El heredero Samsung de nuevo investigado

Jay Y. Lee, vuelve a estar en el punto de mira de la fiscalía coreana. En esta ocasión en relación con la fusión de Samsung con Cheil Industries en 2015.

0
35
Vice Presidente de Samsung Jay Y. Lee

Jay Y. Lee, heredero del Grupo Samsung, ha sido interrogado este martes por la fiscalía de Corea del Sur acerca de la controvertida fusión de 2015 con Cheil Industries y un supuesto fraude contable que podría haberle ayudado a avanzar en su plan de sucesión en el principal conglomerado del país.

Según los fiscales, durante la fusión de Samsung C&T con Cheil Industries en 2015, los cálculos de reparto de acciones buscaban favorecer a Lee y reforzar su control sobre el conglomerado. Por otro lado se sospecha que el vicepresidente de Samsung Electrónica y la cúpula del grupo intervinieron sistemáticamente en el fraude contable asociado a ese movimiento.

Además, los fiscales también sospechan que el presunto fraude contable que involucra a Samsung Biologics, entonces subsidiaria de Cheil Industries, también está relacionado con la sucesión de la gerencia del grupo. Samsung Biologics supuestamente no reflejó en su contabilidad el contrato de opción de compra de Samsung Bioepis con U.S. Biogen.

Lee, de 51 años, ya cumplió un año de detención por el caso de soborno hasta que fue suspendido en 2018

Cheil, el operador de moda y parques temáticos del Grupo Samsung, se fusionó con el holding del grupo de hecho Samsung C&T en una transacción de 2015 que permitió a Lee convertirse en el principal accionista de Samsung C&T. En aquel momento, el acuerdo fue criticado por el fondo de cobertura estadounidense Elliott Management y otros inversores por favorecer a los miembros de la familia a expensas de los accionistas minoritarios y desde entonces se viene investigando.

Lee, de 51 años, ya cumplió un año de detención por el caso de soborno hasta que fue suspendido en 2018, pero la posibilidad de una sentencia más dura ha surgido después de que la Corte Suprema revocara un fallo de un tribunal inferior sobre el caso el año pasado.

Si bien la fiscalía confirmó la llamada a Lee, desde Samsung aún no han procedido a hacer declaraciones al respecto.

IDG.es