La IA, al servicio de evitar catástrofes económicas

0
34

Basada en el aprendizaje automático, es capaz de simular escenarios económicos que podrían ayudar a a los gobiernos a tomar decisiones asumiendo menos riesgos y así evitar decisiones irreversibles.

Salesforce es uno de los referentes mundiales en Inteligencia Artificial (IA) gracias a su tecnología Einstein. Una de las aplicaciones más útiles y ventajosas que ofrece esta tecnología es que la propia tecnología nos permite crear un campo de pruebas virtual disponible para los economistas, un marco donde probar variables mediante simulaciones de laboratorio. Dar a conocer esta aplicación de la IA es el principal objetivo de The AI Economist, un marco de aprendizaje automático que permite realizar simulaciones de escenarios para ver el impacto social de las decisiones políticas y económicas. Basada en IA de aprendizaje automático, esta tecnología podría ayudar a los gobiernos a tomar decisiones asumiendo menos riesgos, uno de los grandes hándicaps que estamos viendo actualmente con la crisis del COVID-19.

El modelo tiene como objetivo un equilibrio óptimo entre igualdad y productividad, lo que constituye uno de los principales diferenciadores del modelo con respecto a otras aplicaciones de IA/machine learning. The AI Economist no está interesado en vencer a un enemigo, sino que busca permanentemente un escenario beneficioso para todas las partes: empresas, ciudadanos y Estado.

Los resultados han sido prometedores hasta ahora. Por ejemplo, en las simulaciones The AI Economist logra ganancias del 16% en comparación con el siguiente mejor modelo, el del prestigioso economista y profesor de la Universidad de Berkeley, Emmanuel Saez. The AI Economist también mejora la igualdad en un 47% en comparación con el mercado libre con sólo un descenso del 11% de productividad. Otro aspecto de The AI Economist es que implementa listas de impuestos cualitativamente; impone tasas impositivas superiores a las rentas más altas y tasas más bajas para los ingresos medios.

Además, The AI Economist también es eficaz en las simulaciones con participantes humanos, logrando compensaciones competitivas de igualdad-productividad y un promedio de bienestar social ponderado por ingresos significativamente más alto. En este sentido, estos resultados sugieren que los futuros modelos fiscales impulsados por la IA podrían mejorar con éxito los resultados sociales de la misma manera que en este escenario virtual en el mundo real.

La visión de Salesforce para The AI Economist es permitir un estudio objetivo del impacto de las políticas económicas en las economías del mundo real a un nivel de complejidad que la investigación económica tradicional no puede abordar fácilmente. La intersección del aprendizaje automático y la economía presenta una amplia gama de direcciones de investigación de gran utilidad y se traducen en nuevos avances que tendrán un impacto social positivo significativo.

Simulaciones para entender un mundo cambiante
Un gobierno puede preferir la redistribución de los ingresos para mejorar la igualdad. Sin embargo, el aumento de los impuestos puede desalentar el trabajo y puede afectar especialmente a los trabajadores altamente cualificados. Una política fiscal ‘inteligente’ optimiza este equilibrio entre la igualdad y la productividad. Los impuestos pueden mejorar la igualdad mediante la transferencia de riqueza. Al mismo tiempo, una mayor carga impositiva también puede disminuir la productividad porque puede desmotivar a los trabajadores. The AI Economist persigue una política fiscal que optimice este equilibrio.

Las simulaciones económicas basadas en IA todavía tienen limitaciones. Todavía no modelan los factores de comportamiento humano y las interacciones entre las personas y consideran una economía relativamente pequeña. Sin embargo, este tipo de simulaciones proporcionan una visión transparente y objetiva de las consecuencias económicas de las diferentes políticas fiscales. Además, este enfoque basado en los datos puede utilizarse junto con cualquier objetivo social para encontrar automáticamente una política tributaria con buenos resultados. Las simulaciones futuras podrían mejorar la fidelidad de los agentes económicos utilizando datos del mundo real, mientras que los avances tecnológicos y la ingeniería en gran escala podrían aumentar el alcance de las simulaciones económicas.

“Este tipo de investigaciones tiene un gran potencial para aumentar la igualdad y la productividad en el mundo real, ayudando a promover economías más justas. Esperamos que The AI Economist pueda fomentar la transparencia y el debate abierto y basado en hechos sobre la aplicación del aprendizaje automático a la toma de decisiones económicas” afirma Richard Socher director de Salesforce Research. “Nuestra esperanza es que los futuros modelos económicos de IA puedan aumentar de manera sólida y transparente la elaboración de políticas económicas en el mundo real y, al hacerlo, mejorar el bienestar social”.

IDG.es