Intel refuerza su tecnología Wi-Fi con la compra de Rivet Networks

0
32

Intel ha anunciado la adquisición de Rivet Networks, con lo que añadirá su equipo de Red Killer y el software de gestión a su propio catálogo, licenciando solo el software a otras compañías.

La compañía no ha revelado el precio de compra del catálogo Killer de controladores ethernet, chips inalámbricos y software de administración, que ahora formarán parte de la línea de productos de Intel. Sí ha admitido que Rivet formará parte del Grupo de Soluciones Inalámbricas dentro del Grupo de Computación para Clientes de Intel, y que seguirá otorgando licencias de su software Killer a los clientes.

La adquisición amplía la oferta alrededor de las CPU de Intel a escala de una plataforma completa. Aunque el Core i9-10900K de Intel puede ser la CPU de juegos de escritorio más rápida del mundo en este momento, Intel se enfrenta a una intensa presión de AMD tanto en el mercado de las computadoras de escritorio como en el de los portátiles -la CPU del portátil AMD Ryzen 7 4700U supera a los chips de juegos de la serie H de Intel-. Históricamente, la reacción de Intel ha sido enfatizar otros aspectos de la plataforma, y la adquisición de Rivet ayuda a lograrlo.

Hacer que el Wi-Fi de Intel sea un producto de primera calidad
Aunque los productos de Killer abarcan tanto la red ethernet como el Wi-Fi (incluyendo la combinación de ambas para un ancho de banda aún mayor), Intel ve la adquisición como un beneficio principalmente para su negocio inalámbrico. De hecho, descrito la compra de Rivet como un «excelente complemento a nuestros productos Wi-Fi existentes y nos ayuda a avanzar en nuestra visión de ofrecer plataformas de PC que potencien la mayor contribución de cada persona», señaló la compañía en un artículo publicado en su blog.

Eric McLaughlin, vicepresidente del Grupo de Computación para Clientes de Intel y gerente general de su Grupo de Soluciones Inalámbricas, fue un poco más allá. En su opinión, Intel continuará vendiendo las líneas Killer de controladores alámbricos e inalámbricos; y la tecnología será ampliamente aplicable tanto a los consumidores como a las líneas comerciales y de negocios. Los primeros productos deberían ser integrados en el catálogo de Intel a finales de este año, anotó el ejecutivo.

La combinación Killer-Intel ya aparece en portátiles recientes como el Dell XPS 17, por lo que su combinación parece ser una evolución natural. Cuando Killer lanzó su tarjeta de red Wi-Fi AX1650 el año pasado, la compañía dijo que entre la nueva tecnología Wi-Fi 6 y su propio software, los jugadores podían obtener hasta tres veces «mejor» latencia en el juego que con un chip Wi-Fi estándar, y hasta cinco veces mejor en la transmisión de video.

«Tenemos hardware de primera clase y capacidades de conducción de primera clase», anotó McLaughlin. «Y esto trae una capa de experiencia en software más allá de lo que tenemos internamente, que le ayuda a manejar la conexión y optimizar la conexión que tienes».

McLaughlin también ha declarado que la adquisición de Rivet permite a Intel ir «más allá del estándar»; es decir, las capacidades permitidas por (y restringidas a) un estándar inalámbrico como 802.11ax. «Ciertamente buscamos maneras de mejorar esas conexiones», dijo. «Lo que Rivet hace es priorizar y habilitar la calidad del servicio», ha apostillado.

Los recientes movimientos de Intel en el sector inalámbrico
Estratégicamente, la compra de Intel de Killer podría hacer más difícil para AMD, o para los fabricantes de PCs que usan los procesadores de AMD, incluir la tecnología de Killer. Por cualquier razón, no hemos visto a muchos fabricantes de portátiles que combinen Thunderbolt con un procesador Ryzen, otra tecnología de E/S que Intel ha promovido.

Sin embargo, como quiera que se vea, la adquisición de Rivet se basa en los movimientos que Intel ya ha hecho para ofrecer una mejor experiencia Wi-Fi. Los procesadores Ice Lake Core de Intel de 10º generación tomaron el MAC Wi-Fi 6 integrado (alias 802.11ax) y le agregaron una función opcional «Wi-Fi 6 Gig+». El principal beneficio de Wi-Fi 6 es lo que se conoce como «Acceso Múltiple por División de Frecuencia Ortogonal», o OFDM, que reduce la latencia de la red en un 75% en comparación con Wi-Fi 5. Wi-Fi 6 Gig+ aumenta el tamaño de los canales disponibles a 160MHz, incrementando el ancho de banda total a 1.68Gbps, muy por encima de las capacidades de la mayoría de los enrutadores normales”.

Computerworld, España – CIOPeru.pe