El teletrabajo puede salvar al PC del colapso motivado al COVID-19

0
11

Gartner estima un descenso del 10,5% en 2020, mucho menor que el del mercado de dispositivos en su conjunto.

Gartner prevé un decrecimiento del mercado del PC mucho menor que el de los dispositivos en su conjunto según arroja en su último informe, en el que cifra el descenso del PC en el 10,5% para 2020.

Así, la firma analista prevé que los envíos mundiales de PCs disminuyan este año, pero tal vez no tanto como se temía inicialmente, ya que la tendencia del trabajo desde el hogar debido a las medidas aplicadas para frenar la propagación de los coronavirus, lo que ha dado lugar a un repunte de ventas.

Según el informe, los envíos mundiales de dispositivos —PC, tabletas y teléfonos móviles— disminuirán un 13,6% en 2020, totalizando 1.900 millones de unidades. Sin embargo, si se considera únicamente los envíos de PC, Gartner estima que se prevé que dicho mercado experimente un descenso de “sólo” el 10,5% en 2020, un descenso notablemente menor que el del mercado de dispositivos en su conjunto.

Profundizando en la categoría de los PC, Gartner calcula que se prevé que los envíos de ordenadores portátiles, tabletas y Chromebooks, específicamente, vuelvan a disminuir más lentamente que el mercado de PC en general en 2020.

Según el director senior de Investigación de Gartner, Ranjit Atwal, el mercado de los PC se ha librado del peor de los impactos de los envíos causados por COVID-19, en gran parte gracias al rápido, aunque temporal, aumento del trabajo a distancia en todo el mundo.

«El descenso previsto en el mercado de los ordenadores personales en particular podría haber sido mucho peor», ha explicado Atwal. «Sin embargo, los cierres gubernamentales debidos a COVID-19 obligaron a las empresas y a las escuelas a permitir que millones de personas trabajaran desde sus casas y a aumentar el gasto en nuevos ordenadores portátiles, Chromebooks y tabletas para esos trabajadores. Asimismo, la educación y las oficinas gubernamentales también aumentaron el gasto en esos dispositivos para facilitar el aprendizaje electrónico», ha agregado.

El informe de Gartner también sugiere que la tendencia del trabajo desde el hogar probablemente tenga un efecto más duradero en el mercado de las computadoras personales, al alimentar la demanda actual de portátiles más versátiles.

Por eso, según la investigación de Gartner, es probable que el 48% de los empleados trabaje a distancia al menos una parte del tiempo después de la pandemia de COVID-19, en comparación con el 30% antes de la pandemia.

El teletrabajo, al alza
En general, la tendencia del trabajo desde casa es probable que haga que los departamentos de TI cambien a más ordenadores portátiles, tabletas y Chromebooks para el trabajo, sugiere Gartner

«Esta tendencia, combinada con la necesidad de las empresas de crear planes de continuidad de negocio flexibles, hará que los portátiles de empresa desplacen a los PCs de escritorio hasta el 2021 y el 2022», ha reconocido su el director senior de Investigación

Si bien los efectos de COVID-19 pueden no resultar tan devastadores para los fabricantes y revendedores de PC como se pensó en un principio, podría causar una perturbación más duradera para el mercado de dispositivos móviles, extendiendo los ciclos de vida típicos de los dispositivos a 2,7 años en 2020.

«Si bien los usuarios han aumentado el uso de sus teléfonos móviles para comunicarse con sus colegas, compañeros de trabajo, amigos y familiares durante los cierres, la reducción de los ingresos disponibles dará lugar a que menos consumidores mejoren sus teléfonos. Como resultado, la vida útil de los teléfonos se extenderá de 2,5 años en 2018 a 2,7 años en 2020», ha añadido Atwal.

En general, se prevé que los envíos de teléfonos móviles totales disminuyan un 14,6% en 2020, según Gartner, mientras que los envíos de teléfonos inteligentes lograrán una disminución ligeramente más lenta, del 13,7% anual, hasta una cifra estimada de 1.300 millones de unidades en 2020.

En cuanto al mercado emergente de los teléfonos 5G, el panorama es sombrío, y Gartner sugiere que, aunque antes se esperaba que los teléfonos 5G asequibles fueran el catalizador para aumentar las sustituciones de teléfonos este año, ya no sea así. De hecho, se prevé que los teléfonos 5G representarán sólo el 11% del total de los envíos de teléfonos móviles en 2020.

«El retraso en la entrega de algunos teléfonos insignia de 5G es un problema constante», dijo la vicepresidenta de investigación de Gartner, Annette Zimmermann. «Además, la falta de cobertura geográfica de 5G junto con el creciente costo del contrato del teléfono 5G impactará la elección de un teléfono 5G».

IDG.es