papeles de la suite C
Hoy en día, la estrategia empresarial se basa en la tecnología, «pero en las organizaciones tradicionales hay muchos roles adversos que no se entienden entre sí y tienen expectativas desalineadas», señala el Dr. Abel Sánchez, director ejecutivo e investigador científico del Laboratorio de Manufactura y Productividad del MIT. Esta puede ser una de las razones por las que las organizaciones están combinando los papeles de TI, digital y de datos o manteniendo a los CIOs separados y están experimentando con quién informa a quién.

Claus Torp Jensen se encarga de los roles de jefe digital y jefe de tecnología, incluyendo CTO y CIO, en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. «El papel de la TI se encuentra en un punto de inflexión importante, y las empresas líderes en pensamiento integran elementos de los papeles tradicionales de jefe digital, CIO, CTO, arquitecto jefe, jefe de datos y jefe de innovación bajo una nueva clase de líder técnico», escribe.

Otras empresas tienen papeles separados para el CIO, un jefe de datos, un jefe de clientes y otros títulos, y «empiezan a jugar al bingo de mezcla y combinación y jerarquía para averiguar quién debe informar a quién», anota Hopkins, «o las organizaciones están tomando al CIO y elevando lo que están haciendo en el C-suite a ese papel de CTO/COO».

Tyler aconseja a los CIOs que se preparen para la disrupción de sus funciones estando abiertos al cambio y pasando tiempo aprendiendo. «Si quiere tener valor como ejecutivo, es mejor que pase mucho tiempo aprendiendo, haciendo preguntas y hablando con expertos fuera de tu dominio», finaliza.

Stacy Collett, CIOonline.com