Cinco consejos para mejorar tu conexión Wi-Fi

0
14

El día 20 de junio es el día mundial de esta conexión inalámbrica que a veces trae de cabeza a sus usuarios por los temas de latencia.

El 20 de junio se celebra el Día Mundial del Wi-Fi. Este día es una iniciativa global formulada por la Wireless Broadband Alliance, que pretende destacar el importante papel que tiene la LAN inalámbrica para nuestra sociedad. En Europa, según Eurostat, el 85% de la población ya utiliza Internet, principalmente a través del Wi-Fi de sus propios domicilios.

No obstante, ¿cuál es la calidad de una red doméstica en las casas de la gente? No siempre es la ideal. Cualquier persona que quiera disfrutar del mejor momento de una serie sin interrupciones, descargar rápidamente las últimas novedades de un videojuego o leer las noticias online rápidamente, necesita una conexión Wi-Fi rápida y estable. Por este motivo, devolo ofrece cinco consejos que te ayudarán a mejorar tu Wi-Fi.

Comprobación rápida del Wi-Fi
Un primer paso valioso es hacer un breve análisis de tu situación. Para ayudarte, existen útiles herramientas de análisis como el Ekahau HeatMapper, recomendada por los expertos. Este programa te permite empezar a crear un plano de planta de tu casa para poder medir posteriormente el nivel de cobertura Wi-Fi.

Otra opción apta para la mayoría de usuarios es el uso de una aplicación sencilla como WiFi Analyzer.

Posiciona el router de manera correcta
¿Tu WiFi es demasiado lento o la conexión se detiene por completo muy a menudo? Esto se debe principalmente a un problema de alcance, ya que en muchas casas el router está situado en un rincón. Lo ideal es colocarlo en una posición central y un poco elevada como, por ejemplo, encima de una mesa o un armario en medio de la casa. Además, el router no debería estar bloqueado por otros objetos situados en frente o al lado suyo. Si el router tiene antenas externas, pueden orientarse con ángulos diferentes y puedes probar varias posiciones hasta que mejore la recepción.

¿El router es demasiado antiguo?
Si tienes que reemplazar tu router antiguo, el nuevo modelo debería soportar el nuevo estándar Wi-Fi 5 (Wi-Fi ac), que es considerablemente más rápido que el Wi-Fi 4 (Wi-Fi n). Además, una parte del Wi-Fi 4, la banda 2,4 GHz, está extremadamente sobrecargada en muchas áreas urbanas.

Tu Wi-Fi recuperará la velocidad de nuevo cambiándose a la banda de 5 GHz del estándar Wi-Fi 5. Sin embargo, esto solo funciona si los receptores Wi-Fi como, por ejemplo, un smartphone, un portátil o una tablet también son compatibles con el nuevo estándar Wi-Fi 5.

Repetidores Wi-Fi para cortas distancias
En pisos grandes o casas unifamiliares puede haber largas distancias, paredes o incluso techos de hormigón reforzado entre el router y los receptores Wi-F. Estos obstáculos actúan como un freno sobre la señal Wi-Fi, que se vuelve cada vez más lenta y, en el peor de los casos, se pierde completamente. El uso de un repetidor Wi-Fi es útil para las distancias más cortas como, por ejemplo, de una habitación a otra. Sin embargo, no es adecuado para grandes viviendas porque los repetidores también usan la red Wi-Fi para la transmisión de datos entre ellos.

Internet desde el enchufe
Los adaptadores Powerline son una gran solución para tener una buena conexión. El truco: utilizan el propio circuito eléctrico de la casa como si fuera un extenso cable de datos. La ventaja: las paredes, los techos de hormigón e incluso los sistemas de calefacción por suelo radiante dejan de ser un obstáculo porque la solución está basada en el cable.

Los adaptadores Powerline WiFi enchufados en cualquier toma de corriente crean un punto de acceso rápido a Internet con el 100% de velocidad. Además, la instalación es muy sencilla: basta con enchufar el adaptador, esperar unos instantes y empezar a navegar. Los modelos actuales combinan lo mejor de la tecnología Wi-Fi con la tecnología Powerline más veloz.

IDG.es