VMware introduce nueva versión de NSX Advanced Load Balancer

0
9

Siguiendo con su objetivo de centrarse en las empresas que utilizan hardware de equilibrio de carga heredado, VMware ha actualizado el soporte a la nube y Kubernetes en su controlador principal de equilibrio de carga basado en software.

El NSX Advanced Load Balancer 20.1 de VMware, disponible a finales de mes, tiene características que ayudan a los clientes a escalar aún más las aplicaciones en cualquier infraestructura desde los centros de datos y las nubes privadas y públicas, al tiempo que elimina la necesidad de equilibradores de carga basados en hardware, afirmó Tom Gillis, vicepresidente senior y director general de la unidad de negocio de redes y seguridad de VMware.

La infraestructura heredada no puede ofrecer aplicaciones de forma segura y fiable, sobre todo porque los clientes buscan ahora elasticidad, flexibilidad y agilidad. El auge de los contenedores, las API y el análisis presenta una oportunidad para que la infraestructura se convierta en componible, automatizada e inteligente sin las limitaciones de un enfoque basado en los dispositivos, indicó Gillis.

Desde que compró su tecnología de balanceo de carga con Avi Networks en el 2019, el VMware Advanced Load Balancer ha reemplazado a más de siete mil balanceadores de carga basados en hardware, anotó Gillis.

VMware compró Avi con el plan de potenciar sus capacidades de virtualización de redes de centros de datos añadiendo la tecnología de equilibrio de carga, análisis y entrega de aplicaciones de Avi a la arquitectura de redes de nube virtual definida por software de VMware, que define cómo las empresas pueden construir y controlar la conectividad y la seguridad de la red desde el centro de datos a través de la WAN hasta los entornos de nube múltiple.

La integración de Avi con VMware NSX ofrece un tejido de servicios de aplicaciones que se sincroniza con el controlador NSX para proporcionar un equilibrio de carga automatizado y elástico, que incluye análisis en tiempo real de las aplicaciones implementadas en un entorno de red definido por el software.

La tecnología Avi también monitoriza, escala y reconfigura los servicios de aplicación en tiempo real en respuesta a los requisitos de rendimiento cambiantes. La plataforma también cuenta con un firewall inteligente para aplicaciones web (iWAF) con un tejido de seguridad de aplicaciones web distribuido para hacer cumplir las políticas de seguridad.

Específicamente, en el NSX Advanced Load Balancer 20.1, VMware ha añadido una integración más estrecha con la plataforma Google Cloud, que permite a los clientes distribuir las cargas de trabajo de manera uniforme a través de la red para mejorar la capacidad, la eficiencia y la fiabilidad, señaló la empresa.

VMware también dijo que añadió una nueva arquitectura de Servicios de Ingreso de Kubernetes para despliegues de contenedores multi-cluster y multi-sitio que permite a los clientes distribuir eficientemente las cargas de trabajo a través de los contenedores de Kubernetes.

Michael Cooney, NetworkWorld.com