Japón se sube al podio de la supercomputación mundial

0
10

El superordenador japonés Fugaku, desarrollado conjuntamente por RIKEN y Fujitsu, es el más potente del mundo, según la última lista TOP500. Japón no lograba liderar este ranking desde noviembre de 2011.

Con un rendimiento LINPACK de 415,53 petaflops y un ratio de eficiencia de computación del 80,87%, el superordenador japonés Fugaku ha logrado subirse al podio de la 58ª edición de la lista TOP500, que desvela cuáles son los computadores más potentes del mundo. La máquina, que también lidera el ranking internacional HPCG (High Performance Conjugate Gradient) con una puntuación de 13.400 teraflops y copa el primer puesto en el ranking HPL-AI con 1.421 teraflops ha sido desarrollada conjuntamente por RIKEN y Fujitsu.

Fugaku es un superordenador pensado para contribuir a la llamada ‘sociedad 5.0’, un concepto que se refiere a una sociedad inteligente capaz de crear nuevos valores, mediante la resolución de problemas sociales y científicos de primer nivel durante la actual década. Esta máquina puede solucionar problemas sociales utilizando técnicas de simulación y avanzar en el desarrollo de las tecnologías de inteligencia artificial y en aquellas relacionadas con la distribución y el procesamiento de la información.

Que Fugaku lidere la lista Top500 es un hito para Japón, pues se trata de la primera vez que una supercomputadora nipona ocupa el primer lugar de este ranking desde que la computadora K logró el primer puesto en noviembre de 2011 (en la 38ª lista TOP 500).

El rendimiento de Fugaku es aproximadamente 2,8 veces mayor que el de la supercomputadora que ocupa el segundo lugar en la lista TOP500, el superordenador de IBM llamado Summit, que tiene 148,6 petaflops. En tercer lugar se encuentra Sierra, un sistema del Lawrence Livermore National Laboratory (LLNL) de California, con 94,6 petaflops; en cuarto el sistema chino Sunway TaihuLight, desarrollado por el Centro Nacional de Investigación de Ingeniería y Tecnología Informática Paralela del país asiático, con 93 petaflops; y en quinto puesto está también el superordenador chino Tianhe-2A (Milky Way-2A), desarrollado por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa de China (NUDT), con 61,4 petaflops.

China es el país con más superordenadores pero Estados Unidos le supera en potencia
Según se puede observar en la lista, China sigue dominando en número de sistemas, con 226 supercomputadoras en este ranking. Estados Unidos se encuentra en segundo lugar con 114 sistemas, Japón en tercero con 30, Francia en cuarto con 18 y Alemania en quinto con 16.

No obstante, aunque Estados Unidos sigue a China en número de superordenadores, el país americano aventaja aún al asiático en el rendimiento total de la lista con 644 petaflops frente a los 565 petaflops de China. Japón, con un sistema significativamente más pequeño, alcanza 530 petaflops.

Los fabricantes chinos dominan la lista en cuanto al número de instalaciones, con Lenovo (180), Sugon (68) e Inspur (64) con 312 de los 500 sistemas. HPE tiene 37 sistemas, mientras que Cray/HPE dispone de 35. Fujitsu cuenta solo con 13 sistemas en la lista, pero gracias a su supercomputadora Fugaku, ahora número uno, la empresa lidera la lista en el rendimiento total con 478 petaflops. Lenovo, con 180 sistemas, ocupa el segundo lugar en rendimiento con 355 petaflops.

IDG.es