La infraestructura de la red 5G, la gran protagonista del gasto mundial

Gartner pronostica que casi se duplicará en todo el mundo en 2020.

0
25

El desarrollo de 5G promete alcanzar niveles de excepción en 2020 si nos atenemos a los pronósticos de Gartner. Así, respecto a la inversión en infraestructura de redes para soportar dicha tecnología, el gasto alcanzará el 21,3% de la infraestructura inalámbrica total; y los ingresos mundiales del mercado de la infraestructura de la red 5G casi se duplicarán en 2020 para alcanzar los 8.100 millones de dólares.

Si bien se espera que los ingresos totales de la infraestructura inalámbrica disminuyan un 4,4% hasta los 38.100 millones de dólares en 2020 y la inversión de los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) en la infraestructura de la red 5G representó el 10,4% de los ingresos totales de la infraestructura inalámbrica en 2019, esta cifra alcanzará el 21,3% en 2020.

«La inversión en infraestructura inalámbrica continúa ganando impulso, ya que un número creciente de CSPs están dando prioridad a los proyectos 5G mediante la reutilización de los activos actuales, incluyendo los anchos de banda del espectro radioeléctrico, las estaciones base, la red central y la red de transporte, y la transición del gasto en LTE/4G al modo de mantenimiento», admite Kosei Takiishi, director senior de Investigación de Gartner. «Los primeros adoptadores de 5G están impulsando una mayor competencia entre los CSPs. Además, los Gobiernos y los reguladores están fomentando el desarrollo de la red móvil y apostando a que será un catalizador y multiplicador del crecimiento económico generalizado en muchas industrias», sostiene.

El aumento de la competencia entre los CSPs está provocando que se acelere el ritmo de adopción del 5G. El nuevo ecosistema O-RAN (red de acceso abierto a la radio) y vRAN (RAN virtualizada) podría perturbar el actual bloqueo de los proveedores y promover la adopción de 5G, al proporcionar productos 5G rentables y ágiles en el futuro. Es más, Gartner predice que los CSPs en la Gran China (China, Taiwán y Hong Kong), Asia/Pacífico maduro, América del Norte y Japón alcanzarán una cobertura de 5G en el 95% de las poblaciones nacionales para 2023.

«A pesar de que las tasas de crecimiento de las inversiones en 5G son ligeramente inferiores en 2020 debido a la crisis de COVID-19 (excluyendo la Gran China y el Japón), los ESTC de todas las regiones están orientando rápidamente los gastos nuevos y discrecionales para construir la red 5G y 5G como plataforma», añade Takiishi.

A corto plazo, la Gran China está a la cabeza del mundo en el desarrollo de 5G, con el 49,4% de la inversión mundial en 2020 atribuida a la región. La infraestructura rentable fabricada en China, junto con el patrocinio estatal y la reducción de las barreras regulatorias, están allanando el camino para que los principales ESTC de China construyan rápidamente una cobertura 5G. «Sin embargo, otras naciones de adopción temprana y tecnológicamente adeptas no se quedan atrás», apostilla Takiishi.

Por eso, Gartner espera que la inversión en 5G se recupere modestamente en 2021 a medida que los CSPs busquen capitalizar los cambios de comportamiento provocados por la elevada dependencia de las poblaciones en las redes de comunicación. La inversión 5G superará a la de LTE/4G en 2022.

Los CSPs añadirán gradualmente capacidades autónomas (SA) a sus redes 5G no autónomas (NSA), y Gartner predice que para 2023, el 15% de los CSPs de todo el mundo operarán redes 5G autónomas que no dependen de la infraestructura de redes 4G. Esto desviará rápidamente la inversión en tecnología inalámbrica de la LTE/4G y el gasto en infraestructura de RAN heredada disminuirá rápidamente.

IDG.es