HPE da un golpe en la mesa de SD-WAN con la adquisición de Silver Peak

Su tecnología Unity WAN se incluirá en el catálogo de Aruba y le permitirá dar un salto significativo en el mercado SD-WAN.

0
10

HPE ha dado un paso significativo en el mercado SD-WAN con la adquisición del proveedor de redes Silver Peak por 925 millones de dólares. Así, la tecnología Unity WAN de dicho proveedor quedará incluida en la cartera de Aruba y le permitirá competir con garantías en un mercado como el de SD-WAN, donde compañías como Cisco o VMware gozan de posiciones competitivas a la hora de generar negocio.

Fundada en 2004 por David Hughes, que sigue siendo director general, Silver Peak desarrolla una variedad de tecnologías de red de área amplia, incluyendo la optimización de la WAN y el software SD-WAN.

«Nuestra plataforma de borde SD-WAN Unity EdgeConnect es altamente complementaria con las ofertas de SD de HPE, y se convertirá en la pieza central de la estrategia de Edge WAN de Aruba,» ha escrito Hughes al respecto de la venta de la compañía a HPE en su blog. «Al cerrar el trato, nos convertiremos en parte de la división de HPE en Aruba, reuniendo la cartera de redes seguras de extremo a extremo más completa de la industria, desde el centro de datos hasta el campus, pasando por las sucursales y las ubicaciones de los trabajadores remotos».

A medida que las aplicaciones continúan moviéndose a la nube, el trabajo remoto y los empleados móviles aumentan, y miles de millones de dispositivos de IoT se añaden a la red, el mercado de SD-WAN está creciendo rápidamente, o al menos lo era antes de la pandemia de COVID-19. Por ejemplo, HPE Aruba cita 650 investigaciones del Grupo que dicen que el mercado de SD-WAN crecerá de 2.300 millones de dólares en 2020 a 4.900 millones en 2024.

De hecho, son las familias de SD-WAN SD-Branch y Edge Services Platform las que Aruba está buscando mejorar con la tecnología WAN de Silver Peak.

Y es que, las arquitecturas WAN heredadas ya no son viables e incurren en costes relativamente altos, lo que obliga a las empresas a invertir en tecnología SD-WAN para garantizar conexiones seguras, escalables y eficientes desde el borde de su red hasta una mezcla diversa de puntos finales en las instalaciones y basados en la nube. «La necesidad de arquitecturas de borde a nube nunca ha sido más relevante, ya que las empresas buscan extender la conectividad a las ubicaciones de las sucursales y permitir experiencias seguras de trabajo desde el hogar», ha admitido Keerti Melkote, presidente de Edge inteligente de Hewlett Packard Enterprise y fundador de Aruba Networks.

Aruba introdujo recientemente su Plataforma de Servicios de Borde (ESP), que puede analizar los datos de telemetría generados por Wifi o equipos de conmutación de redes y utilizarlos para optimizar automáticamente la conectividad, descubrir problemas en la red y asegurar el entorno general de borde. La ESP, que según la empresa ha estado en desarrollo durante más de cuatro años, no sólo construye un lago de datos del centro de datos de un cliente, el campus y la información SD-WAN, sino que también lo combina con las estadísticas de unos 1.500 millones de puntos de datos generados diariamente por los dispositivos de Aruba en todo el mundo. ESP luego aplica sus algoritmos de inteligencia artificial y de aprendizaje automático para resolver problemas antes de que se conviertan en problemas, declaró la compañía.

Por otro lado, Aruba también ha mejorado recientemente su software SD-Branch con la detección de ataques basados en la identidad y la prevención de intrusiones, lo que incluye mejoras en su SD-WAN Orchestrator para facilitar el despliegue de características de seguridad a gran escala. El software SD-Branch de Aruba se ejecuta en las puertas de enlace de sus sucursales e incluye una variedad de características integradas como un cortafuegos que soporta redes LAN, WAN, Wifi y segmentación, así como la integración con el software de gestión de políticas ClearPass de la empresa y su paquete basado en la nube Aruba Central. El paquete puede integrar sus datos con plataformas de seguridad asociadas como Check Point, Palo Alto Networks y Z-Scaler.

Los expertos consideran que el movimiento Silver Peak es positivo, aunque elimina a uno de los pocos proveedores de tecnología SD-WAN independientes que quedaban en el mercado.

«Aruba obtiene una tecnología SD-WAN más robusta con Silver Peak, y se beneficiarán de obtener su base de clientes [según se informa, unos 1.500 clientes]», ha declarado Lee Doyle, analista principal de Doyle Research y bloguero de Network World. «Aruba tiene un montón de grandes piezas para los clientes empresariales, y ahora añade a su catálogo una oferta fuerte SD-WAN para ir con su propio Wifi y SD-Branch».

Doyle considera que, mientras muchos de los vendedores de SD-WAN han caído, incluyendo Viptela, que ha pasado a manos de Cisco y VeloCloud a las de VMware, existe un número de vendedores de SD-WAN que permanecen independientes, como es el caso de Aryaka, Cato, Fortinet y Versa. Y eso teniendo en cuenta que «es un mercado difícil en estos días sin un gran socio,» ha admitido Doyle.

IDG.es