Crisis actual impulsa el “efecto Alibaba” en América Latina

0
25

Comenzando el año 2003 parte del mundo sufrió la pandemia del SARS y uno de los países más golpeados fue China. No solo por la cantidad de personas contagiadas sino porque la situación provocó una serie de bloqueos económicos de magnitudes inimaginables. Para ese entonces, Alibaba sólo tenía 4 años en el mercado, pero a raíz de este inesperado problema el panorama de la empresa era oscuro y las proyecciones no eran favorables en un futuro cercano.

Jack Ma, el fundador de la compañía, en su afán de buscar una solución y tomando las medidas de cuarentena respectiva, se instaló en un departamento junto con un grupo de empleados para desarrollar Taobao, un mercado en línea que se convirtió en un monstruo y sirvió de plataforma para impulsar la idea de Alibaba, logrando obtener ganancias de más de medio billón de dólares en medio de la crisis.

Con su innovadora propuesta de negocios el empresario chino demostró al mundo que detrás de cada situación difícil hay oportunidades para reinventarse y no detenerse en el camino. Taobao salió al mercado en pleno confinamiento cuando no solo las empresas atravesaban una crisis sino las personas estaban encerradas en sus hogares, llegando a marcar la diferencia que cambió para siempre el comercio electrónico en China.

En este sentido “el efecto Alibaba” además de superar la crisis económica y sanitaria del 2003, la empresa salió fortalecida al abrir oportunamente la nueva línea de negocios que incrementó exponencialmente la capitalización de mercado de la compañía.

Sin duda alguna, resultó exitoso el esfuerzo de un grupo de pro activos trabajadores de esta compañía, que junto con Jack Ma, convirtieron el periodo de confinamiento en la mejor oportunidad de negocio, ya que finalizaron oportunamente el desarrollo de Taobao, la plataforma tecnológica que transformó la manera de comercializar productos en internet.

Durante los últimos años, Jack Ma también fue una pieza clave en el crecimiento financiero de Softbank, el conglomerado japonés que posee el fondo de inversiones más grande del mundo, con más de 100 mil millones de dólares bajo gestión, el cual ha destinado recientemente importantes financiamientos a startups de América Latina.

No es casualidad que desde 2019, el gigante del Venture Capital ha invertido cerca de USD $ 2 mil millones en 18 empresas de la región, a través de su brazo de inversiones Innovation Fund, apostando de forma certera por empresas tecnológicas con innovadoras propuestas de negocios y atractivas proyecciones de crecimiento.

Y es justo, de la mano SoftBank que estamos viendo del “Efecto Alibaba” en las emergentes empresas fintech de Latinoamérica, que están logrado potenciar sus negocios y encontrar nuevas oportunidades de mercado en medio de la crisis generada por el Covid-19.

En este contexto, el apalancamiento de Softbank cobra sentido al permitir que el que ecosistema de emprendimiento de la región crezca con muchas probabilidades de introducir de forma exitosa productos y servicios ajustados a los nuevos escenarios de mercado y nuevas demandas de los consumidores en este complejo escenario mundial.

Es por ello que las empresas de eCommerce y de prestación de servicios financieros digitales en la región están maximizando sus ganancias, pues son el foco de la inversión y en las cuales se vislumbra el «efecto Alibaba” en América Latina.

Ahora con mayor confianza y credibilidad, cobra fuerza la idea de que la nueva y pujante generación de emprendedores latinos está lista para dar el salto a la innovación de la mano de una economía digital; aún más cuando este nuevo modelo de negocio está apalancado por un fondo de inversión que realmente sabe cómo y dónde invertir en época de crisis.

A pesar del clima económico mundial, donde reina una incertidumbre generalizada, se esperan grandes inversiones para el 2020 en América Latina. El seguro y claro conocimiento financiero que caracteriza a SoftBank anunció inversiones de capital en países como Argentina, Chile, Colombia y Brasil.

La iniciativa financiera de SoftBank de alguna manera está inspirada en cómo Jack Ma, fundador del imperio Alibaba Group, superó la crisis del SARS en 2003, una pandemia similar al Covid-19. De este modo, se entiende claramente que la crisis abre las puertas de innovación en las empresas de América Latina y el mundo.

Producto de este fenómeno se avecinan grandes y atractivas oportunidades para startups latinas, gracias a la asignación de capital o fusiones de negocios rentables detectados por SoftBank. Tal es el caso de las siguientes empresas, donde se espera inversiones de capital, provisión de soporte tecnológico, marketing y respaldo al capital humano para apalancar sus operaciones:

La fintech AlphaCredit que ofrece una cartera de préstamos y soluciones financieras para pymes en México y Colombia.

Petlove, donde el ingenio llevó el cuidado de mascotas en Brasil al comercio electrónico
Softbank continúa buscando nuevas empresas en América Latina para ser incluidas en su exitoso ecosistema. Al mismo tiempo está consciente que no todas las empresas están a tono para capitalizar el efecto “Alibaba”, comprendiendo que las empresas más fuertes no son las que sobreviven a las crisis, sino las que se adaptan mejor a los cambios.

Sin embargo, se piensa que el Covid-19 impulsa a los gobiernos, empresarios y consumidores del continente suramericano a invertir en plataformas digitales con propósito solidario y filantrópico, pues ya se ven los resultados:

El banco Caixa brasileño, dispone de una App para distribuir el aporte económico de a los ciudadanos de escasos recursos.

Banco Inter, de Brasil implementó el trabajo remoto sin comprometer su cartera de clientes.

Creditas creó un fondo con aportes económicos del tren ejecutivo para apoyar las necesidades de otros empleados.

Fuente: America Digital News